EL FANÁTICO: Reemplazos en Cleveland (NBA) y en Indianapolis (NFL)

DATO DEL DÍA. Antier los Celtics retiraron el 34 que perteneció a Paul Pierce, clave en su campeonato de 2008, último a la fecha, pero la policía de Boston celebró en redes sociales al entrenador Red Auerbach, que además de campeonatos, llevó a la franquicia al primer jugador negro y también al primer entrenador de esa raza en su historia, y fue el primero en alinear solo afroamericanos; la situación generó polémica porque el entrenador era blanco y por ahora se celebra el mes de la historia afro-americana en Estados Unidos.

BUEN DEBUT. La semana pasada la NBA se cimbró cuando, en el último día de cambios, los Cavaliers de Cleveland se deshicieron de seis jugadores, entre ellos de Dwyane Wade, Isaiah Thomas y Derrick Rose, a cambio de solo cuatro, aparentemente de menos calidad que cualquiera del paquete que trasladaron a otros equipos, por eso el juego del domingo entre Cavs y Celtics eran tan esperado, sería un nuevo equipo alrededor de LeBron James.

Cleveland finalmente apaleó a domicilio a Boston, con James como el mejor del juego en puntos con 24, nada del otro mundo para él, pero lo interesante fue que sus nuevos compañeros destacaron anotando de doble digito cada uno: Jordan Clarkson tuvo 17 unidades, Rodney Hood logró 15 y George Hill sumó 12, sin duda un buen soporte y alivio en cuanto al peso ofensivo para LeBron, aunque el tiempo dirá cuánto durará este aporte.

No es común encontrar que tres jugadores debutan a esta altura de la temporada en un equipo y en el mismo juego, pero la última vez que eso sucedió y que cada debutante, por llamarlos de alguna manera, anotó al menos diez puntos, fue hace diez años, cuando Joe Smith, Ben Wallace y Wally Szczerbiak anotaron 14, 12 y 10 unidades respectivamente, en su primer juego con los Cavaliers, curiosamente, en Febrero de 2008.

Las razones por las que Cleveland se deshizo de tantos jugadores que bien podrían ser estelares y hasta cabeza de cualquier otro equipo, fueron varias, entre ellas el mal ambiente del vestidor, que con tantos millonarios se volvió una jaula de lobos, donde nadie estaba cómodo con el éxito del otro y, sin duda, todos se sentían menos que LeBron James, quien es el eje del equipo y jamás iba a ser cambiado, pero creo para todos ahora hubo solución.

REMEDIO. Si es aficionado a la NFL y rebasa los 35 años, quizá recuerda un juego de postemporada en Enero de 1993 donde los Bills perdían 35 a 3 ante los Oilers (hoy Titans), pero terminaron ganando por 38 a 35, en lo que es todavía el más grande regreso de la historia de la postemporada; quizá recuerde también que el quarterback de Buffalo era Frank Reich.

Fue Reich casi toda su carrera un buen suplente de Jim Kelly, pero en ese juego hizo historia y puso su nombre en los libros de marcas, por lo que la situación que hoy vive no creo le sea incómoda, pues se ha convertido en el sustituto de Josh McDaniels y ha tomado el puesto de entrenador principal de los Colts, luego del desaire grosero al equipo de Indianapolis del coordinador ofensivo de los Patriots.

Las mejores credenciales de Reich son más inmediatas, fue coordinador ofensivo las pasadas dos temporadas de Philadelphia, contribuyó en el crecimiento de Carson Wentz y cuando este se lesionó, fue quien que hizo que Nick Foles tomara el puesto clave y llevara al equipo a ganar el Super Bowl LII. Hasta pronto. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Basquetbol, Columna EL FANÁTICO, Futbol Americano, Historia, Números y Estadísticas, QUARTERBACK, SLAM DUNK, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario