A NIVEL DE CANCHA: Triste y Aburrida Despedida en el Azteca Para el Tri

Texto enviado por José David García.

Se le agotó el tiempo a Osorio. Quemó su última oportunidad para poder formar a un equipo lo suficientemente solvente y convincente rumbo a la copa del mundo. Que de certezas de que va a competir. Se vio más de lo mismo: un equipo con poca generación, juego combinativo y un exceso de trazos largos que de nada ayudaron para crear peligro. Además, no tiene gol.

Escocia hizo su partido. Bien parado atrás, permitiendo pocos espacios y tratando de poder lastimar a la contra. Jugar por las bandas buscando los centros laterales para aprovechar la altura de sus atacantes. Pocas veces lo consiguió. Es una escuadra tremendamente limitada. Con escasa técnica, habilidad y motivación al no poder participar en la justa mundialista.

Giovanni anotó, pero no convenció. Marcó un gran gol de parte interna tras una de las pocas buenas circulaciones de balón que tuvo México en el partido. Moviendo el esférico de lado a lado, abriendo la cancha y poniendo a competir a los atacantes en el área. Desaparecido sin balón, nunca terminó por arrancar. Caminó la cancha la mayoría de los minutos, nunca fue una opción de pase clara y físicamente su condición es inadecuada. No merece ir al mundial, porque no juega en su club y con la selección su rendimiento es nulo. Pero queda claro que después de ese abrazo en la banca con su entrenador luego del gol, está más que anotado para viajar a Rusia.

Edson Álvarez se ve inseguro como lateral. Gallardo no ofrece profundidad y Márquez está fuera de tono. Salcedo estuvo sólido como central pero en el mundial, jugará en una zona que no domina. Herrera jugó bien de medio centro. Fue el primer pase de salida y encontró entre líneas a un Layún que fue el mejor de la cancha como interior por derecha. Recuperó balones y ofreció ocasiones de gol con su disparo de media distancia. Por su parte Herrera, contra rivales más capaces con pelota, sufrirá como contención si es que a Osorio se le ocurre colocarlo en ese puesto.

Vela juega cuando quiere y es el mejor si se lo propone, pero su talento se muestra a cuenta gotas. Jiménez no tuvo un buen partido. No retuvo el esférico de espaldas y tuvo poco contacto con la pelota. Su lucha y ganas se agradecen, pero le falta generarse espacios por sí mismo para ser decisivo. Lozano sigue siendo el mejor. Juega a otro ritmo y velocidad. Tiene un gran repertorio. Le pega bien con las dos piernas. Tiene gol y una gran capacidad para desbordar y despachar a rivales con habilidad. Es el único que llega en condiciones y que puede dar esperanza.

Queda Dinamarca. Un conjunto con mayores capacidades técnicas. Con jugadores más talentosos y que ofrecen otro ritmo físico. Será un partido que Osorio debe aprovechar para definir claramente cuál será su once frente a Alemania y formar a un equipo que, sino a gustar y ganar, que aspire a competir y no se arrastre por los campos rusos. Por ahora contra Escocia, con un partido de ritmo lento y cansino, la despedida fue triste y aburrida, que a más de uno, le sacó un buen bostezo.

Esta entrada fue publicada en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, PAMBOLERO, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario