A NIVEL DE CANCHA: México Encontró Sus Límites Contra Brasil

Texto enviado por José David García.

México llegó hasta donde pudo. Hasta donde el talento y la cabeza le alcanzaron. La realidad es que la selección no daba para más. Brasil es mejor equipo. Así de simple. Tiene mejores jugadores. Juegan en conjuntos superiores de primer orbe. Están mejor preparados y más capacitados para afrontar la presión, las eliminatorias de matar o morir y las expectativas que cargan por historia y exigencias de sus aficionados y prensa. Hay diferencias, y las mismas se notan en máxima competencia. Brasil las hizo evidentes.

México trabajó bien el juego los primeros 25 minutos. Presionó adecuadamente la salida brasileña y los obligaban a saltar la línea. Tirar pelotazos y que no encontraran enlaces con los talentosos. Ni Neymar, Coutinho y Willian tomaron mucho la pelota. No fueron participativos e influyentes en el trámite del juego.  El trabajo de recuperación del equipo mexicano fue correcto. Ordenado, disciplinado y bien planteado. La incursión de Márquez en el equipo titular dotó al cuadro mexicano de experiencia, manejo, tranquilidad y calma.

Parecía que funcionaba. En la primera media hora de juego Brasil no generaba. No llegaba al arco y no encontraba el balón. México estaba bien parado. Era solvente y equilibrado. Permitía pocos espacios y fisuras. Aunque los de Osorio tampoco creaban muchas ocasiones de gol.

Los aztecas perdieron fuelle. Los brasileños comenzaron a encontrar espacios entre líneas y pudieron enlazar con los habilidosos. México sufría. Perdió el balón y ya no preocupaba. Los últimos 20 minutos Brasil cerró fuerte y con buena dinámica.

Y así abrió la parte complementaria. Su fue arriba en el marcador. México dejó espacios y Brasil dominó y culminó el partido a su antojo. Fueron justos vencedores. Superiores, generaron más oportunidades de gol, hicieron a Ochoa el mejor de la cancha y defensivamente se vieron sólidos. Es más equipo, tienen mayor calidad y más carácter para afrontar estos partidos de eliminación directa. Esa es la realidad.

Vela bien. Ochoa el mejor. Willian y Neymar decisivos. Márquez buen rendimiento. Cuando estuvo en la cancha dio orden y mostró liderazgo. El de las cosas chingonas, ni sus luces. Se le sigue buscando. Esa sería la radiografía del encuentro. Ni más ni menos.

No es una cuestión de mentalidad, porque los jugadores mexicanos durante toda la justa, exhibieron buenos deseos y expectativas. Se agradece, aunque no es suficiente. Esto es de calidad. No tenemos futbolistas en alta competencia. En las mejores ligas y torneos del mundo. No tienen ese roce. Esa experiencia y capacidad para definir un encuentro con talento individual.

La selección compitió bien, como siempre. De tú a tú y sin miedo. Encaró a una escuadra con más armas individuales y lo superó por 30 minutos. Después lo equilibraron y terminaron llegando las anotaciones.

El balance es regular. Se sobrepasaron las expectativas que se tenían inicialmente pero a la vez, se finaliza en la misma instancia de toda la vida. Toca sacar cuentas y conclusiones. Seguir adelante y construir a la nueva selección del futuro.

Contratar a un nuevo entrenador, realizar el cambio generacional necesario y que se apoye a los jóvenes mexicanos que están trabajando bien en las fuerzas básicas que serán el semillero para la selección.  Que se siga exportando futbolistas al extranjero, que compitan en otro contexto, aumenten su nivel y puedan llegar, con el paso del tiempo, a mejores equipos.

Eso lo que queremos y deseamos todos. De momento, para la afición queda lamentarse, reconfortarse y pasar página. Después, volver avivar la llama de la esperanza. De poder pasar el maldito cuarto partido y conseguir el quinto. Que a día de hoy, es una obsesión convertida en maldición.

Esta entrada fue publicada en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, PAMBOLERO, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A NIVEL DE CANCHA: México Encontró Sus Límites Contra Brasil

  1. Victor dijo:

    Muy acertado excelente comentario

  2. Manuel Hernández dijo:

    Impresionanti texto, como la de Zague.

Deja un Comentario