EL FANÁTICO: Los Pateadores, Esos Flacos Menospreciados; F-1 y Un Portento de Maratonista

DATO DEL DÍA. Además del homerun con bases llenas de Ronald Acuña Junior, luego de 19 entradas sin carrera, para Atlanta ante Dodgers, que convirtió al posible Novato del Año de la Liga Nacional en el más joven (20 años) en la historia de las Ligas Mayores en lograr eso en postemporada, el Sun Trust Park, casa de los Braves desde 2017, tuvo record con 42 mil 385 aficionados, en el primer juego de postemporada en su historia el domingo pasado.

MENOSPRECIO. Durante la existencia del futbol americano como lo conocemos hoy, la posición menos valorada ha sido la de pateador, tanto de despeje como de goles de campo y puntos extra, al grado que muchas veces quizá ha escuchado que cualquiera puede hacer ese trabajo y que países como el nuestro puede hasta exportar pateadores, lo que no es verdad así como tampoco son tan intrascendentes.

De haber tenido pateador seguro para goles de campo y puntos extra, Cleveland estaría invicto igual que Kansas City y los Rams, por poner un ejemplo, y el domingo los Packers  habrían ganado y, en un caso opuesto, los Giants estarían disfrutando de un triunfo como visitantes; y ninguno de los dos estarían con marca tan compleja como 1-4 el primero y 2-2-1 el otro.

Mason Crosby, pateador de Green Bay, quien tiene 12 años en la NFL y es el jugador con más puntos en la historia de su equipo, llegó al domingo con 11 de 12 goles de campo anotados, solo le faltó uno de 52 yardas, distancia muy considerable, pero ante Detroit fue el primero en fallar cuatro intentos de gol de campo y un punto extra desde 1980, cuando tuvo su Domingo Negro el pateador de San Diego, Rolf Bernischke.

El domingo en Carolina dejaron en la presentación salir del túnel hacia el campo, antes de ofensiva o defensiva, a los pateadores y a los de equipos especiales y el honor sirvió: Graham Gano pateo gol de campo con 6 segundos para que los Panters vencieran a Giants y el pateador se metió a la historia como el segundo que logra patada de 63 yardas, junto a Tom Dempsey , que en 1970 lo hizo para Saints ante Lions.

Casi en cada juego o en cada equipo hay cuestionamientos notables en esta temporada respecto a los pateadores, como pocas veces ha pasado en la historia de la liga, pero es solo un aspecto del juego que nos demuestra que este deporte es precisamente de equipo y que lo que parece menos importante, resulta muchas veces ser lo que define un juego, una temporada o hasta la permanencia o salida de un entrenador o sus asistentes.

SEGURO. Después de los triunfos de Lewis Hamilton en Rusia y Japón, son 67 puntos los que separan al piloto inglés desde la cima del standing hasta el segundo lugar, Sebastián Vettel, y faltando cuatro Grandes Premios (EUA, México, Brasil y Abu Dabi), parece un hecho que el británico se llevará otro título de F-1, solo una tragedia lo evitaría.

PORTENTO. Mo Farah, quien ganó diez veces oro o carreras en Olímpicos y Mundiales de 2011 a 2017, corrió apenas su tercer Maratón y ya ganó el domingo un grande: Chicago, en 2 horas, 5 minutos y 11 segundos, 43 segundos menos que la marca europea; Farah debutó en maratones en 2014 con un octavo lugar en Londres y, luego de un receso, ahí mismo fue tercero este año, rompiendo marca británica con 2 horas, 6 minutos y 21 segundos.

Esta entrada fue publicada en Atletismo, Automovilismo, Beisbol, Columna EL FANÁTICO, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Americano, Historia, Números y Estadísticas, QUARTERBACK, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario