El Fanático: Exceso de Deportes en la Televisión

5314f3e25cfd5.image DATO DEL DÍA. La derrota de San Antonio ante los Clippers fue apenas la segunda por dos o un punto de un equipo campeón defensor de la NBA en un séptimo juego de serie de postemporada; antes los Knicks en 1971 cayeron por dos unidades en el juego decisivo de la serie final del Este ante Baltimore, franquicia hoy en Washington.

EXTREMOS. Fui parte de una generación que vio llegar el primer sistema de televisión de paga a mi ciudad poco antes de cumplir 20 años, además de ver como ese sistema paulatinamente fue creciendo y mientras tanto apenas se veían algunos deportes entre muchos canales de películas y otras producciones.

Soy de una época en la que entre semana era casi imposible ver deportes en TV y la única opción era leer las crónicas en los diarios, esperando con ansia sábados y domingos para ver dos o tres eventos cada uno de esos días y saciar las ganas de atestiguar las hazañas de las que nos daban cuenta los periódicos.

El fin de semana pasado fue la antítesis total de esa situación hoy hasta romántica para los que andamos alrededor del medio siglo de vida, ya que se dieron eventos de todo tipo, desde locales hasta en confines insospechados y casi todos fueron expuestos en TV.

Moto GP, NASCAR, fechas de los Mundiales de Rallys, Autos Turismo y Prototipos; todos los juegos de la Liga Premier inglesa de futbol, todos los del torneo español y el mexicano, además de los mejores duelos del futbol de Holanda, Alemania, Portugal, Brasil, la MLS, Francia, el clásico Boca-River, además de la final de ascenso en México.

Un torneo de golf de la PGA, partidos de las postemporadas de la NBA y la NHL, el mundial juvenil de Hockey sobre Hielo, El Derby de Kentucky y carreras de caballos desde Inglaterra, volibol de Italia, el primer abierto de tennis de Turquía, juegos del beisbol mexicano de verano y las Ligas Mayores, tres días del draft NFL y el Maratón de Praga.

Y la pelea de box más publicitada de la historia, que provocó expectativas muy altas que nadie vio cubiertas luego del evento, pero que permitió a millones en las redes sociales expresarse a manotazos en la mesa como expertos de verdad; además de otras peleas mucho menos importantes y hasta un sainete de mal gusto en Televisa, para no variar.

Dudo mucho que una minoría significativa haya caído en cuenta de la enorme oferta de deportes en TV, la mayoría solo vio “la pelea del siglo” y quizá a los Dorados; y que bueno, porque todo exceso daña y este no es excepción.

Para ver ediciones anteriores de esta columna haga click aquí por favor. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Automovilismo, Basquetbol, Beisbol, Boxeo, Columna EL FANÁTICO, DEPORTE SINALOENSE, Futbol Americano, Futbol Soccer, Golf, Historia, Hockey, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario