El Fanático: Personajes Brillantes (y No Tanto) del Deporte Mundial

  • Jason Collins y Michael Sam
  • Gana Dale Earnhardt Junior
  • Adiòs Hubertus Von Hohenlohe

DATO DEL DÌA. Jamal Crawford anotò 36 puntos y los otros cuatro titulares de los Clippers cooperaron con al menos 18 puntos cada uno en el triunfo de su equipo ante Oklahoma el domingo; es la primera vez desde el 26 de Marzo de 1983 que el “otro equipo de Los Àngeles” logra algo asì, y en ese entonces su sede era San Diego.

JASON COLLINS. Logrò contrato de diez días y el domingo comenzó a jugar con los Nets, frente a los Lakers, y no anotò, recuperò dos rebotes y cometió cinco faltas en diez minutos y 37 segundos que jugò, con lo que Jason Collins se convirtió en el primer homosexual que juega en un partido oficial de cualquiera de las cuatro ligas mayores en Estados Unidos.

No se esperan protestas, ni problemas, durante el resto del contrato de Collins con Brooklyn, la corrección política entre los estadounidenses es algo ya tan fuerte que romper códigos de silencio, aùn con un derecho real de libertad de expresión, que pocos creen que haya algún incidente de rechazo.

MICHAEL SAM. Hace días comenzaron los entrenamientos para aspirantes a la NFL ante los buscadores de talento y una de las presencias màs esperadas era la de Michael Sam, quien egresò de Missouri y espera ser elegido en el draft, lo que de ocurrir lo convertirìa en el primer homosexual en la historia de la liga; y al igual que en el caso citado antes, no se espera algún asunto grave, aunque màs posible que en la NBA.

JUNIOR. Dale Earnhardt Junior, hijo de una de las màs grandes leyendas de la historia de NASCAR y el automovilismo estadounidense, ganó el domingo por segunda vez las 500 Millas de Daytona, un evento que tiene una significación especial para èl ya que fue la carrera que màs trabajo le costò ganar a su padre y donde este encontró la muerte en un accidente.

HUBERTUS. El mexicano, miembro de familia real europea, Hubertus Von Hohenlohe, apenas estuvo de pie en el descenso en slalom en los Juegos Olìmpicos de Sochi durante 53 segundos, antes de rodar por la nieve y ser uno de los 38 que no acabaron el recorrido, para cerrar (creemos) asì su ciclo olímpico que comenzó en Sarajevo 1984.

Dos cosas rescatables: su participación fue porque dio el mínimo requerido por el COI, no la comprò, y que a sus 55 años es gracia si consideramos que en Mèxico a esa edad millones se sienten ancianos; si hay culpables son el Comitè  Olìmpico Mexicano y la Conade, que lo avalaron.

Para ver ediciones anteriores de esta columna haga click aquì por favor. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Automovilismo, Basquetbol, Columna EL FANÁTICO, Futbol Americano, Historia, Juegos Olímpicos, Números y Estadísticas, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario