El Fanático: Marca de Federer; Mexicanada Detestable; Dos Grandes en Problemas; Torneo Basquetbol NCAA

Una Mexicanada de la Prensa Deportiva

Dos Leyendas de la NFL en Problemas

Torneo Final del Basquetbol NCAA

DATO DEL DÍA: El domingo en Indian Wells, en una final suiza, Roger Federer venció a Stan Wawrinka para empatar a Djokovic la marca de ediciones ganadas de ese torneo con cinco, convirtiéndose en el ganador de más edad en llevárselo, con 35 años 7 meses, dejando atrás a Jimmy Connors, quien tenía 31 años 5 meses cuando lo ganó en 1981; Federer llegó a 90 torneos ganados, tercero de la historia, abajo de Connors e Ivan Lendl.

VIVEZA DELEZNABLE. Al momento de escribir esto, en muchos portales de internet y en redes sociales se señalaba que el FBI ya había localizado el jersey que le fue robado a Tom Brady del vestidor de los Pats apenas termino el Súper Tazón LI, el pasado 5 de Febrero, y resulta ser que el que lo sustrajo fue un periodista mexicano acreditado para el evento, aunque no se precisó el nombre de la persona ni el medio para el que trabaja.

Un acto muy vergonzoso por donde se vea, desde que fue un robo, algo no justificable en ningún sitio, hasta que este asunto nada bueno abona a la mala reputación de nuestro país en Estados Unidos debido a la campaña de calumnias encabezada por Trump; y sume que un periodista no debe poner en entredicho su honestidad en ningún sentido, menos de una manera tan burda; lo peor es que muchos ya lo celebran como muestra de (cuestionable) “viveza”, en realidad una penosa “mexicanada”.

El nombre del culpable ya es lo de menos, lo peor es que el gremio periodístico deportivo quedó más dañado que de costumbre, pues el estigma es de ignorantes y malos periodistas, por culpa de algunos que se anuncian como periodistas de este tipo pero solo son fans y groupies, lo que por desgracia es verdad en muchos casos. En fin, una raya más al tigre con traje de rayas.

TRISTES NOTICIAS.  La esclerosis lateral amiotrófica, conocida como Enfermedad de Lou Gehrig, por ser el mal que acabó con tan célebre beisbolista, cobra otra víctima; se hizo público que la padece el legendario Dwight Clark, el ala cerrada de los 49ers que atrapó un pase de Joe Montana, en zona de anotación, a escasos segundos del final del juego de campeonato de la NFC de 1981, jugada conocida como “La Atrapada” (The Catch), suceso que el ya citado Brady vio desde las gradas, siendo niño, con sus padres.

Igual creo que es triste la noticia de que el legendario Gale Sayers, un corredor afroamericano que fue ídolo con los Osos de Chicago en los años 60, sufre de demencia y alzheimer, al parecer por las concusiones sufridas en su tiempo en la NFL. Sayers irónicamente vivió una situación que fue motivo de una película en la que se cuneta como ayudó a un excompañero, el también corredor de los Osos, Brian Piccolo, que dejó su carreras pronto y fue adoptado hasta su muerte muy joven por un mal mortal.

BASQUETBOL NCAA. En el sector Este dos grandes sorpresas: la caída del número 1 y campeón Villanova, ante Wisconsin, y de Duke, el segundo sembrado de la zona, ante Carolina del Sur; en el Medio-Oeste solo sorprendió la caída de Louisville, segundo clasificado, ante Michigan, mientras en el Oeste la Cenicienta fue Xavier, derrotando a Maryland y luego a la Estatal de Florida, sembrados 6 y 3 respectivamente.

En el Sur no hubo sobresaltos y este viernes en Memphis, en el Sweet 16, se celebrarán los partidos Carolina del Norte-Butler y UCLA-Kentucky; ese mismo día en Nueva York se jugarán los partidos del Este: Wisconsin-Florida y Carolina del Sur-Baylor; el jueves en Kansas jugarán los del Medio-Oeste: Kansas-Purdue y Oregon-Michigan; y también mañana jugarán en California los del Oeste: Gonzaga-Virginia del Oeste y Arizona-Xavier.

Sábado y domingo próximos se jugarán en las sedes citadas las finales de cada región y los cuatro sobrevivientes irán al Final Four la semana que viene desde el sábado en Glendale, Arizona; el único incidente fuera de cancha lamentable en este evento ha sido el grupo de racistas que afuera de la Arena de Greenville, Carolina del Sur, ondearon por horas la bandera Confederada, un emblema racista prohibido por la NCAA. Hasta el viernes. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Columna EL FANÁTICO, DEPORTE SINALOENSE, Futbol Americano, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, QUARTERBACK, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario