EL FANÁTICO: Kansas City-LA Rams, Un Lunes Para la Historia

DATO DEL DÍA. Es posible que en el calendario de 2020 de Fórmula 1 se incluyan dos nuevos Grandes Premios: el de Vietnam, que sería inédito, y el de Holanda, que regresaría luego de 33 años; la última vez que se corrió F-1 en el país de los tulipanes y los molinos fue en 1985, cuando la serie tenía 16 eventos por año y el ganador fue el austriaco Niki Lauda en un McLaren; las sedes holandesas podrían ser las pistas de Zandvoort o Assen.

PARA LA MEMORIA. Sin duda el juego del lunes entre Kansas y Rams fue histórico por mucho, desde que cambió de sede de última hora hasta que es ya el tercer partido con más puntos en la historia de la liga y el hecho de que fue muy emocionante, pero sin ánimo de ser purista, de ninguna manera el mejor de la historia como algunos exageran, porque hubo defensivas, pero fueron casi invisibles, salvo por algunas jugadas dignas de aplauso.

Entre los dos equipos lograron mil 001 yardas ofensivas, sumaron 56 primeros y diez, 14 anotaciones de seis puntos, incluyendo tres logradas por las defensivas, acumularon en total 105 puntos y, por primera vez en la historia de la NFL, los dos equipos anotaron 50 puntos o más en un mismo encuentro, y todo concluyó cuando Jared Goff lanzó pase de 40 yardas a Gerald Everett y este anotó, sellando la victoria para Rams con 1:49 por jugar.

Destaca la actuación de Patrick Mahomes, quarterback titular de los Chiefs, que tuvo seis pases de anotación pero fue interceptado en dos ocasiones en el último minuto de juego (1:18, para ser preciso), lo que mostró que es muy eficaz pero le falta la experiencia que quizá la habría permitido sacar el juego en favor de su equipo, pero quedó claro que él como Goff, son las cabezas visibles (junto a Wentz) de la próxima generación de quarterbacks.

Pero no todo fue en el campo de juego, creo que es justo reconocer a los dos grandes estrategas ofensivos en las bandas: Andy Reid por Kansas y Sean McVay por Los Ángeles, que dirigieron estupendamente, a pesar de que sus equipos se combinaron para 21 castigos, pero la segunda mitad fue un derroche de fantasía ofensiva, con 59 puntos totales; este duelo podría ser un previo del próximo Super Bowl, una posibilidad muy alta realmente.

Vale la pena apuntar que para el viejo Coliseo de Los Ángeles, único escenario deportivo que ha sido sede de dos Juegos Olímpicos y que hoy es casa de los USC Troyans, fue el primer juego de Lunes por la Noche desde 1985 y por ende primer duelo en ese día de la semana que transmite desde ahí ESPN, pues en 1985 los juegos de lunes los pasaba en señal abierta en Estados Unidos la televisora conocida como ABC.

Siguiendo con los números que arrojó el juego, entre Goff y Mahomes sumaron 64 pases completos de 95 intentos, para un total de 891 yardas totales por aire, además sumaron 10 pases de anotación y entre ambos perdieron la posesión por intercepción o balón suelto en siete ocasiones, pero estas son nada si consideramos sus actuaciones en general, remarcando las 478 yardas por pase de Mahomes (244 en la primera mitad).

La liga sabía que el partido era especial y por eso el cambio de sede para no arriesgar, pero otro detalle: se llevó árbitros estelares que no trabajan juntos normalmente, algo que solo sucede en postemporada. Y no, nada de complot contra México, simplemente sabe la NFL cuidar su producto.

Esta entrada fue publicada en Automovilismo, Columna EL FANÁTICO, DESDE LO PITS, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Americano, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, QUARTERBACK, Temas y Deportes Diversos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario