EL FANÁTICO: Mexicano Que Disgustará a Trump, Indy Lights, F-1, IndyCar y Cero Popptes

DATO DEL DÍA. Ningún piloto nacido en México ha logrado tanta pasión como en toda la década de los 90 logró Adrián Fernández, que corrió siempre en la serie Champ Car y ganó muchas carreras; las audiencias de TV Azteca e ESPN se disparaban en nuestro país como nunca para una carrera de autos cuando corría, aunque nunca estuvo en la Fórmula Uno.

GANADORES. ¿Se acuerdan que les vengo diciendo hace semanas que pronto un mexicano le causará un infarto a Trump? Y no será el Peje, sino Daniel Suárez, piloto mexicano en la serie mayor de NASCAR, quien el domingo en la pista de Pocono, en Pennsylvania, volvió a llegar en segundo lugar y además fue líder en 29 de 164 vueltas.

Suárez llegó apenas atrás de su compañero de equipo, Kyle Busch, uno de los estelares de la serie y con mucha más experiencia, pero aun así tuvo que emplearse lo que en NASCAR llaman Tiempo Extra, es decir, giros extra, para definir al ganador; los dos pilotos forman parte del equipo de Joe Gibbs, aquel que ganó varios Súper Tazones con Washington.

Para los no enterados, explico que el público mayoritario de NASCAR principalmente es el votante del Partido Republicano, el bloque llamado Red Neck, compuesto con un escaso nivel cultural, que fue el grueso de votantes que puso a Trump en la presidencia, además de que a la serie se le considera un feudo exclusivo de pilotos norteamericano, lo que ya hace una gran ofensa que esté en ella un mexicano, no se diga si llega a ganar una carrera.

El domingo también en el circuito de Mid-Ohio, el mexicano Patricio O´Ward fue el dominador de lado a lado, ya que completó la hazaña de llevarse la pole y las banderas a cuadros en las dos carreras del fin de semana de Indy Lights, logrando su séptima victoria en la serie este año, de la que saldrá campeón sin duda, lo que de seguro le valdrá una invitación de varios equipos de IndyCar para probar en ese nivel en 2019.

MÁS VELOCIDAD. El dominio impuesto en eventos recientes por Lewis Hamilton en la F-1 sigue vigente, el domingo lo reiteró en el Hungaroring, en el Gran Premio de Hungría, donde otra vez dio cátedra de manejo y ahora comenzó a separarse de Vettel en la clasificación, aunque llega el receso de verano y todas las escuderías retomarán fuerzas para la recta final de calendario en Europa, para luego partir a Oriente y América.

Alexander Rossi salió en la pole position y así terminó el evento de IndyCar en Mid-Ohio, es decir, se llevó el triunfo, encabezando la carrera en 66 de las 90 vueltas al trazado, para lograr su segunda bandera a cuadros del año (antes ganó en Long Beach) y la cuarta en su carrera en la serie; Robert Wickens fue segundo a largos 12 segundos y fracción del ganador, un margen que no se ve tan seguido en esta categoría.

PRIMEROS. La inercia mundial de acabar con lo que en México conocemos como “popotes”, ha llegado al deporte en Estados Unidos y seguro se extenderá y, por lo pronto, son dos los escenarios deportivos que han anunciado que desde ya no permitirán la venta de bebidas acompañadas de esos tubitos al parecer inofensivos hasta hace muy poco.

El Barcklay Center de Brrooklyn, donde juegan los Nets de la NBA y los Islanders de la NHL, así como el Nassau Coliseum, situado en Long Island (el distrito menos conocido de la ciudad de Nueva York), son los escenarios que no tendrán popotes y serán sustituidos por los que se fabrican con materiales biodegradables o, si se prefiere, no se dará ninguno.

Se sumará pronto todo escenario deportivo de Seattle, primera urbe estadounidense que ha desterrado por ley los popotes, así que los Mariners de Ligas Mayores no tendrán popotes, tampoco los Seahawks de la NFL y los equipos que se proyectan para esa ciudad de NHL y NBA. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Automovilismo, Basquetbol, Beisbol, Columna EL FANÁTICO, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Americano, Historia, Hockey, Números y Estadísticas, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario