EL FANÁTICO: Encricijada en Philadelphia, Éxito Total de NBA en México, Nuevo Ganador del Heisman

DATO DEL DÍA. Baker Mayfield, quarterback de la Universidad de Oklahoma, ganó el trofeo Heisman el sábado, lo que lo acredita como el mejor jugador del futbol americano colegial de la NCAA este año; Mayfield logró 732 votos de primer lugar para sumar 2 mil 398 puntos, muy arriba de Bryce Love, corredor de Stanford, quien fue segundo, y Lamar Jackson, quarterback de Louisville, quien fue tercero y fue el ganador el año pasado.

¿PÉRDIDA LETAL? El duelo entre Rams y Eagles representaba el choque de las dos mejores ofensivas de la liga y de alguna manera la posibilidad de ver un adelanto de una final de Conferencia, y finalmente después de un gran partido, Philadelphia se llevó la victoria sobre el equipo de Los Ángeles, pero fue un triunfo agridulce porque vieron partir al vestido con lesión a Carson Wentz, quien no regresará más al campo esta temporada.

De pronto el mejor equipo de la NFC y del sector Este de esa parte de la liga se vio en una encrucijada: ¿quién tomaría el lugar de Wentz y le daría al equipo posibilidad de seguir siendo contendiente?, y la respuesta fue pronta y hasta cierto punto tranquilizadora, su lugar de inmediato lo tomó Nick Foles, un quarterback que no está desahuciado y que bien puede llevarlos lejos en postemporada.

Pero como en la NFL hay que ir cinco pasos adelante, surgió otra pregunta: ¿y si Foles no da resultado o se lesiona?, y en minutos el comentario generalizado fue que el coach Pederson no puede depender de un tercer quarterback como el actual (Nate Sudfeld), sino de uno de experiencia y solo hay dos con esos tamaños para lograr salvar el barco si Foles no puede guiarlo: en orden, Colin Kaepernick y Robert Griffin III, ¿quién le gusta más?

Foles tendrá la oportunidad de demostrar su valía como si lo ha hecho en poco tiempo Jimmy Garoppolo con los 49ers, por ejemplo, quien luego de calentar banca con el impasable Brady adelante en Nueva Inglaterra, ahora en San Francisco va bastante bien, por lo menos el domingo logró que su equipo ganara como visitante por más de seis puntos por primera vez en 27 juegos, es decir, primera ocasión desde 2014, quedando a solo uno de la peor racha en ese sentido, que pertenece a Cardinals y fue impuesta de 2010 a 2013.

ÉXITO TOTAL. Más de 40 mil 300 aficionados en total para dos partidos, da un promedio por juego superior al que muchos equipos de la NBA tienen esta y en varias campañas pasadas en sus sedes originales, por eso nuestro país aseguró el regreso de juegos de temporada regular para la próxima campaña, además de que el próximo 18 de febrero, en Los Ángeles, la Selección Mexicana sea parte del fin de semana de las Estrellas de la NBA.

El equipo mexicano jugará en el Convention Center, sub sede del Juego de Estrellas en 2018, ante el equipo All-Stars de la G League, la nueva liga de desarrollo de la NBA, una buena oportunidad para que algunos jugadores mexicanos se muestren en escenario diferente a los eventos de la FIBA, que a veces poco atienden los scouts de la liga mayor; en definitiva la NBA, igual que la NFL, saben que México es sede redituable y segura. Hasta el viernes.

Esta entrada fue publicada en Basquetbol, Columna EL FANÁTICO, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Americano, Historia, Números y Estadísticas, QUARTERBACK, SLAM DUNK, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario