A Nivel de Cancha: Los Conquistadores de Europa

Texto enviado por José David García.

Sigue siendo especial

Ganador, triunfador, conquistador, son los adjetivos que se vienen a la cabeza al referirme a un tipo que, te puede caer bien, mal o peor, pero que es un ser y un ente exitoso casi por una cuestión de nacimiento, que entiende las obligaciones de su trabajo, y a los contextos que se tiene y se ha tenido que enfrentar a lo largo de su fascinante y dilatada carrera como entrenador, que vive y ha vivido con el halo de la polémica en su transitar por los banquillos, y ha tenido que lidiar con futbolistas, que si bien es cierto son sumamente talentosos, también son extremadamente problemáticos por considerarse deidades de este deporte, que al final del día lo son, pero José, si algo sabe hacer, además del mero y puro trabajo que tienen que realizar como orquestador de su sinfonía, es que sabe motivar y sacar el máximo nivel a sus futbolistas individualmente hablando, más allá de que el tipo en cuestión no sea el más agraciado para el oficio.

Mourinho había repetido en más de una ocasión que el Manchester United no pertenecía ni pertenece a la Europa League, y que por ende no era algo que le generaba especial interés, pero como todo buen observador, se daba cuenta que dicha competición de segundo pelo para los diablos rojos, se iba convirtiendo en una meta necesaria para poder colocarlos en el lugar que merecían. Conforme pasaba el tiempo y el conjunto de old traford dominaba paso a paso cada eliminatoria, entendían que el bien mayor estaba cerca, pero no dejaban de sentir esa incomoda sensación de no poder sentirse parte de un entorno, como cuando te invitan a cierto lugar, y por alguna razón inexplicable, te sientes incomodo y fuera del lugar al que has asistido, el problema aquí, es que lo del Manchester si era explicable, y por más extraños que se sintieran, sabían que debían de tomárselo con normalidad para alcanzar el sitio que nunca debieron dejar y que merecen casi por antonomasia; La Liga de Campeones de Europa.

Por eso don José es especial, porque asume sus responsabilidades y obligaciones al pie de la letra, porque sencillamente entiende que se debe ganar, y nada más, que al final del día el futbol profesional es una competición, y como tal, debe hacer a la institución a la que representa, defiende y protege competente, enarbolando constantemente a sus futbolistas y a una forma de trabajo, mandando al carajo – con todo el respeto del mundo o sin él – a sus detractores, opositores y críticos, porque al final del difícil y largo periplo, eso no importa un reverendo comino cuando se llega a la meta, por eso es “The Special One”, hace lo difícil, de forma sencilla y practica, y eso, molesta a más de uno.

Vieja receta

El Manchester United conquistó la Europa League con el manual más elemental de don José, si es cierto, muy fácil y simple de entender en esencia, pero sumamente complicado llevar a la práctica.

La vieja receta básicamente se conforma por 3 pasos básicos, y que seguramente a todos se les enseña en el curso de entrenadores; una defensa sólida que se encuentre bien parada en zona baja con las líneas muy juntas, transición rápida de defensa a ataque, y por ultimo siendo esto lo más importante, definición rápida de manera efectiva. Con esta fórmula el United fue sacando de la contienda a cada uno de sus rivales y demostrando la solidez necesaria para conquistar los escenarios necesarios, repito, muy fácil de entender, pero muy pocos lo llevan a la perfección como Mourinho.

En la final, el equipo hizo un partido muy completo en todos los sectores, dejando en claro a tres actores principales. El primero de ellos es Pogba, teniendo un gran despliegue físico, que le dio oxígeno, equilibrio y solides en la defensa, y peligro cuando se le necesitó en el ataque, por ese talento descomunal que guarda en sus botines.

Después la “Jirafa” Fellaini, siendo este un comodín en el campo que le aportaba juego ríspido, fuerte y de mucho contacto, además de ser una amenaza área en ambas aéreas.


Y por ultimo Ander Herrera, un jugador sumamente inteligente que le dio posesión, calma, respiro y manejo de la situación cuando más lo necesitaba el equipo que, poco sufrió ante un Ajax que se vio inoperante y desesperado ante la muralla que se le puso enfrente, un equipo joven que se le noto la inmadurez y la falta de calma para poder definir mejor las situaciones creadas.

Mourinho y el United están de regreso en las altas esferas, no sé si les alcance para ganar de buenas a primeras, lo que si se y sabemos todos, es que están de vuelta en una galaxia, que jamás debieron abandonar.


La duodécima

La fantástica e imperial conquista del Real Madrid en Cardiff contó con diversos personajes que le permitieron acabar con la Juventus, esa defensa infranqueable que parecía imposible de derrumbar, y que solo un verdadero terremoto sería capaz de tirar, pues ese terremoto fueron los blancos, que comandados por Cristiano Ronaldo, le demostraron a la “Vecchia Signora”, que si bien es cierto pueden competir, no están aptos todavía para formar parte de ese selecto grupo de elite que año a año, logran conquistar el trono más preciado y codiciado por todos.

El primero de los personajes mencionados es “Isco”, siendo un jugador vital en la última parte de la temporada, demostró con su movilidad, desparpajo y encare, que fue más que importante para que la balanza se inclinara a favor de la casa blanca, teniendo movilidad por todo el frente de ataque, desquiciando a toda la línea defensiva de la Juve.


Luego tenemos a Luka Modric, un tipo que vive lejos de los reflectores, pero que es extremadamente inteligente para moverse con y sin balón dentro del campo, teniendo en su actuar, muchísimas virtudes, proporcionándole a su equipo una variedad increíble de armas para poder hacer daño a sus rivales, teniendo como especial cosa a favor, la virtud de la anticipación, como se vio en el tercer gol.

Luego tenemos a Cristiano Ronaldo, ese comandante imperial que tiene la capacidad de llegar a cualquier terreno y destrozar las defensivas en un abrir y cerrar de ojos, el tercer gol es una muestra de ello, caminando y dejando correr la jugada para de repente, aparecer en el momento oportuno y definir, demostrando su brutal inteligencia y sabiduría para manejarse dentro del área, aprendió a evolucionar como jugador yendo a otra posición, y así alargar su carrera entendiendo que era lo que el equipo necesitaba, dejando en claro que el papel de protagonismo no le incomoda y que por el contrario, le queda chico.


Y después tenemos a Zinedine Zidane, que les puedo decir, me parece que ya he expuesto en demasía mi opinión sobre las grandes virtudes del francés como entrenador, y volver a repetirlo estaría siendo un exceso, que me queda decir, es que es una mente brillante, tuvo la capacidad de gestionar mentes igual de brillantes que la suya y demostrarle al mundo entero, que lo único que se necesita es paciencia, trabajo y tiempo para sacar adelante las situaciones.

Llego la 12 para el Madrid, un romance eterno con la Copa de Europa, que, como toda relación, tiene sus tiempos bajos, y sus épocas de bonanza, un amor que parecía ser para siempre en las épocas de Bernabéu, y que hoy más que nunca, se vuelve a retomar, como aquella pareja que se pide perdón luego de haber superado una difícil situación, sí, eso provoca, amor y ganas de que la odisea de la Champions no termine nunca.

Esta entrada fue publicada en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, LA DOPPIETTA DE JAVIER SEDANO, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, PAMBOLERO, REMATE A GOL DE OSCAR ARAUJO, REMATE AL POSTE, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario