EL FANÁTICO: LeBron en Los Ángeles, Premios en la NBA y la Misma Historia Desde 1978

DATO DEL DÍA. En las elecciones del domingo en nuestro país, dos históricos del futbol mexicano ganaron puestos muy importantes de elección popular: Cuauhtémoc Blanco se convirtió en gobernador electo del estado de Morelos, luego de haber sido presidente municipal de la capital de esa entidad, Cuernavaca, mientras Manuel Negrete ganó la alcaldía de Coyoacán (CDMX) por PAN-PRD-Movimiento Ciudadano. Además Erick “Terrible” Morales, excampeón mundial de boxeo, será diputado federal por Morena.

LeBRON JAMES. Imagine que es uno de los mejores basquetbolistas de la historia de la NBA y tiene cuatro o cinco años de vida activa al máximo nivel, además busca un sitio donde pueda explotar su fama y talento para amasar la mayor cantidad de dinero posible antes del retiro, sumando que su ego por ser declarado el mejor de todos los tiempos, por arriba de Michael Jordan, es incontrolable y necesita reflectores en cantidad.

Si considera lo anterior, no cabe la menor duda de que solo tendría dos opciones: Nueva York y Los Ángeles, pues ninguna otra ciudad ofrece todas las posibilidades citadas arriba, por ende no es nada raro que LeBron James esté por firmar un contrato de cuatro años por 153.3 millones de dólares con los Lakers, su mejor elección por ahora pues ir a los Knicks significaba comenzar debajo de cero y con el equipo angelino hay algo de estructura.

Si vale o no la cantidad señalada, no es punto de discusión, pues para muchos es ya mejor que Jordan hace rato, pero al margen de esta consideración tan subjetiva, el tipo lo vale porque sabe cargar a un equipo en los hombros y llevarlo a ganar títulos, pero con los Lakers tendrá compañeros que solo tuvo en Miami, de ese nivel para ser preciso, y ayer el equipo del centro de California se hizo de los servicios de nada menos que Rajon Rondo.

Los Lakers han tenido al menos tres grandes épocas en su larga vida en la NBA, primero cuando estaban en Minneapolis, una de las llamadas Ciudades Gemelas, donde se convirtieron en un equipo dominante en la liga, luego cuando de la mano de Magic Johnson mandaron en el circuito en los años 80, posteriormente en la década pasada cuando juntaron a Kobe Bryant y Shaquille O´Neal y pusieron de cabeza la liga ganando campeonatos.

Hago el resumen anterior porque creo que con LeBron los Lakers podrán renacer en muy poco tiempo y dejar en el olvido las malas temporadas recientes, armar un buen equipo alrededor del jugador mencionado y comenzar su cuarta época de campeonatos, tienen todo para hacerlo y por ahora parece que están ya armando la estructura para que eso suceda.

PREMIOS. Por fin se develó el premio al Más Valioso de la temporada pasada de la NBA, nombramiento en el que se supone no cuenta lo hecho en la postemporada, y el ganador del premio más codiciado es James Harden, de Houston, que en cerrada pelea dejó fuera a LeBron James, aunque para muchos este debió ser el ganador, pues desde su óptica, él cargó con un mal equipo en la espalda hasta llevarlos a la serie final, aunque sin éxito.

El argumento para nombrar a Harden fue que mantuvo un altísimo nivel durante toda la campaña regular, pero en contraparte James tuvo su mejor campaña en números en década y media en la liga, un caso difícil de dilucidar pero esta vez el de Houston salió avante; el tercer postor era Anthony Davis, de Nueva Orleans, que cargó con los Pelicanos todo el rol luego de que DeMarcus Cousins se lesionó y se perdió casi todo el calendario.

El Novato del Año tampoco fue fácil de nombrar pero finalmente Ben Simmons, de los Sixers, fue quien se llevó el premio, a pesar de que Jayson Tatum, de los Celtics, tuvo una recta final de temporada regular (y no se diga una postemporada) sensacional, pero a este solo le alcanzó para ser tercero en la lista final; en medio de los dos citados quedó Donovan Mitchell, del Jazz, que tuvo buenos números pero no el impacto que tuvo Simmons.

El Defensivo del Año, que a mi juicio es casi tan importante como el MVP, fue para Rudy Gobert, de Utah, ya que fue clave para que su equipo tuviera la segunda mejor defensa de la liga, dejando en segundo en la lista de finalistas a Joel Embiid, de Philadelphia, y en tercero a Anthony Davis, de los Pelicans; este último con este lugar revalora su posición en la lista de finalistas del MVP, pues en este fue tercero atrás de dos monstruos de la ofensiva.

El Mejor Sexto Hombre, es decir, el mejor relevo desde la banca, fue Lou Williams, de los Clippers, dejando segundo a Eric Gordon, de los Rockets y a Fred VanVleet, de los Raptors, como tercero en la lista de este premio; la presea al Jugador con Mayor Crecimiento fue para Víctor Oladipo, de los Pacers, mientras Clint Capela,, de Houston, y Spencer Dinwiddie, de Brooklyn, fueron segundo y tercero respectivamente.

El premio al Entrenador del Año fue, luego de votación controvertida, para Dwane Casey, de Toronto, que tuvo una sensacional temporada regular pero se despidió pronto en la postemporada, cuando muchos veían al equipo canadiense en la final; para este premio dos muy buenos entrenadores se quedaron como finalistas, Brad Stevens, de Boston, y Quinn Snyder, de Utah, que fueron segundo y tercero. Más NBA oro día.

SE ESPERABA. Me habría gustado que la selección mexicana de futbol le ganara ayer a Brasil, para que este país siguiera tan alegre como desde el domingo en la noche, pero creo que lo que sucedió fue lógico, y para aclarar esto cito a Héctor Huerta, de ESPN; uno de los poco comentaristas mexicanos que respetan esa premisa del periodismo, la objetividad, quien dijo palabras más o menos que “a final de cuentas son hijos de la Liga MX”.

Sí, muchos juegan en Europa, pero pocos ha sido parte notable de equipos realmente importantes, y su origen los dotó de ciertas características que muchas veces opacan su talento, como la inconsistencia, algo que es notable y constante en el futbol mexicano desde siempre, sumado a que los medios de comunicación les hacen mucho daño, los elevan como globos y se revientan en cuanto un aire fuerte sopla; en fin, nada nuevo desde 1978.

Esta entrada fue publicada en Basquetbol, Boxeo, Columna EL FANÁTICO, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Números y Estadísticas, SLAM DUNK y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario