EL FANÁTICO: Houston Astros Campeón, Histórico 5to Juego de Serie Mundial, Gran Premio de México 2017 de F-1

DATO DEL DÍA. Tom Brady completó 32 de 47 pases para 333 yardas por aire en el triunfo del domingo de los Patriots ante los Chargers, con lo que consiguió por tercer vez en su carrera un juego de temporada regular de NFL en el que completó al menos cinco pases con cinco receptores diferentes; antes lo hizo ante Seattle en 2012, donde lanzó 10 a Wes Welker, y en 2014 frente a Detroit, duelo en el que completó 11 pases con Julian Edelman.

DESDE 1962. Cincuenta y cinco años pasaron para que los Astros de Houston lograran su primer campeonato y además son apenas el cuarto equipo que lo hace ganando séptimo y definitivo partido tanto en la serie por el título de su liga como en la Serie Mundial, antes lo lograron los Oakland Athletics en las campañas de 1972 y 1973 y luego los Kansas City Royals en 1985; otros seis han estado en la situación pero han fracasado.

Vale la pena decir que fue una Serie Mundial muy interesante por varias razones, entre ellas que los Dodgers estuvieron en ella por primera vez desde 1988, una larga espera de 29 años, mientras Houston tuvo apenas su segunda presentación; además se dieron muchos homeruns, lo que desagradó a los puristas y se entiende, pero esto hizo que muchos voltearan a ver la serie y el dato que encontrará más abajo lo certifica, lo que no considero nada nocivo para el beisbol como sí lo son muchas prácticas comunes en estadios del beisbol mexicano; cayó el out 27, pero ya comienza el camino a la campaña 2018.

Y hablando del quinto juego de la Serie Mundial, este dará qué hablar muchos años por muchas razones, quizá para los puristas no fue nada del otro mundo y hasta una abominación por la cantidad de carreras, pero desde la perspectiva de los números, hay tal vez cientos de razones para comentar, analizar y recordar de este juego que algunos ya nombran “El Mejor de la Historia de las Serie Mundiales”, aunque creo exageran desmesuradamente, pues fue un juego de muchas emociones pero no exquisito.

Un total de 43 mil 300 personas llenaron el Minute Maid Park de Houston para ver el segundo juego más largo de la historia de las Serie Mundiales, con una duración oficial de 5 horas con 17 minutos, donde en 10 entradas se batearon 7 homeruns para sumar 22 totales en la serie, una nueva marca de todos los tiempos y con posibilidad de crecer hoy en la tarde y con suerte con duelo definitivo mañana.

Las 25 carreras anotadas entre Astros y Dodgers empata la marca del segundo juego con más carreras en la historia de esta instancia de la postemporada de las Ligas Mayores, con el juego 3 de la Serie Mundial de 1997, que ganaron los Florida Marlins por 14-11 a los Cleveland Indians: el duelo de mayor anotación sigue siendo el cuarto de la serie de 1993, en el que Toronto venció 15-14 a Philadelphia.

Dallas Keuchel, abridor de los Astros, fue recibido con tres carreras en la primera entrada, lo que hizo que Dodgers completara un total de 8 en dos entradas si consideramos las cinco que hizo en la novena en el cuarto duelo; Keuchle recibió otra en el cuarto capítulo y fue relevado, con lo que por primera vez en su carrera no logró completar al menos cuatro entradas en una apertura con su equipo como anfitrión.

El cuadrangular del controvertido Gurriel ante Clayton Kershaw, abridor de Dodgers, hizo que éste llegara a 10 juegos en fila recibiendo al menos un cuadrangular, algo inédito, pues antes de 2017 jamás le había pasado en más de cuatro duelos; mientras Kershaw lanzaba, en la NFL se enfrentaban en juego nocturno Pittsburgh y Detroit, y con este equipo jugaba como quarterback Matthew Stafford, quien fue el receptor de Kershaw en preparatoria.

El homerun de Cody Bellinger, de 22 años, en la quinta entrada lo convirtió en el más joven en dar un batazo así en los últimos diez años y en uno de los de menos edad en darlo en Serie Mundial; otros que lo hicieron aún más jóvenes que Bellinger fueron Miguel Cabrera, con 20 años pasados, Andruw Jones, con 19 cumplidos, Tony Kubek, con 21 años y un poco más, misma edad en la que lo hizo dos veces Mickey Mantle.

Y un dato del “festival del dolor” que fue para el pitcheo de ambos equipos: Brandon Morrow, de Los Ángeles, hizo solo seis lanzamientos en la séptima entrada, pero le dieron dos cuadrangulares, un sencillo, un doble y golpeó a un bateador; y son solo algunos de los números raros, inéditos y para el recuerdo de este histórico juego.

Por último, vale decir que después del juego 5 de la Serie Mundial que acaba de terminar, los ratings de TV se elevaron más de lo que la misma cadena que transmitió esperaba, ya que para el sexto partido el número de televidentes fue de entre 23 y 25 millones, superando la audiencia que tuvo Fox Sports el año pasado en cada uno de los siste juegos de la serie Cubs-Indians; y muchos decían que solo una serie Yankees-Dodgers sería de interés, pero el quinto partido despertó morbo.

ESCENARIO IDEAL. Max Verstappen pudo llevarse todo en el Gran Premio de México de Fórmula Uno, pero en la clasificación fue Sebastián Vettel, de Ferrari, quien impidió que el más joven de la serie se llevara la pole position e implantara marca como el de menor edad en lograrla en la historia de la serie, récord que por consecuencia pertenece aún al del equipo italiano y data desde el Gran Premio de Italia de 2008.

Para Vettel fue la pole position 50, algo que no muchos pueden presumir, pero de poco le valió pues Lewis Hamilton terminó noveno y eso fue suficiente para que se llevara por cuarta ocasión el campeonato, lo que lo pone en el Olimpo al lado del mismo Vettel y de Alain Prost, a uno de Juan Manuel Fangio, y uno arriba de Jack Brabham, Jackie Stewart, Niki Lauda, Nelson Piquet y Ayrton Senna, aunque todavía lejos por tres de Schumacher.

Obvio el más ovacionado fue Sergio Pérez y en contraparte su compañero Esteban Ocon, aunque este lo superó en la pista y terminó quinto, mientras el mexicano fue séptimo, solo los dividió Lance Stroll, que les estorbó a los dos buena parte de la carrera; vale apuntar que el equipo de Pérez y Ocon, Force India, aseguró la cuarta posición en el Mundial de Constructores de Fórmula Uno, y pase lo que pase en lo que resta así se quedará.

Quedan dos eventos, pero poco se moverá la tabla de posiciones, aunque no deja de ser interesante el evento de Brasil en Interlagos ya que es uno de los más tradicionales de la categoría, mientras el cierre en Abu Dabi será importante por varias razones, entre otras porque comenzará la danza de asientos para la próxima temporada; el primer evento citado es el 12 de este mes y el último será el día 26. Gracias.

Esta entrada fue publicada en ALGODONEROS, Automovilismo, BATEADOR EMERGENTE, Beisbol, Columna EL FANÁTICO, DESDE LO PITS, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Americano, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, QUARTERBACK, Temas y Deportes Diversos, TOMATEROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario