EL FANÁTICO: Una Prensa Mexicana Muy Desenfocada, Tres Casos Patentes

DATO DEL DÍA. Fernando Alonso, ex campeón de F-1, rompió racha de cinco años sin victoria al llevarse el triunfo en un Prototipo de Toyota, haciendo equipo con Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima, en la carrera de las Seis Horas de Spa, en Bélgica, que fue el inicio de la Súper Temporada del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC en inglés) de la FIA, que abarcará eventos este año y el próximo.

DESPISTADOS. Mientras casi toda la prensa deportiva mexicana sigue desenfocada al buscar sucesos importantes solo entre las actuaciones de los futbolistas mexicanos en Europa y en el muy escaso de calidad futbol mexicano, además de ignorar lo que pasa en las Ligas Mayores de beisbol al seguir solo lo que hacen los compatriotas, en otras lados ocurren cosas dignas de halago hechas por atletas mexicanos, veamos algunos casos.

LAS LUPITAS. El fin de semana en la población de Taicang, China, la subcampeona olímpica Guadalupe “Lupita” González, refrendó su medalla de otro conseguida hace cuatro años en ese mismo sitio en la Copa Mundial de Caminata, al llevarse la victoria en la prueba de 20 kilómetros, siendo la primera dama que logra ganar esa prueba en ediciones consecutivas, esta vez venciendo a dos competidoras chinas, que eran las grandes favoritas.

Unas horas después, la mexicana Alegna Aryday González, se llevó el oro en la prueba de 10 kilómetros de la categoría Sub 20, en el  mismo lugar y evento de marcha ya citados, una hazaña de marchistas mexicanos que trajo a la memoria aquel doblete en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, cuando ganaron oro en 20 y 50 kilómetros, respectivamente, Ernesto Canto y Raúl González (quien fue además plata en los 20 k).

REGIO PILOTO. El año pasado las 500 Millas de Indianápolis fueron ganadas por un japonés y Donald Trump hizo un buen coraje, ahora está cerca de repetirlo y mucho peor, pues un piloto mexicano merodea con la victoria en la serie mayor de NASCAR, se trata del regiomontano Daniel Suárez, que hace dos años fue campeón de la segunda serie en importancia y eso no gustó a los fans racistas estadounidenses, puro radical “confederado”.

El regiomontano Suárez tuvo los lugares 11, 10 y 10 en las pruebas celebradas en Abril en los óvalos de Bristol, Richmond y Talladega, pistas en el sur profundo estadounidense más racista, y el domingo pasado fue tercero en el óvalo de Dover, otro situado en la otrora tierra de los Confederados y uno de los más difíciles de dominar, según muchos pilotos de NASCAR, la serie favorita por excelencia del grupo social que hizo a Trump presidente.

FÉMINAS REGIAS. Por más que se magnifique el nivel real y se vocifere sobre la “grandeza” del futbol nacional, hacía mucho rato que no veíamos un buen e interesante partido de futbol profesional en México, pero no ocurrió en la llamada liguilla de la Primera División, sino en la final de la primera temporada de la Liga Femenil MX, celebrada el viernes en Monterrey entre las Tigresas y las Rayadas.

De entrada vale apuntar que el estadio regiomontano, donde juegan los Rayados, registró una entrada superior a los 50 mil aficionados, a pesar de que a la par se celebraba en la capital neoleonesa el primer juego entre Dodgers y Padres, que era evento digno de verse, y las damas dieron un partidazo que se definió en tiros penales; estos casos dejan claro que el deporte mexicano es mucho más que chicharitos y otras verduritas muy poco nutritivas.

Esta entrada fue publicada en Atletismo, Automovilismo, Columna EL FANÁTICO, DESDE LO PITS, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Juegos Olímpicos, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL FANÁTICO: Una Prensa Mexicana Muy Desenfocada, Tres Casos Patentes

  1. @MGM_Sports dijo:

    Querido Maestro, me parece muy oportuna su columna, considerando que es una situación que muy pocas ocasiones -por ni decir, nunca-, se le cuestiona a la prensa deportiva nacional.
    Le comento que tengo un tiempo viviendo en Vancouver, y a decir del contexto político-económico-social de nuestro país, considero establecerme aquí algunos años, a menos que el sueño europeo me impulse hacia esos horizontes.
    Dando pauta a otros temas, sería un verdero honor leer sus análisis sobre NBA, NHL y MLB. He contemplado a los Canucks desde la Rogers Arena (que por cierto se ubica a un lado del “British Columbia Stadium”, casa de los Vancouver Whitecaps [MLS]). Los estadios tienen dos cosas en común con el Estadio Banorte: la primera es que ambos tienen aforo para 20 mil espectadores, y la segunda es que colindan con el río Fraser que es el río más emblemático de la ciudad al igual que el Río Humaya, para Culiacán. La diferencia es que son estadios de primer mundo, comparado con el citado. Culiacán y Vancouver comparten el océano Pacífico. Ojalá compartieran la cordialidad, armonía y transparecía de su gente. De repente cruzo la frontera para visitar a los Marineros de Seattle, y aunque el equipo no es tan bueno, ha abierto mi panorama para comprender mejor el béisbol.

    Le mando un abrazo y siempre, mis mejores deseos.

Deja un Comentario