A NIVEL DE CANCHA: Camino al Desastre

Texto enviadopor José David García.

Dinamarca le hizo ver su realidad a México. Los buenos lapsos de juego mostrados frente a una escuadra físicamente poderosa pero con notables carencias técnicas como Escocia, fueron un espejismo. La selección nacional compitió en el primer lapso con buena posesión y tenencia de balón. Pero la misma era estéril y con muy poca profundidad. Los aztecas no generan, no producen ni tampoco culminan las escasa ocasiones que se les presentan.

Los daneses marcaron la pauta del partido a pesar de no monopolizar el balón. Equipo atlético, técnico y colectivamente muy bien trabajado. Con jugadores destacados en conjuntos europeos de primer orbe en donde la exigencia es el pan de cada día. Que entrelazan el buen manejo de balón y calidad individual con una férrea voluntad en el esfuerzo defensivo.

México no tiene variantes al frente y al parecer la única arma posible para lastimar al rival de turno es el disparo de media distancia. No hay desborde. No se busca el uno contra uno. Nunca se tiene superioridad numérica en ataque ni alguien que pueda dinamitar y cambiar el ritmo en zona de definición, a excepción de Lozano.

Se nota preocupación y distracción. No están concentrados al 100% y se percibe en el campo. La escuadra de Osorio no solo tiene problemas en ataque. Defensivamente su equipo es muy endeble y permite, independiente de cual sea el rival, una cantidad importante de ocasiones de gol. Hacen al portero figura habitual de la cancha evidenciando problemas severos en zona baja y sigue sin haber entendimiento ni cohesión entre líneas.

De forma inverosímil Giovanni sigue teniendo minutos con actuaciones lamentables. No pasa, no ataca, no defiende, no desborda y no es opción de pase. No tiene ritmo y parece que la selección juega con uno menos cuando está el en la cancha.  Herrera se ve inseguro como medio centro. Posicionalmente no es malo porque sabe ubicarse. Da buena salida de balón y es seguro en el pase.

Pero por condiciones le gusta pisar área contraria y deja muchos espacios a su espalda. Además sus problemas personales pueden llegar a ser un distractor muy peligroso en una competición de máxima exigencia. Los demás están en la medianía y muy cerca de su máximo potencial y con muy poco por descubrir.

La cosa no pinta bien. Los nórdicos hicieron notar a fuego lento las carencias mayúsculas del combinado azteca en todas sus facetas y a menos de que ocurra un milagro el día 17, muy probablemente pierda frente a los alemanes.

Que a pesar de que la estadística marca que no están en el mejor momento al haber ganado solo uno de sus últimos seis encuentros, cuando llega el momento importante son sólidos y muestran su mejor cara. Y eso, combinado con el pésimo estado de forma de los aztecas, puede guiar a los de Osorio, directamente hacia el camino del desastre.

Esta entrada fue publicada en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, PAMBOLERO, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario