El Fanático: Infamias en las Gradas y Otra Infamia de Donald Trump

bartmanDATO DEL DIA: El Serial NASCAR tiene sus orígenes en las carreras de autos clandestinas que celebraban en caminos vecinales de tierra los contrabandistas de licor en la Época de la Prohibición en Estados Unidos, sobre todo en el sureste de aquel país, usando autos alterados para poder escapar de la policía; hacia los años 40 del Siglo XX, se mudaron para correr en las playas y fue en 1949 cuando se fundó la organización citada que todavía hoy sanciona varios campeonatos.

INFAMIAS DEL DIAMANTE. Cuando una masa de individuos se siente cobijada e impune precisamente por ser eso, suele cometer actos de barbarie sicológica y físicamente, y los deportes en la era moderna no están exentos de esas atrocidades perpetradas por un público enardecido que busca más de un chivo expiatorio que de un verdadero culpable o razón de su dolor, vamos a ver tres casos en la historia del beisbol de Ligas Mayores en esta semana en la que inicia la Serie Mundial.

El 26 de Octubre de 1986 los Medias Rojas de Boston estaban a un out de ganar su primera Serie Mundial luego de más de 70 años de sequía, pero Bill Buckner dejó ir un roletazo entre las piernas al lado de la primera base y eso permitió a los Mets empatar el juego y luego ganarlo en 11 entradas; nadie recuerda que el error fue sólo el último de varios y muy pocos recuerdan al jugador por otra razón, aunque fue uno de los mejores bateadores de los años 80.

bucknerEl 9 de Octubre de 1996 en la parte alta de la octava entrada del primer juego de la serie final de la Liga Americana, un joven de 12 años llamado Jeff Maier, se hizo inmortal al hacer de un elevado un cuadrangular que hizo que los Yanquis ganaran el juego, después la serie y más adelante una Serie Mundial por primera vez en 19 años; Maier es ídolo en Nueva York pero es un demonio inolvidable para los fans de Cleveland.

El 14 de Octubre de 2003 un aficionado de nombre Steve Bartman trató de atrapar una bola de foul e impidió que Moisés Alou concretara un out, luego los Cachorros permitieron ocho carreras, perdieron el juego y al día siguiente fueron eliminados por Florida, que días adelante ganaría la Serie Mundial; para cuando el juego en cuestión terminó, Bartman era el hombre más odiado de Chicago y tenía amenazas de muerte, por lo que tuvieron que sacarlo a escondidas del estadio.

Hoy Bartman sigue en esa ciudad pero prácticamente vive escondido y ni siquiera usa una tarjeta de crédito por temor a insultos y agresiones, lo mismo que Buckner sufrió junto a su familia varios años en Boston, las mismas cosas que teme Maier si algún día ha pasado por su mente visitar Cleveland; son algunas de las grandes infamias del deporte, que culparon a verdaderos inocentes. Ojalá nada parecido ocurra en estaSerie Mundial. Y que los medios como la TV no crucifiquen a nadie.

trump3TROMPA DE PATO. Nuevamente el lengualarga de Donald Trump se metió hace días con la NFL, reavivando una vieja rivalidad que viene desde los años 80 en la que el ahora candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos ha sacado la peor parte, por lo que de nuevo busca lastimar la reputación del circuito con declaraciones oportunistas y completamente fuera de lugar.

Ahora Trump acusó a la NFL de ser muy suave en el asunto de las lesiones llamadas concusiones, caso que desde hace años preocupa a todo el futbol americano y no sólo a la liga en mención, y que en varias instancias ha sido un asunto tratado con profundidad y muchas veces hasta de manera excesiva y escandalosa según el juicio de algunos.

Este año la liga ha puesto en cada partido un staff de médicos prestigiosos que de manera independiente revisan las jugadas apenas han ocurrido y determinan sin objeción cuál jugador debe abandonar el campo de inmediato para una revisión exhaustiva de signos vitales y posibles lesiones cerebrales; y aun así estoy seguro que los golpes al casco seguirán viéndose, a pesar también del endurecimiento de castigos durante y posteriores a los partidos para quienes golpeen directo a la cabeza.

trump2En el fondo Trump busca lastimar a la liga que siempre lo ha despreciado y no le ha permitido ser dueño de una franquicia, a pesar que para esto último el bocón que nos ocupa haya reventado una liga completa en 1983 para intentar un truco muy bajo que no le funcionó y eso lo tiene dolido desde entonces.

La desaparecida USFL rivalizaba con la NFL aunque se jugaba de marzo a julio, circuito en el que Trump era dueño de un equipo y originó una inflación desmedida de salarios que terminó con la vida de la liga, con la intención de que la NFL absorbiera a una o dos franquicias, tal como la NBA hizo con cuatro equipos de la desaparecida ABA. Hasta mañana. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Automovilismo, Basquetbol, Columna EL FANÁTICO, Futbol Americano, Historia, Medios de Comunicación, QUARTERBACK, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario