A Nivel de Cancha: No Hay Que Tirar Campanas Al Vuelo

unoTexto enviado por José David García.

No hay que tirar campanas al vuelo, la selección mexicana, desde mi perspectiva, no ilusiona, solo inició de buena manera un camino que, a las primeras de cambio, se puede volver a complicar como antaño, no porque los rivales sean de máxima exigencia, sino porque el equipo mexicano sigue mostrando mucha inconsistencia en el trámite de su juego, que le complica el resultado.

La victoria en Columbus, y el hecho de romper una racha larguísima de resultados negativos en esa cancha por eliminatoria (44años), llenaron de confianza a un equipo y por trigésima vez a una afición, que el partido contra panamá iría por los mismos caminos, pero nuevamente se vio un paupérrimo juego de ambos equipos, el panameño, porque busco mas el choque y el juego de contacto, que jugar con la pelota, y el mexicano, porque no siguió con un mismo plan de actuación desde los actores a elegir, como en el partido en Columbus.

Hay  varias cosas que se deben destacar, la mayoría,  por no decir todas, están concentradas en el buen accionar del equipo en Columbus, sobre todo en la primera parte, en donde el mensaje fue, con la alineación que se puso desde inicio, tratar de tomar la iniciativa y de ganar el partido desde el amanecer del mismo, todavía con muchos tintes vehementes y poco tranquilidad y paciencia para elaborar el juego, pero la intención siempre será bienvenida, aunque esta debe ser más una exigencia al equipo que se hace llamar el “gigante” de la concacaf.

tresEl equipo mexicano se supo reponer de la lesión de Andrés Guardado, y en lugar de perder la forma, siguió dándole buen tránsito a la pelota, abriendo la cancha, y generando ocasiones claras de gol. Lo de Rafael Márquez sigue siendo increíble, aun a sus 38 años de edad, es un jugar clave para Juan Carlos Osorio, por el liderazgo y la seguridad que le da a los suyos al momento de escoger el mejor camino para jugar, por su calidad garantizada en el trato de pelota y por qué sabe mejor que nadie como afrontar estas citas tan complicadas.  Lo de Carlos Vela tan bien es muy salvable, ya que siempre que tenía el balón generaba algo positivo para su equipo, hasta en los más pequeños detalles.

En el segundo tiempo todo lo bien hecho por parte del equipo mexicano en la primera mitad se fue al garete, porque en lugar de dejar que la pelota corriera y transitara, fueron los futbolistas los que corrieron más, de tras de ella, que con ella. Las formas quedaron de lado, buscando ganar a trompicones, proponiendo un partido de matar o morir, es decir, como sea.

También el equipo de USA tiene su mérito, adecuaron su línea defensiva, lo que les permitió avanzar unos metros hacia adelante y dejar de lado la presión incesante que el equipo nacional propuso prácticamente en toda la primera parte, sobre todo a los americanos les funciono al inicio del segundo tiempo con el tanto de Bobby Wood.

cuatroDentro de las curiosidades del partido, me encanto el gesto de ambos equipos, de tomarse la foto oficial juntos, para darle a entender a la gente, que solamente es un partido de futbol, y que lo que paso tras las elecciones presidenciales en los estados unidos, debe quedar muy al margen de lo que es un evento deportivo como lo fue el viernes pasado, y que no debía de ensombrecer el ambiente entre los aficionados, ejemplo que también siguieron en la cancha, porque se dedicaron a jugar a la pelota y terminando con una malaria que para muchos, parecía interminable.

Ante las dudas en el cambio de timonel en la selección, Juan Carlos Osorio cerro, por ahora, la puerta a toda la serie de candidatos que pudieran llegar a aparecer para dirigir a la selección si en esta fecha FIFA no se sacaban adelante los partidos. Tal vez el técnico colombiano no gane todavía la credibilidad necesaria, pero si el oxígeno suficiente para trabajar con más tranquilidad para los partidos venideros.

 Es muy positivo que sea así, porque si algo nos ha enseñado nuestra espinosa historia futbolística, es que el cambio de entrenador de buenas a primeras, no es bueno en ningún sentido, ni para el negocio, ni para el aficionado, ni para el desarrollo futbolístico de un país que, por cualquier razón que sea, nunca ha salido de su triste mediocridad.

Esta entrada fue publicada en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A Nivel de Cancha: No Hay Que Tirar Campanas Al Vuelo

  1. Eliseo Leyzaola Ramirez dijo:

    Interesante articulo, falta consistencia en la seleccion mexicana y deseo que mejore en sus proximos cotejos.

Deja un Comentario