EL FANÁTICO: Detalles Que Marcaron Destino en Finales de Conferencia NFL

DATO DEL DÍA. Las sorpresivas derrotas del lunes en la madrugada de Novak Djokovic ante Hyeon Chung y Dominic Thiem (5to sembrado) ante Tennys Sandgren, obligan a un duelo en cuartos de final en el Abierto de Tennis de Australia entre Chung y Sandgren, sembrados 58 y 97 de la ATP; el primero será el primer coreano en cuartos de final en torneo de Grand Slam en la historia, el segundo jamás había ganado un partido a un Top 10.

LÓGICA INVERSA. Que los Patriots batallaran hasta el último cuarto para poder dominar a los Jaguars y que estos hubieran tenido oportunidad clara de derrotar al equipo de Brady y Belichick, sumado a que Philadelphia aplastó a Minnesota, derrotando por segunda semana los pronósticos que los ponían fuera de circulación a pesar de haber jugado en ambas ocasiones en su casa, nos da un domingo de finales de Conferencia fuera de lógica.

Factores que cuentan y no se ven a simple vista: En Foxboro vimos el regreso para triunfo 54 de la carrera de Tom Brady, partido en el que en los primeros tres cuartos tuvo rating de efectividad de 87.5 puntos, pero en el último periodo logró una eficacia de 136.3 unidades, además de que los Pats fueron sancionados con pañuelo amarillo solo una vez, la menor cantidad en juego de postemporada desde la final de la AFC de 2011 ante Baltimore.

Y vale la pena apuntar algo en favor de la defensiva de Nueva Inglaterra, que permitió puntos pero no tantos como para volver inalcanzable al rival, lo que fue una actuación más que buena y dos datos lo confirman: Bortles tuvo 23 completos de 36 pases intentados, para 293 yardas y un solo envío de anotación, mientras Fournette apenas acumuló 76 yardas en 24 acarreos, cifras pobres si recordamos que estos dos hicieron pedazos a Pittsburgh.

En el caso de la final de la NFC, basta recordar lo que hicieron los Eagles con 29 segundos y desde su yarda 20, antes de la pausa de medio tiempo: Foles dio pase de 11 yardas a Jay Ajayi, para luego conectar un envío de 36 con Zach Ertz, para posteriormente volver a encontrar a Ajayi con pase de 13 yardas, todo para dejar listo el balón para gol de campo de Elliott, tres puntos que dieron confianza y certeza de que esa ofensiva estaba en su punto.

Más detalles de la agudeza ofensiva de Philadelphia: Jeffrey completó pases de anotación de 53 y 5 yardas, para totalizar cinco recepciones para 85 yardas, mientras Ertz tuvo ocho atrapadas para 93 yardas y Torrey Smith logró recepción para anotación de 41 yardas cuando le hacían doble cobertura; Minnesota fue el mejor en toda la temporada contra tercera oportunidades, pero Eagles consiguió primero y diez en 10 de 14 ocasiones.

Repito y explico de nuevo: que Patriots haya ganado no es fuera de lo común, pero si con los apuros que pasó por tres cuartos, igual que Philadelphia haya ganado no es sorpresa estando en su casa, pero sí de la manera tan contundente como derrotó a Vikings; Nueva Inglaterra va a su octavo Super Bowl con el binomio Brady-Belichick, Eagles va por tercera ocasión, antes fue derrotado por Raiders (edición 15) y por Patriots (edición 39).

Esta entrada fue publicada en Columna EL FANÁTICO, Futbol Americano, Historia, Números y Estadísticas, QUARTERBACK, Tennis y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario