A NIVEL DE CANCHA: Cruz Azul…¿A Dónde Vamos a Parar?

Colaboración enviada por José David García.

Mala suerte de… ¿qué? Es que no es mala suerte. Es su mal juego. Porque Cruz Azul defiende, propone y ataca mal. Lo sabe Caixinha. Su cuerpo técnico. Los jugadores. Y si me permiten, lo saben aquellos que toman las decisiones desde el traje, el pantalón largo, la corbata y que cada fin de semana observan desde las alturas los infortunios que constantemente regala la maquina: Billy Álvarez y la cooperativa. Porque la falta de fortuna y la malaria de los 20 años sin título comienza hacer una pésima excusa para tapar las miserias futbolísticas. Porque el Azul no sabe a dónde va. Lo que quiere y mucho menos lo que tiene.

Cruz Azul no juega a nada. No tiene estilo. Una identidad. Una forma de ser, hacer y deshacer. Porque no es falta de intensidad. Ni tampoco de ganas, convicción, intensión y motivación. Falta futbol. Trabajo de cancha y variantes. Es un equipo inestable en todas las facetas futbolísticas. Sufre el desamor del gol. La histeria y el descontrol de la mitad de la cancha y la inseguridad de una defensa que no se siente arropada. Es un equipo que vive en la descompensación. No tiene equilibrio y cualquiera le puede ganar sin complicaciones.

Le pasó con Oaxaca en la copa. Con el Puebla en el mismo certamen y en la liga. Necaxa fue y les pinto la cara en su propio estadio. Guadalajara y Monterrey le metieron un baile de antología que no se terminó reflejando en el marcador y el murmullo de la grada con la famosa frase de: “estaríamos mejor con ya sabes quién”, cada vez se escucha, nota y se siente más. Y eso, es de preocupar.

Al final del día me pueden contar la historia que quieran. Que es mala suerte. Los fantasmas asechan y no se van. Que la directiva no sirve. Que todos son malos jugadores y se deben de ir. Que no contratan bien, Gastan demasiado etc.  Porque al final de la cronología, no es mala suerte. Porque en donde comienza la buena o mala fortuna, terminan los argumentos, las soluciones y las buenas intenciones.

Generación inconclusa. El problema de la maquina no es de estimulación y de incitación. Todo equipo profesional quiere ganar y esa parte no se les puede reprochar a los jugadores. Están con el entrenador. Sus ideas y su filosofía. La parte esencial esta sobre la mesa: meter, correr y luchar. Pero con eso no alcanza y se tiene que desarrollar el estilo. Pero todo proyecto ganador necesita tiempo y el azul no cuenta con él. El tema a plantearse es a donde va a parar la escuadra de la Noria en esta temporada. Hasta donde le alcanzaran las fuerzas y si matemáticamente todavía existe esperanza.

Para ganar esperanza se necesitan ganar partidos. Y para ganar partidos se necesitan goles. Algo de lo que el Cruz Azul ha carecido esta temporada. Ni Fierro, Mora y mucho menos Cauteruccio han encontrado puntería. Y aunque el azul ha podido generar más ocasiones de gol con el regreso de Méndez al once titular, la falta de contundencia tiene al borde de la eliminación a los cementeros. Los refuerzos no han sido solución. Montoya vive en el limbo de la irregularidad y Peña en el de la añoranza de sus días como fiera y ahora, en el de la enfermería.

Corona en el cuadro bajo es el único que mantiene un nivel sobresaliente y ha podido tener en la pelea a su equipo en más de una ocasión. Es el ángel azul. El héroe. El superman y el de las atajadas imposibles. El de la regularidad y al que los directivos y Caixinha deberían hacerle un monumento. Igual que los defensores que no han mostrado capacidad y nivel eficiente para mantener una solidez defensiva adecuada.

A día de hoy, Cruz Azul esta mas fuera que a dentro de la liguilla. Genera, pero no lo suficiente. No tiene gol y además defiende mal. Hace figura en cada partido a su portero y la afición vive en la desilusión, en el pasotismo y en la indulgencia absoluta al ver la poca respuesta del plantel. El equipo ya da igual, y eso, el no provocar ni frio ni calor, es para hacérselo pensar.

Razones para preguntarse tal cual dice la canción: ¡¿A dónde vamos a parar?¡…

Esta entrada fue publicada en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A NIVEL DE CANCHA: Cruz Azul…¿A Dónde Vamos a Parar?

  1. Beatriz garcia dijo:

    Excelente análisis José d. Me gusta cómo le llegas al tema y te doy la razón un fuerte abrazo

Deja un Comentario