El Fanàtico: Armstrong de Rodillas, Boston en Revoluciòn

-“Justicia” Deportiva.

-Desastre en Fenway Park

DATO DEL DÌA: Josh Hamilton, de los Rangers, produjo el jueves cinco carreras en el triunfo de Texas por 10-6 sobre Minnesota. Es la tercera vez que lo hace en esta temporada, antes lo hizo el 17 de Abril ante Boston y el 8 de Mayo ante Baltimore, solo que en esa ocasión dio cuatro homeruns y produjo ocho. Solo Mark Teixeira, de los Yankees, y Matt Wieters, de Baltimore, han logrado este año tres juegos con cinco o màs carreras producidas.

POR FIN LO LOGRARON. Luego de mucho insistir y con pocas pruebas expuestas al público, las autoridades estadounidenses que castigan el dopaje en el deporte lograron lo que se propusieron hace años: defenestrar a Lance Armstrong y sus logros por cansancio. El ciclista dijo basta y ha dejado que borren sus marcas y hazañas, solo espero que los argumentos sòlidos, tangibles, un dìa salgan a la luz para que no nos hagan a muchos pensar que es otra vez el triunfo de la mediocridad sobre el éxito.

La rendición de Armstrong da lugar a pensar que algo habrá de cierto en las acusaciones, pero lo que es indudable o muy cierto, es que fue un atleta fuera de serie, porque al margen de ayudas químicas artificiales, lograr lo que hizo no es posible para cualquiera: vencer al cáncer y luego ganar siete veces en fila el Tour de Francia, no solo la prueba ciclista màs notable del mundo, sino también a juicio de los conocedores, las màs complicada y exigente.

La Uniòn Ciclista Internacional y el organismo sancionador de los doping positivo en el deporte internacional, la WADA, no han dicho nada aùn, pero no será raro que en las próximas horas se unan a la sanción estadounidense. Y el comité organizador del Tour de Francia casi seguro borrarà los triunfos del norteamericano para dejarlos en manos de otros, aunque lo justo sería declarar desiertos esos años de triunfos de Armstrong.

Ya toco el turno a Tiger Woods de vivir un linchamiento mediático, ahora es la ocasión para Lance Armstrong, antes fue la velocista Marion Jones y otros como John Rocker, Daryll Strawberry, Dwight Gooden y Ryan Leaf. Muchos han cometido errores, pero algunos organismos y muchos medios los hacen ver como lo peor del mundo. ¿Quièn sigue? ¿Roger Federer? ¿Peyton Manning? ¿Michael Schumacher? El tiempo nos dirà.

MOTÌN DE MEDIAS ROJAS. Poca memoria tienen a veces los aficionados y ocurre en cualquier deporte, hoy Bobby Valentine, manager de los Boston Red Sox es el villano y los amotinados son unos pobres jugadores que tratan de dar todo pero nadie los comprende. Y es màs fácil echarle la culpa de un mal paso de un equipo a un manager que a los que entran al campo y ejecutan, para bien o para mal, el juego.

La gente de Boston y muchos otros lugares ya olvidaron que la caída de los Red Sox en la recta final de la temporada pasada, una de las màs estrepitosas de la historia, se debió a la disciplina relajada en el equipo, al grado de que muchos, encabezados por Josh Beckett, se ponían a comer pollo frito y tomar cerveza cuando no jugaban. Y eso le costò el puesto al manager anterior, el que los había llevado a ganar dos Series Mundiales.

Primero salió Kevin Youkilis, ahora el recién llegado Adrìan Gonzàlez y el “alegre” Becket, además de otros. Limpia en Boston, desde los consagrados hasta los que cubren sus ineficacias escudados en el manager, como el llamado “Titàn”. Otro caso de deportistas que creen que ser profesionales las 24 horas durante la temporada de su deporte es asunto de otros y no de ellos. No hay que ir lejos, en el beisbol invernal mexicano se dan de esas o peores, pasando por los chantajes a la afición, ayudados por los medios.

Para leer ediciones anteriores de esta columna, haga click aquí. Hasta el lunes en este espacio. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Beisbol, Ciclismo, Columna EL FANÁTICO, Historia, Medios de Comunicación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un Comentario