A Nivel de Cancha: Un Recuento de los Daños

Colaboración enviada por José David García

Cogitabundos

La jornada posterior a la fecha FIFA, es un buen termómetro para medir quien utilizó mejor el descanso. Auxilia aquellos que necesitan puntualizar los defectos y fallos que se estaban teniendo en el camino, reflexionar sobre los mismos, y por lo tanto, encontrar las soluciones necesarias a los problemas, así como recuperar el mejor estado de forma de ciertas individualidades que ayudan a sobresalir al colectivo.

Esta a su vez puede ser contraproducente, especialmente para aquellos conjuntos que venían con una buena racha de resultados, que manejan buenas maneras colectivas en el campo y que tenían en figuras específicas, esa cuota de definición por la gran capacidad de acierto.

Es simple y básico. La negatividad proviene del parón, y de la pausa innecesaria que solo sirve para la relajación, el aflojamiento y la distención. Por supuesto que, esto depende de cómo los equipos lo asimilen, lo trabajen y después lo apliquen dentro del terreno de juego. La motivación, la exigencia y el convencimiento, son las claves para mantener la concentración, la tensión y las ganas de seguir ganando, en estos casos de descanso de dos semanas para los clubes.

Chivas gana a Pachuca en el Hidalgo (1-3)

Sin el juego esplendoroso, dinámico, veloz en el último tercio de cancha, mismo que le dio el titulo el torneo pasado al rebaño, pero mostrando mucha intensidad, presión en la salida del rival, y con efectividad de cara al marco rival, le alcanzó al Guadalajara para derrotar a un Pachuca confundido, lento, cansino, y sumamente predecible en su juego ofensivo, mismo que desde este momento le puede condenar estar fuera de la fiesta grande si no sufre de una transformación radical.

A chivas esta victoria no le garantiza nada, de lo que sí pueden estar seguros es que este triunfo les dará tranquilidad, confianza y la esperanza de mejorar partido a partido y permitirle a Almeyda, tener la calma para recuperar por completo, los valores y las piezas faltantes que le dejaron saborear los manjares de la victoria el semestre pasado.

América se mantiene

Demostrando que la derrota en el Morelos fue un espejismo y que solo estuvieron faltos de fortuna en la definición, las Águilas vencieron fácilmente y con mucha autoridad, a unos tiburones, que apostaron más al juego rústico, ardoroso y de choque, que a la técnica, imaginación, y pausa.

A pesar de que los dirigidos por Herrera mostraron un fútbol que denotaba mucha técnica individual, contundencia, verticalidad por lapsos cortos y mucho pragmatismo, todavía no exhibe esa regularidad y juego colectivo en un partido completo.

A los de Coapa les falta impregnarse totalmente del estilo del “piojo”, ese fútbol alegre, sin tapujos, abierto, frontal, de mucho toque, y porque no en ocasiones, muy combativo, para volver a ser ese equipo que enamoró a los aficionados azulcremas en el pasado.

Monterrey sigue por el mismo sendero

La escuadra dirigida por Mohamed es un equipo que maneja y combina a la perfección ambas facetas del juego. Teniendo un bloque defensivo muy sólido, ordenado, que no escapa al juego ríspido y de contacto, cuenta a su vez con una gran capacidad goleadora que por momentos te hace pensar que no están dirigidos por el “turco”.

Con los monstruos con los que cuenta en la ofensiva, (Funes Mori, Pavón, Carlos Sánchez y compañía) Monterrey es un escuadra que derrocha habilidad, técnica, velocidad, verticalidad y una gran efectividad de cara a gol, a pesar de que Necaxa mostro aguante y una fortaleza defensiva, que le complicó el partido hasta el término del partido. Estas virtudes lo colocaran al conjunto norteño, como un aspirante al título hasta el final, y ya a día de hoy, es el líder en solitario de la competencia.

Cruz azul mantiene el invicto, pero no el juego

Más allá del invicto y del buen augurio que puede traer el hecho de no perder para un equipo golpeado brutalmente en lo mental por sus días pasados repletos de tragedias, la Maquina de Jemez sigue sin convencer, agradar y de dar seguridad de poder por lo menos, dominar a aquellos rivales, que son sumamente inferiores desde la previa.

Esta situación es significativa para un entrenador que se la pasa más tiempo justificando su trabajo desde la palabra en las ruedas de prensa, que en ocuparse de que su equipo mejore el campo.

Probablemente el hincha azul en su mayoría no estará muy entusiasmado, ya que versiones más completas, agradables y pulcras de los cementeros se han quedado en el camino, pero el seguir sumando, siempre será un aliciente para recobrar la confianza perdida.

Pumas y León

Por su parte Pumas y León, son las dos caras opuestas de las misma moneda que, sufriendo una metamorfosis en sus banquillos, el efecto fue completamente distintivo para cada escuadra.

Los universitarios con la llegada de Sergio Egea al banquillo enseñaron  la  versión  de todo el torneo; un fútbol rácano, previsible, ramplón, con escasa habilidad, poco profundo, y mostrando una dependencia preocupante con Nicolás Castillo, así como la falta de talento en patio propio, que fuente de futbolistas inagotables para los universitarios, que en la actualidad, parece extinta.

Los esmeraldas por su parte, si bien no han expuesto un juego atractivo, basado en los trazos en diagonal y a máxima velocidad que sus extremos le proporcionan, con la llegada de Gustavo Díaz el equipo exhibió corazón, garra, lucha, esfuerzo y compromiso, dotes que los entrenadores provenientes del cono sudamericano tienen como ley inherente en su práctica del juego.

Tijuana ya es tercero general, acentuando más la crisis universitaria, parece que las dudas se han disipado con respecto a Coudet y su equipo ahora muestra determinación, entendimiento de sus formas, y un juego que busca la explosión y el cambio de ritmo en la última zona.

En fin, el torneo viene y va, y a como viene, a la mayoría de las escuadras no les afectó en demasía el parón, lo que es positivo, porque revela que todos quieren demostrar, competir y estar en la fiesta grande, de un torneo que, teniendo una buena racha de tres o cuatro partidos consecutivos con victoria, ya se habla de candidaturas y en el peor de los casos, del título, de aquellos que en el amanecer de la competición, se levantaron tarde, hágame el favor.

      

Esta entrada fue publicada en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Medios de Comunicación, PAMBOLERO y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A Nivel de Cancha: Un Recuento de los Daños

  1. gamaliel garcia dijo:

    Chivas ya no levanta solo fue un momento. Falta partido con pumas y america. Quien sabe si logren para la liguilla algo. La champion ya comenzo

Deja un Comentario