EL FANÁTCO: Épico e Histórico Triunfo de Alabama en la NCAA

DATO DEL DÍA. Un total de 77 mil 430 aficionados entraron ayer al escenario de Atlanta donde se celebró el juego de campeonato de la NCAA, aficionados que en promedio pagaron más de 2 mil dólares por boleto, considerando los precios de la reventa, lo que es por completo legal en Estados Unidos. El evento fue en cierta medida un festín de la ultraderecha norteamericana, con la presencia del presidente republicano Donald Trump, dos equipos de los estados más racistas y conservadores y la entonación del himno por parte del grupo musical de Zac Brown, un icono del mundo de los Red Necks americanos.

JUEGO HISTÓRICO Varias veces en este espacio he comparado a Nick Saban con Bill Belichick, no porque son entrenadores principales sino porque tienen características muy comunes y además alguna vez fueron parte del mismo equipo: Saban estuvo en el staff de Belichick cuando este era el jefe con los Cleveland Browns, que no le tuvieron paciencia y lo despidieron, cambiando para siempre su historia, pues hoy el equipo de Ohio es el hazmerreíar de la NFL y el citado entrenador le ha dado cinco Super Bowls en siete oportunidades a los Pats. Mientras Saban es, para algunos y no pocos, el mejor entrenador colegial de la historia.

Ayer Saban hizo cosas que Belichick acostumbra, como cambiar a un titular a mitad de un juego, convencido de que la sustitución daría resultados y asumiendo el riesgo, es por eso que Saban suma cinco campeonatos en nueve años para Alabama y llegó a seis en su carrera si sumamos el que logró con Louisiana State a mediados de la década pasada. Así como el jefe de Nueva Inglaterra ha sacado de la nada receptores, solo por decir algo, para explotar el talento de Brady por 18 años, el entrenador de la Marea Púrpura anoche sacó de la banca a Tua Tagovailoa, un chico de apenas 19 años, egresado de una High School de Hawaii, de la misma de donde salió Marcus Mariota hace años para comerse la NCAA con Oregon. Y ese cambio que al inicio nadie entendió, hizo posible que ese joven hawaiano lanzara un pase de 41 yardas a DeVonta Smith en tiempo extra, que significó el triunfo de Alabama sobre Georgia.

En la NCAA las cosas son muy diferentes para los entrenadores si queremos tomar como modelo a la NFL: en esta hay agencia libre y dinero para comprar las piezas necesarias, entre muchas otras diferencias, mientras en el futbol colegial solo hay una manera de allegarse talento, el reclutamiento, que significa primero un excelente trabajo de búsqueda, valoración y convencimiento para ganar el favor y la decisión del jugador para firmar por una escuela, a cambio de estudios, que en el caso de Estados Unidos, a nivel superior son en extremo caros y poco accesibles para las mayorías. Luego está el problema de la elegibilidad, que cuando más dura cinco años, lo que hace a veces un ajedrez harto difícil conjuntar las piezas que permitan una buena temporada, no se diga un título y más complicado aún crear una dinastía como la que ha creado Saban y que todavía tiene futuro.

Ayer vimos dos juegos en uno, en la primera mitad Georgia dominó y forzó a la defensa de Alabama al grado de anotarle más de lo que en promedio permitieron en todo su calendario previo. Pero en la segunda mitad la Marea Púrpura ajustó y no permitió tantas libertades (ni puntos abundantes) a los Bulldogs, lo que permitió que al final tuvieron que ir a tiempo extra por primera vez en la historia de los juegos de Campeonato con playoffs previos en la NCAA. Y vaya que el equipo de Saban tuvo problemas a lo largo del juego, como un jugador colapsado que tuvo que ser llevado al hospital, otro que cometió un error en el campo y luego casi agarra a golpeas a un entrenador asistente, además de un pateador tan ineficaz que limitó a Alabama a ir por anotación y dejar fuera la opción del gol de campo. Cayó el telón de la NCAA pero aquí comentaré lo importante que ocurra en el receso entre temporadas del futbol americano universitario y desde ya comenzaré a reseñar el basquetbol de la misma organización. Agradeceré que dejes tus comentarios, pronto serán publicados al pie de este post. Hasta la próxima. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Columna EL FANÁTICO, Futbol Americano, Historia, Números y Estadísticas, QUARTERBACK y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a EL FANÁTCO: Épico e Histórico Triunfo de Alabama en la NCAA

  1. marco a. gomez hernandez dijo:

    Tocaste un punto muy importante que diferencia al futbol americano colegial del profesional; el que solo tengan 4 o 5 años para armar un equipo, porque sus jugadores rotan más rápido que un pivote de la NBA. La base de reclutamiento tiene que ampliarse y ser exhaustiva ya que tu estrella dejara el lugar a otro cuando empiece a brillar (3 años).
    Esto debe ser el merito de Nick saban, para mantener un nivel tantos años. (donde esta Oregon Ducks ? o Penn State o Notre Dame ?)
    Jugársela con un novato ) zurdo y de Hawaii ?
    Formidable final.

Deja un Comentario