El Fanàtico (Mièrcoles, Agosto 13, 2014): Ciudades Privilegiadas por el Deporte, Desafortunado Accidente, ¿Necesarios Eventos de Beisbol?

CIUDADES HISTÒRICAS. La màs grande fortuna en la historia de la humanidad la forjò un neoyorkino aunque la sede original de su empresa màs importante fue Cleveland, ciudad que poco después de la mitad del siglo XIX era una de las de mayor crecimiento y modernidad en Estados Unidos, gracias a ese citado empresario, John D. Rockefeller, y muchos otros que siguieron su ejemplo en aquel momento.

Casi un siglo màs adelante esa ciudad fue origen del gènero musical acaso màs popular y fabuloso del planeta, gracias a lo cual en Cleveland està el Salòn de la Fama del Rock, cerca de los escenarios de los tres equipos profesionales deportivos de la ciudad en cuestión: los Indians de las Ligas Mayores, los Browns de la NFL y los Cavaliers de la NBA, los dos primeros con mucha màs historia y logros que el último.

Hace apenas semanas ese sitio del estado norteamericano de Ohio no figuraba como centro neurálgico del deporte profesional estadounidense, pero en apenas días, gracias a tres figuras, se convirtò en mèdula de tres de las ligas consideradas mayores y ahora compite en notoriedad con sitios como Nueva York, Chicago, Los Àngeles y Dallas.

Primero llegó Johnny Manziel, la selección inicial de los Browns en el draft 2014 de la NFL y futuro quarterback titular del equipo; luego regresò LeBron James, después de cuatro años en el sur de Florida; y ahora se une Kevin Love, aunque su cambio será oficial hasta el 23 de este mes, ya que hasta entonces puede ser enviado, por contrato, Andrew Wiggins (a cambio de Love) a Minnesota.

James es el jugador màs notable dentro y fuera de la duela hace años, mientras el llamado “Johnny Football” es sensación desde que jugaba con Texas A&M en la NCAA y no se espera menos en la NFL, y Love es una de las figuras màs respetables de la mejor liga de basquetbol del mundo; y los tres juntos han vuelto privilegiada a Cleveland.

Las ciudades dependen de la civilidad y la productividad de sus habitantes, y aunque no es el factor decisivo, Cleveland tendrá en sus deportes un paliativo importante para su población; y recuerdo que Culiacàn alguna vez fue la única ciudad mexicana con equipos en las tres ligas màs importantes del país: Dorados en la Primera Divisiòn, Tomateros en la Liga Mexicana del Pacìfico y Caballeros en la Liga Nacional de Basquetbol Profesional.

Y si lo piensa bien, ninguna otra ciudad mexicana tuvo ese honor antes y después de lo que señalo acerca de Culiacàn, pues ninguna ha tenido al mismo tiempo un equipo de la división mayor del futbol nacional, uno del mejor circuito de beisbol del país, y de la liga de basquetbol màs importante de nuestro territorio; ni el DF, ni Monterrey, ni Guadalajara, ni Tijuana, solo Culiacàn, làstima que fue por escaso tiempo, apenas un par de años.

DESAFORTUNADO ACCIDENTE. El sábado pasado el experimentado piloto de NASCAR, Tony Stewart, se vio envuelto en un penoso incidente en una pista cercana al circuito de Watkins Glen, Nueva York, donde el domingo debía correr una de las pocas pruebas sinuosas del serial citado. Lo cual no hizo por decisión propia luego de atropellar y matar accidentalmente en el evento sabatino señalado a un piloto de apenas 20 años.

Este último tuvo un choque con Stewart y luego de esto se bajò del auto para esperar a que el veterano de NASCAR diera una vuelta completa al òvalo para enfrentarlo, algo por demàs imprudente y prohibido en todo tipo de circuito y serie por elemental seguridad. El malogrado piloto esquivò primero a otro auto por apenas centìmetros y luego fue arrollado por el auto de Stewart, lo que le causò la muerte. De inmediato se detuvo el evento y un par de horas màs tarde Stewart anunciaba que no correrìa el domingo en el histórico trazado de Watkins Glen.

Fue por lo que se ve en un video, un accidente ocasionado por varias razones, entre ellas la imprudencia de la vìctima pues el protocolo de cualquier serie señala que nadie debe abandonar un auto luego de un accidente hasta no ser revisado por un mèdico y autorizado por un oficial de pista, lo cual no hizo el fallecido, y además todo ocurrió en un circuito pequeño donde no se corren las series mayores de NASCAR, que habitualmente no tienen buena iluminación. Stewart cometió el error de correr sin necesidad en una serie menor por mera afán de competir y ha pagado muy caro.

MUNDIALES DE BEISBOL. Recientemente se celebrò en diversas ciudades de Sinaloa el Mundial de Beisbol de jóvenes de 14 a 15 años, el cual fue un éxito en lo deportivo, a pesar de que en Culiacàn no se jugò en el mejor escenario posible sino en una alternativo de última hora en las instalaciones de Ciudad Universitaria, ya que la directiva de Tomateros no prestò el estadio Àngel Flores, a menos que se pagara medio millón de pesado, aunque ese club recibirà 300 millones del erario público para la construcción de su nuevo escenario. Increíble pero cierto, aunque le parezca irónico.

Se anunció antes del final del evento que para el año 2015 el estado de Sinaloa recibirà otro evento similar, pero de la categoría Sub 21, lo que sin duda será igual un éxito en todo sentido por la gran afición que en estado existe para el beisbol. Y hasta aquí todo està bien, pero salta el problema cuando nos damos cuenta de que estos eventos han sido y serán pagados del erario y con sola intención de satisfacer los caprichos del gobernador de la entidad, que no escatima en recursos públicos para lo que es beisbol y màs si estos le dan relieve nacional e internacional a su nombre y figura, pero cuando se trata de apoyar a jóvenes locales en viajes para competir en eventos deportivos nacionales, siempre hay escasez de dinero y muchas veces no pueden hacer esos viajes.

Ojalà alguien le dijera al gobernador de Sinaloa que su función es gobernar para el bien común y no para llenar sus deseos y caprichos, y menos a costa del erario que todos armamos al pagar nuestros impuestos, y menos aùn que esto deba servir para su imagen, pues la campaña acabò hace cuatro años y su gobierno està en casi la recta final y no ha dado señas de haber valido la pena en ningún sentido para los sinaloenses en general.

El hombre no vive de circo y menos de beisbol, cuando la economía local es un desastre, excepto para los cercanos al mandatario, que dicen han hinchado sus bolsillos en el sexenio como nunca soñaron.

Para ver ediciones anteriores de esta columna haga click aquí por favor. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Automovilismo, Basquetbol, Beisbol, CABALLEROS, Columna EL FANÁTICO, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, Futbol Americano, Futbol Soccer, Historia, Temas y Deportes Diversos, TOMATEROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario