A NIVEL DE CANCHA: Un Buen Jalón de Orejas

Texto enviado por José David García.

Miguel Herrera es un gran motivador. Es un tipo capaz de impregnar a sus futbolistas, desde lo emocional y afectivo, un carácter y una idea de juego atractiva que convenzan al jugador de ser protagonistas en cada partido. Máxime cuando estas en uno de los clubes más importantes y populares del país como el América.

La mayor virtud de Herrera como entrenador, es la de ser un gran predicador. Seducir al jugador a través del encanto de las palabras. No tanto de los conceptos y las ideas preconcebidas de un estilo, sino del fuego de las emociones que despierta el uso correcto de un vocabulario específico. No formal, sino una semántica que sería capaz de sonrojar a cualquiera, desde un sentido poco amable. Saber llegarle al futbolista inclusive desde un sector que no tiene nada que ver con el fútbol.

Como dirían en el otro lado del charco, los pone como una moto. Dirime, desde cada visión individual que tiene el futbolista sobre el juego… opiniones, soluciones y actividades que cada uno de ellos pueden hacer en pro del colectivo. Inclusive si dicha labor no ayuda mucho para el brillo individual.

Ese es su encanto como entrenador. Generar un ánimo desenfrenado en sus futbolistas para que no dejen de correr por toda la cancha. De luchar, de meter fuerte la pierna y ser aventurados a la hora de ir al ataque. No es un entrenador especialmente táctico que dote a sus equipos de un gran orden, de una estructura sólida y sobre todo equilibrada.

Es un huracán. Alguien que busca que sus dirigidos vayan hacia el frente sin importar las consecuencias que eso conlleva en retaguardia. Ofender, atacar… ser propositivos. Llegar al arco rival sin un orden establecido y una estrategia bien definida. Es un aluvión de emociones. Y sus equipos siempre han sido un fiel retrato de ese carácter.

Por eso se fue al descenso con el Veracruz. Por eso no pudo remontarle a Ecuador en Rancagua en la Copa América del 2015. Por eso tuvo que depender de un cabezazo de Moisés Muñoz a la desesperada para ganar un tiempo extra. Por eso perdió contra Holanda en 2014. Por eso ha sucumbido en la mayoría de finales que ha disputado. Por eso el Necaxa lo bailó la semana pasada. Por eso su defensa fue un desastre. Por eso estaba molesto al termino del partido afirmando que abría jalón de orejas luego de la imagen ofrecida en Aguascalientes.

Pero fue un jalón de orejas a medias. El Atlas, un equipo con menos recursos colectivos e individuales, lo superó por 20 minutos. Generaron más ocasiones de gol y estuvieron encima del arco de Marchesín. Si bien las ocasiones no fueron manifiestas de gol y la mayoría fueron remates de media distancia, tiene que ser preocupante que un rival de poca envergadura como los rojinegros, encontraran tantos espacios entre líneas para jugar y distribuir.

El Atlas compitió bien. Sin miedo y de tú a tú. Superó a un rival de mayor jerarquía por 25 minutos y lo tuvo contra las cuerdas. Luego, el América se desempolvo ese dominio y liquidó el partido en los últimos 15 minutos de la primera parte. En un tiro de esquina combinado con un error del arquero y una contra bien llevada por Renato Ibarra. El segundo tiempo fue un trámite y las Águilas sellaron la goleada en otra jugada de táctica fija con Guido Rodríguez como protagonista anotando un doblete.

El América, con muy poco juego, goleó al Atlas tres a cero. A medio gas. Sin problemas y sin despeinarse la ultima hora de partido. Dos pelotas paradas y un contragolpe. Ese es el América del “Piojo” en su segunda etapa. Si los de Coapa aspiran a ser campeones como siempre afirman, deben mejorar mucho más para pelearles el trono a los demás candidatos. Generar mayor número de oportunidades y habilitar con más frecuencia a los delanteros.

En los últimos torneos este equipo ha ganado jugando al pelotazo, con la táctica fija y el uso de las individualidades. Herrera y el América se han olvidado de las formas que han hecho importante a este equipo: juego técnico, de triangulación por toda la cancha, dinámico y atrevido. Se han escudado únicamente al pragmatismo y beneficio del resultado. No es poca cosa, pero va contra la cultura y tradición que los azulcremas han pregonado a lo largo de su historia. Este América gana con el otro fútbol. Con el que dicta contragolpes, pelota detenida y poco amor hacia el balón. Es una realidad. No hay más que decir.

Publicado en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, PAMBOLERO, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EL FANÁTICO: Telenovelas Deportivas

DATO DEL DÍA. Todas las ligas deportivas profesionales estadounidenses de mayor nivel han tenido huelgas y paros laborales (que no son lo mismo) en su historia, pero la NHL ha sido la única que suspendió una temporada completa (2004-2005), mientras las Ligas Mayores de Beisbol es la única que cortó y no completó una campaña (1994), al tanto que la NBA es la única que solo ha tenido paros laborales pero nunca huelgas formales.  

MEDIOS Y CONFLICTOS. En una época que hoy parece lejana, el deporte profesional era el punto de atención de los aficionados en todo momento, es decir, lo importante era siempre lo que pasaba en la cancha y nunca, o pocas veces, lo que sucedía en los vestidores, las vidas privadas o las andanzas pasadas de los atletas, mucho menos los conflictos políticos que rodearon su niñez o que motivaron a sus padres tal o cual acto.

Hoy la cobertura mediática tan excesiva, tan detallada y muchas veces tan especulativa, han convertido las vidas de atletas y personas cercanas a ellos en telenovelas vivas, muchas veces verdaderos infiernos que no son deseables para nadie, pues se les vigila todo el día y hasta lo que comen y lo que no, lo que les hace daño y peor aún, el periodismo deportivo se ha convertido en especulación, hasta creyendo saber lo que alguien piensa o pretende hacer.

Que si Lionel Messi siente o no los colores, la bandera o el himno de su natal Argentina, que si quizá preferiría ser español, que si Cristiano Ronaldo es un mercenario y va siempre donde paguen más, que si Mezut Ozil es más turco que alemán y si simpatiza con una aparente dictadura, que si Landon Donovan es un traidor a su país por apoyar al equipo mexicano en el Mundial pasado, que si fulano es buen patriota, que si es alérgico a tal…

Especulaciones puras que bien podrían ser contestadas por sus protagonistas de forma afirmativa o negativa, lo que daría lo mismo a fin de cuentas, porque, por ejemplo, Messi nació en Argentina pero poco ha vivido ahí, Cristiano busca dinero porque su carrera es corta, Ozil tiene padres nacidos en Turquía y se entiende su identificación con ese país, Donovan se vinculó con el futbol mexicano, y, a final de cuentas ¿y qué si sí  y que si no?

Pero lo que no se ve de fondo son muchas cosas, iniciando por la banalización de una actividad tan popular, socialmente muy importante, y lucrativa, como el deporte profesional, situación que ha convertido al deporte y a los atletas en modas muy desechables y olvidables, porque quizá usted ya no recuerde nombres antes famosos como los de José Luis Ramírez, Horacio López Salgado, Freddy Adu o Angélica Gavaldón (¿o reconoce a los de las fotos que acompañan este texto?).

Y hay algo más escondido, que se cubre con un “patriotismo”, que es más un patrioterismo excluyente, porque apenas alguien declara (atleta, medio o periodista) que tal o cual deportista en tal momento estará “representando” al país, región, estado o grupo social, y se convierte en bandera, himno y territorio, además de dignidad e identidad nacional, todo en una persona y expuesto todo en un momento “definitivo para la historia nacional”.

Por razones como estas, que permiten y exigen un estudio profundo de sicólogos, historiadores y sociólogos, no es raro encontrar que casi diario, especialmente en medos electrónicos y virtuales, los espacios dedicados al deporte son noticieros de farándula barata, donde los chismes, las especulaciones y las bajezas rebasan por mucho las tramas de las telenovelas.

Publicado en Atletismo, Automovilismo, Basquetbol, Beisbol, Boxeo, Ciclismo, Columna EL FANÁTICO, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Americano, Futbol Soccer, Golf, Historia, Hockey, Juegos Olímpicos, Medios de Comunicación, Tennis | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

A NIVEL DE CANCHA: Su Majestad No Estará en Toronto

Texto Enviado por José David García.

El tenista suizo Roger Federer no competirá en el masters 1000 de Toronto que arrancará el próximo 4 de agosto del presente año. Básicamente dicha decisión tomó su auge ante la conclusión de su “majestad”  de aligerar su calendario y poder dosificarse físicamente y ahorrar energías rumbo a otros torneos como el US Open que comienza el 27 de agosto, según ha confirmado la organización del torneo.

Esta determinación deja en evidencia la madurez, inteligencia y capacidad de raciocinio de Federer. Entiende que su plenitud física pasó a mejores años y que si quiere competir, dentro de lo cabe, de forma digna los torneos de mayor prestigio, debe mantener una línea ejemplar en cuanto al cuidado de su cuerpo y descansar el tiempo que sea necesario. El cuerpo humano, con el paso de los años, responde de forma diferente y paulatina al cansancio, y el tiempo de recuperación, entre más mayor se es, es más lento y tardado. Y Roger lo ha entendido a la perfección. Aun si eso significa sacrificar posición en el ranking de la ATP.

Dentro de su exitosa y dilatada carrera, Federer nunca se distinguió y se ha distinguido por ser un tenista muy físico. Nunca le ha gustado acortar la cancha corriendo hacia adelante para atacar la red y poder rematar. Su elasticidad para abarcar zonas laterales no ha sido uno de sus fuertes y prefiere resguardarse en el fondo del terreno. Jugando con su rival. Moviéndolo, cambiándole las velocidades y la dirección de la pelota marcando el ritmo del juego. Factores que enarbolan su gran técnica de golpeo. Denotando su elegancia, sus movimientos gráciles, elegantes y suaves de bailarín de ballet. Tan reconfortantes y satisfactorios para el público como peligrosos e intimidantes para sus rivales.

A pesar que hay superficies que le vienen mejor, “The Swiss Master”, reconocido por sus propios compañeros de profesión, tiene y ha mantenido una gran capacidad para adaptarse a las condiciones que un partido le pueda proponer; ya sea por el rival, la superficie, condiciones climáticas, la dirección en la que corre el viento o cualquier otro factor externo que le pueda complicar y no lo tenga como una especial costumbre de práctica.

Su saque y volea inicial le ha otorgado situaciones muy ventajosas a lo largo de los partidos. Potente, rápida y contundente. Ha sido tan solvente que le permite dosificarse y descansar dentro de un mismo juego y desfondar a su rival. Terminando el partido en pocos sets y horas de juego para llegar a su siguiente escollo lo más completo posible en el plano atlético.

Probablemente ese factor sea una buena justificación del porque el sudafricano Kevin Anderson lo eliminó en una etapa prematura como los cuartos de final de Wimbledon. Tomando en cuenta que este año en la superficie de césped la organización colocó mayor arena, genera que la pelota bote poco y pierda velocidad, provocando una exigencia mayor en la reacción física en los desplazamientos a máxima velocidad, cosa que en la actualidad le cuesta en demasía al suizo. Un resultado que puede para muchos anunciar su descenso definitivo. No es algo nuevo para él. El anuncio de su declive por sus limitantes físicos marcados por la edad ha tenido una vigencia de algunos años para la fecha. Pero Federer los ha acallado con buenas participaciones y resultados dentro de la superficie.

También hay otro punto que no se ha considerado del todo. Su revés nunca ha sido lo suficientemente sólido. Los realiza a una sola mano y eso le quita velocidad y fuerza a sus envíos, haciéndolos muy planos. Demasiado rectos, a media altura y con una rapidez muy perceptible para un tenista promedio. Déficit que ha podido sustituir con su gran y extraordinaria volea de derecha. Aunque no cabe duda que la cuestión de los años pasa factura a cualquiera independientemente de la jerarquía que se tenga como deportista en cualquier disciplina, y Federer no es la excepción a esos limitantes de la edad y el tiempo.

El año pasado, Roger Federer fue finalista ante el alemán Alexander Zverev del masters 1000 en Toronto. En total, han sido seis las finales que ha disputado el suizo en este certamen. Ganó las dos primeras (2004 y 2006), pero ha perdido el resto (2007, 2010, 2014 y 2017).

Mientras se disputa el torneo – del 4 al 12 de Agosto – el suizo cumplirá 37 años el 8 del mismo mes. Este año, ha ganado en Stuttgart, Rotterdam y el Abierto de Australia. En Wimbledon llegó a cuartos de final, pero en Roland Garros también declinó participar. Los que sí estarán en Toronto serán Rafa Nadal, Novak Djokovic y el resto del ‘Top 20’ de la ATP. El español, actual número 1, ha sido tres veces campeón (2005, 2008 y 2013), mientras que el serbio, recientemente que ha ganado en Wimbledon, ha conquistado dicho certamen cuatro veces (2007, 2011, 2012 y 2016).

No cabe duda que la competición lo extrañará. Siempre es triste y deprimente cuando alguien del talento y capacidad de Federer está ausente ya que el certamen propio pierde brillo ante la falta de una estrella que le otorga estatus y renombre al mismo. Además se obtienen buenas ganancias económicas por la venta de boletaje y derechos de transmisión con su presencia. Sea como sea, esto demuestra la disposición del suizo por seguir demostrando que tiene cuerda para rato en un nivel de exigencia tan alto como el legado de su leyenda… y, mientras siga haciéndonos disfrutar con su rendimiento excelso, que se cuide todo lo que quiera y pueda, para seguir disfrutando de sus exhibiciones, que, gane o pierda, son una verdadera maravilla de buen tenis, aunque ahora sean, en menor cantidad.

Publicado en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, EDITORIAL DEPORTIVO, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, Temas y Deportes Diversos, Tennis | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

EL FANÁTICO: Lewis Hamilton y Tiger Woods, Dos Gigantes

DATO DEL DÍA. Entre los años 70 y 80, con excepción del beisbol de Ligas Mayores, las otras ligas profesionales estadounidenses (y canadienses) tuvieron una competidora, que al desaparecer legaron algo de alguna manera a las originales; la NBA enfrentó a la ABA (American Basketball Association), la NFL a la USFL (United States Football League) y la NHL a la WHL (World Hockey Laegue), aunque ya para 1984 ninguna de ellas existía.

REY DEL REGRESO. Dicen muchos grandes pilotos de la historia, especialmente de Fórmula Uno y los seriales estadounidenses, que la mejor carrera posible para un piloto es aquella en la que se arranca del fondo de la formación de salida y se concluye en lo más alto del podio, algo que cuando ha ocurrido, deja claro el carácter competitivo del piloto que ha logrado la proeza, situación con la que Lewis Hamilton ha coqueteado varias veces.

Durante el lapso en el que se celebró el Mundial se corrieron tres Grandes Premios de F-1 en Europa y poca atención se les puso, salvo por los fanáticos más fieles, que son millones, y en esos eventos, junto al del fin de semana pasada en Alemania, el que mejor parte sacó en todo sentido fue Lewis Hamilton, de Mercedes Benz, que no en vano ha renovado por dos años más con  su escudería por 52 millones de dólares por temporada, nada más.

El 24 de Junio, en el circuito francés de LeCastellet, Hamilton hizo la carrera perfecta, ganó sin problemas desde la posición de honor en la parrilla, aunque tuvo que batallar con Verstappen, y un par de semanas después, el primer día de Julio, en el trazado de Spielberg en Austria, Hamilton, Bottas y todo el equipo Mercedes Benz tuvo su peor día de toda la temporada y de mucho tiempo, con fallas de todo tipo y un resultado para el olvido.

El 8 de Julio en la legendaria pista inglesa de Silverstone, Hamilton ante su público salió en la pole pero llegó segundo, a pesar de lo cual fue un carrera de antología para el británico, pues remontó casi todo la formación luego de caer a la cola casi al principio, lo que volvió loco al graderío, pero le faltó tiempo, con tres giros más le hubiera respirado en la espalda a Vettel y quizá le habría arrebatado la de cuadros, sinceramente una carrera inolvidable.

El fin de semana pasado en el hermoso circuito de Hockenheim en Alemania, Hamilton calificó pobremente en el lugar 14 el sábado, pero el domingo dio otra clase de lo que es remontar posiciones, cerrando con un triunfo que lo regresó al tope de la clasificación de pilotos y puso a su equipo en la cima del campeonato de constructores; sigue, la semana que viene, el Gran Premio de Hungría, y veremos si el inglés sigue dando cátedra.

UN REGRESO ESPERADO. Hacia nueve (si, nueve) años en los que Tiger Woods no tomaba por algún momento el liderato en un torneo mayor, es decir, de los cuatro grandes de la PGA (incluyendo el Abierto Británico), pero el domingo el legendario jugador lo hizo y cerca estuvo de ganar en el histórico campo de Saint Andrews el llamado The Open.

El ganador del Abierto Británico fue el italiano Francisco Molinari, primer jugador de esa nacionalidad que gana un torneo mayor de la PGA en la historia, pero sin duda el regreso en el torneo y aparentemente en su carrera, de Tiger Woods, fue lo más destacable del torneo.

Publicado en Automovilismo, Basquetbol, Beisbol, Columna EL FANÁTICO, DESDE LO PITS, EDITORIAL DEPORTIVO, Golf, Historia, Hockey, Números y Estadísticas, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

A NIVEL DE CANCHA: Fecha 1 Liga MX, Confirmaciones

Texto enviado por José David García.

Poco importan las características distintivas de nuestra Liga mx. Las que la hacen diferente a las demás. Con sus particularidades y defectos. Ya que por lo general los encuentros tienden a encerrar variantes poco atractivas. Los partidos son lentos, sosos y con pocas ocasiones. Un fútbol muy luchón, de roce y disputa en el medio sector. En donde el desgaste físico – atlético y la disposición al sacrificio y esfuerzo son las virtudes álgidas semana a semana… ¿Por qué? Porque básicamente se sigue teniendo un torneo de 17 fechas con liguilla. Donde pueden clasificar prácticamente la mitad de los equipos a la última instancia, y, sin merecerlo, pelear por el título encontrando un rendimiento muy mediano haciendo caso a la ley del mínimo esfuerzo y porque los futbolistas que compiten en esta liga, tienden a ser muy correosos y solidarios en la disputa.

El campeonato, según el punto de vista de quienes prefieren ver el vaso medio lleno, afirma que el torneo suele ser muy competitivo. Poco predecible y muy igualitario al momento de otorgar la gloria. Hacer sentir a todos capaces de alcanzar cosas importantes y subirles el ánimo. No les falta razón, pero sin duda el espectáculo y los goles no van o no deberían de ir peleados con la competitividad y la igualdad.

Luego de la finalización de la Copa del Mundo, no cabe duda que queda un vacío en el pecho por la falta de algo especial. Emocionante. Pero la vida es así. Efímera y placentera. De lo bueno poco. Y lo único que tenemos a nuestro alcance es el campeonato mexicano de fútbol. Uno que dejó reflejado el alcance y las expectativas de muchos equipos. Una realidad que ya estaba más que clara antes del inicio de la competición.

Ha sido una semana inicial de confirmación. La fecha uno confirmó que Cruz Azul, es un equipo que tiene todos los condimentos para ilusionar a sus aficionados. Ofensivo, propositivo y con variantes. Tiene un plantel completo. Capaz de armar un once muy competitivo y en caso de urgencia, cuando la cosa no va bien, Caixinha puede voltear a la banca y encontrar opciones suficientes para darle armas secundarias a su equipo. Los fichajes en tiempo y forma, una pretemporada completa con toda la plantilla y el mantenimiento de una buena base, son puntos que denotan el buen trabajo de entrada que ha realizado Peláez y toda la directiva.

Pumas, a pesar de la victoria, sigue siendo una escuadra que aspira a la liguilla, lo demás, depende del factor sorpresa que este plantel pueda ofrecer en últimas instancias. Venció a un Veracruz que aspira al descenso por su pobre juego y lo escaso de su plantel. Pero ante la falta de la perdida de categoría, los tiburones no tendrán esa motivación extra para jugar los juegos como si fueran los últimos. Lo bueno para los universitarios es que los dos delanteros comienzan a producir en cuestiones cuantitativas con anotaciones.

Monterrey y Tigres son dos equipos muy potentes. Cuando quieren y se lo proponen, andan bien y pueden aplastar al que se le ponga enfrente. Son candidatos naturales al título.

Se confirmó que Tijuana va a ser un conjunto muy complicado y combativo como local. Que León y Pachuca van a tener que comenzar de cero con entrenadores con una idea diferente a lo que venían trabajando. Que Puebla, Atlas, Querétaro y Lobos BUAP son equipos del montón, con pocos recursos en la cancha sabedores que van a sufrir en el certamen a menos de una sorpresa mayúscula. Que Chivas es un equipo limitado y le va a costar un mundo ser una escuadra que pueda generar muchas situaciones claras de gol a pesar de que Cardozo ha demostrado que puede trabajar con una materia prima limitada. Se les fue un generador como Pizarro, Cota que era un seguro en la portería y su pastor como Almeyda que les brindó un estilo de juego agradable, de ataque y muy reconocible entre los aficionados.

Toluca y Santos, que disputaron la última final, van a ser planteles muy competitivos siempre y cuando mantengan una buena constancia en su juego colectivo. Que él América va a ser un candidato al título a pesar de las bajas por lesión, de la derrota frente al Necaxa y del fútbol chato, predecible, lento, plano y de escasa imaginación colectiva, individual  y respuesta desde la banca. Van a mejorar pero necesitan tiempo, trabajo y paciencia para ir recuperando a todas las bajas y buenas sensaciones.

Es apenas la primera jornada de competición de nuestra adorada Liga mx. Muy pronto para sacar conclusiones. Pero ha sido más que suficiente para darnos cuenta que el certamen del fútbol mexicano sigue manteniendo el mismo parámetro de juego en cuanto al espectáculo ofrecido, independientemente de las posibilidades de cada equipo. Un fútbol con pocas emociones, goles y sensaciones agradables para la tribuna.

Publicado en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, PAMBOLERO, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EL FANÁTICO: Candentes Duelas Veraniegas (NBA, Summer Leagues, WNBA)

DATO DEL DÍA. El famoso novelista Paul Auster siempre trae un lápiz o pluma, ya que se lo prometió a si mismo cuando tenía 8 años y lo llevaron por vez primera a un juego de Ligas Mayores, precisamente al Polo Grounds, vieja casa de los Nueva York Giants (hoy en San Francisco), y al salir encontró a Willie Mays y le pidió un autógrafo, a lo que el astro accedió pero no pudo ocurrir porque nadie alrededor traía con qué escribir.

SOLO POSIBLE. El miércoles los San Antonio Spurs mandaron un cambio a los Toronto Raptors a Kawhi Leonard y Danny Green y recibieron a DeMar DeRozan, Jakob Poeltl y la primera selección del Draft de la NBA de 2019, que deberá estar entre las primeras 20, lo que de no suceder convertiría eso en dos en 2020 en segunda ronda.

Sin embargo, este cambio podría no realizarse, pues Leonard, en su plan de divo, desplegado hace varios meses, dice que no está de acuerdo, y tiene derecho, por contrato y años jugados en la liga, a bloquear la transacción pactada, además de que el jugador ha declarado que desea ir a dos destinos únicamente: Lakers o Clippers, lo que se ve igual difícil, porque ambas franquicias tendrían que ver si hay espacio en el tope salarial actual.

Hay tres escenarios: que Toronto y San Antonio involucren a un tercer equipo y se haga un puente a ese y ahí termine Leonard; que este no reporte a Raptors y sea multado por cada juego y entrenamiento que falte y en multas se vaya su salario de la próxima campaña de poco más de 20 millones de dólares; o que el jugador voluntariamente pierda la próxima campaña y espera a que Toronto lo libere sin restricciones; la telenovela está en proceso.

LIGAS DE VERANO. Desde hace años la NBA organiza en verano ligas de poca duración donde los equipos son formados por novatos, sobre todos los elegidos en el Draft inmediato anterior, prospectos protegidos que llegaron vía agencia libre, jugadores subidos de la liga de desarrollo o algunos que se recuperan de lesiones graves, y este año no ha sido excepción, destacando el torneo que recién terminó en Las Vegas por patrocino de un hotel.

Luego de días de acción, el duelo final lo jugaron los equipos de los Lakers y Portland, siendo el primero gran favorito, pero fue el segundo el que se llevó la victoria, apabullando al cuadro californiano, poniendo a los Blazers, junto a Golden State de 2013 y Chicago de 2016, como uno de los únicos que gana el torneo sin perder un solo partido; K.J.McDaniels fue el MVP de la final y Josh Hart, de Lakers, el del torneo, por segundo año en fila.

NUEVA MARCA. El martes en la WNBA, Liz Cambage, del equipo Dallas Wings, logró la mejor cifra de puntos en un solo partido en la historia de la liga al encestar 53 puntos totales, 17 en tiros de campo de 22 intentos, incluyendo cuatro buenos de tres puntos, además de 15 encestes de 16 tiros libres intentados, para efectividad total del 77 por ciento.

Sume que ayer jueves la jugadora en cuestión tuvo otro super partido anotando 35 puntos, los que sumados a los ya citados 53, dan el mejor total de la historia para una jugadora de la liga en partidos en fila en toda la historia de la organización, que nació a fines de los años 90 luego del éxito del basketball femenil en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y el auge que en ese momento disparó el deporte en mención en la NCAA.

La marca supera los 51 puntos de Riquna Williams en 2013 para el desaparecido equipo Tulsa Shock, y deja en tercero y cuarto lugar, respectivamente, los 48 puntos de Maya Moore (en partido de doble tiempo extra) y los 47 de Diana Taurasi (en juego con triple tiempo extra); lo espero con más de esto y otros temas aquí el martes. Gracias.

Publicado en Basquetbol, Beisbol, Columna EL FANÁTICO, Historia, Números y Estadísticas, SLAM DUNK, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

LATITUD NORTE: Un Blues Para Les Bleus

Texto enviado por Mario García Madrid

Los 16 hijos de africanos que integran esta selección son el resultado más exitoso de esas migraciones. Hay otros. Durante este torneo más de 600 migrantes africanos murieron ahogados en el Mediterráneo. Hay triunfos que dicen mucho sobre las derrotas», público en su cuenta de Twitter, el periodista argentino Martín Caparrós, posterior al triunfo de Francia sobre Croacia en la final de la Copa del Mundo Rusia 2018.

El triunfo de Francia también es el triunfo de la diversidad y la integración étnica. Es el triunfo de todos los colores trabajando juntos.

A principios del Siglo XX la música del África occidental llevada por los esclavos al sur de Estados Unidos, dio origen al “Blues”, género que llegaría a su consagración en los años 70’s. Francia con una generación de hijos de inmigrantes provenientes de África del norte y occidental logró capitalizar su primera copa del mundo en 1998.

20 años después edificaría la proeza tal como la concibieron los reyes del Blues con «expresiones funcionales de un estilo con acompañamiento o armonía y alejados de la formalidad de cualquier estructura musical». En ese sentido, los dirigidos por Didier Deschamps rompieron cualquier estructura futbolística en el mundial para erigir su propio ritmo. Nadie ha sabido ganar sus partidos de una forma tan eficaz como lo han hecho los galos.

Pocas veces armar y moldear una enorme generación de futbolistas que coincidan en su gran mayoría en el apogeo de sus trayectorias (un híbrido ideal entre físico fresco y suficiente sabiduría competitiva), no se paga con la conquista de una Copa del Mundo. Lo consiguió España con Xavi, Iniesta, Busquets, Xabi Alonso, Iker Casillas, Ramos, Piqué, Villa y Torres. Lo hizo cuatro años después Alemania con Neuer, Lahm, Kroos, Khedira, Müller, Hummels, Goetze, Boateng y Özil; en un momento conjunto de las carreras de sus futbolistas clave que nunca más volvimos a ver.

Y lo ha hecho ahora la Francia de Varane, Umtiti, Lucas, Pogba, Kanté, Griezmann y Mbappé para certificar la importancia crucial de la gestación de una generación de tanta calidad y chispa, poniendo fin –paradójicamente– a la supremacía de los estilos asociativos español y alemán ante, precisamente, una Croacia que ha sido la única selección –de las verdaderas contendientes– que ha basado sus probabilidades de éxito en esta Copa del Mundo, o más bien habría que decir que lo han basado ellos mismos a título individual, en un Modric y un Rakitic que pertenecen a la misma estirpe de dominadores centrocampistas a la que los galos han hecho capitular en este Mundial.

Después de la eliminación de Brasil, Francia encarnaba como nadie el estilo que ha marcado claramente esta Copa del Mundo. Fuerza colectiva, orden defensivo, defensa férrea del área, protección fantástica de todo el carril central, individualidades trabajando a destajo a nivel táctico en lugar de en la búsqueda del lucimiento personal, dinamita en las transiciones ofensivas; un delantero (Giroud) que no ha marcó ningún gol y que tampoco le ha hecho falta para erigirse en imprescindible a través de su trabajo constante para ser un punto de referencia en la salida directa y en la ocupación de los centrales rivales; un pulpo que responde al nombre de Kanté y que además de sacar a relucir sus tentáculos no soltó ni un sólo balón de forma defectuosa en todo el torneo; un torbellino llamado Mbappé que ha supuesto una terrible amenaza muy difícil de contrarrestar para el adversario y tremendamente fácil de encontrar para sus compañeros; y un Antoine Griezmann encargado de ser gestor de ataques y de poner su decisivo pie zurdo al servicio del crucial balón parado, en vez de preferir vestirse de estrella finalizadora como su perfil hacía indicar.

Francia ha sido tan austera en su idea como rica en recursos, ha sacado petróleo de esa combinación en su justo equilibrio para convertirse en un frontón plagado de resortes prácticamente incontenibles y ha hecho un arte de la economización de sus fortalezas. Su robustez defensiva y su “colmillo” y facilidad para aprovechar las ocasiones en ataque –preferentemente explotando espacios–, le ha permitido no comenzar nunca por debajo del marcador y –a excepción del banal partido ante Dinamarca (0-0)–, le ha posibilitado asimismo marcar siempre el primer gol, un aspecto fundamental para su ejemplar gestión de los ritmos del partido y de las alturas a la que este se desarrollaba, que eran con suma frecuencia las que Francia deseaba o, al menos, a las que Francia no le importaba que se jugase, como se pudo deducir del elevado dominio en campo rival que ejerció Croacia en la primera parte de la final. Un sometimiento más visual que concreto. Tan real como infructuoso. Francia resistía y esperaba con la seguridad de tener todo bajo su control y de poder y de saber sacar ventaja en cualquier momento propicio a través de su actitud siempre reactiva, contundente, ágil, potente y eficaz.

El fútbol es de los futbolistas y Francia tiene a los mejores –en cuanto a combinación de calidad y cantidad–, de todo el panorama futbolístico mundial.

La presente generación –conformada por los 23 flamantes campeones del mundo–, ha sido la quinta selección más joven de las 32 selecciones que han estado presentes en Rusia, con una media de poco más de 25 años. Y por si la proyección de sus figuras ya consagradas no fuese suficiente, cuenta con una fantástica amalgama de jugadores que irá matizando –si la gestión del triunfo se realiza con inteligencia–, su condición de gran rival a batir a partir de este momento con Lafont, Aouar, Upamecano, Rabiot, Maxime López, NDombele, Coman, Augustin y un larguísimo etcétera de futbolistas igual de preparados para seguir reafirmando, solidificando y haciendo más competitivo si cabe el nuevo estilo imperante en el universo futbolístico, al menos a nivel de selecciones. El nuevo estilo imperante que Francia ejemplifica como nadie. La pura y dura imposición en todas las fases del juego de una mezcla físico-técnica que no tiene comparación hoy en día.

Poco importa que su futbol no represente la vertiente más brillante posible del juego, ni la más estética, ni la más seductora o fascinante. Poco importa porque han demostrado que su futbol sí es el más ganador. Y nadie más tiene esa fórmula de una forma tan natural en toda una generación de jugadores y también en sus potenciales sucesores. Francia ha utilizado la bandera del “Blues” para musicalizar una final histórica. Y lo que puede tener ante sí –después de conseguir su segunda estrella–, es la apertura de un ciclo de dominio en el fútbol de selecciones. Si –como ha ocurrido en Rusia–, vuelve a demostrar que está más preparada que nadie para volver a merecerlo. Si ninguna selección da un contundente paso al frente y si Deschamps sabe generar el hambre del que suele pecar quien ya ha sido campeón, esta generación tiene todas las condiciones a su alcance para seguir aspirando a ganar y para seguir teniendo –como esta Copa del Mundo–, aquello que merece.

Twitter: @MGM_Sports

Publicado en DEPORTE SINALOENSE, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, LATITUD NORTE (Mario García Madird), Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

A NIVEL DE CANCHA: Un Lugar Absolutamente Merecido

Texto enviado por José David García.

El Mundial de Rusia ha sido la mejor muestra sobre lo que venía contando hace un par de semanas en este mismo espacio: el trabajo colectivo, los esquemas conservadores y la preparación física – atlética se ha ido imponiendo poco a poco al talento. Ojo, esto no quiere decir que los grandes dejen de serlo y que los magnos eventos hayan dejado de ser de unos cuantos como la misma historia demuestra.

Es un hecho que las escuadras que siguen ganando son aquellas que cuentan con los mejores jugadores, que tienen más experiencia y bagaje en las últimas instancias. Pero también es indudable que algo ha cambiado. El juego se ha vuelto mucho más parejo a pesar de que las potencias siguen llegando a las instancias decisivas; les cuesta más trabajo adherirse a ellas y el drama ha sido un escenario constante en los panoramas tanto de clubes como de selecciones.

Esta copa del mundo ha renovado nuevamente las expectativas. Nuestra capacidad de asombro volvió a la luz y nos dimos cuentan que todavía la conservábamos en lo más profundo de nuestro ser. Croacia ha sido la selección abanderada de ese sentimiento.

En un fútbol atascado de explicaciones científicas, tanto tácticas como estratégicas de cómo llegar a la victoria, surgen ejemplos que comprueban que la solución también pueden ser aquellas que emanan del sentimiento, el orgullo, la gallardía, el coraje y sobre todo del corazón. Los croatas le demostraron al mundo hasta donde un equipo puede llevar al máximo de sus capacidades mientras se tenga el carácter necesario para afrontar los escenarios de máxima tensión.

El equipo balcánico no es un ejemplo de un magnífico proyecto deportivo, sino de la personalidad de una generación fortalecida tras las secuelas de la batalla de la guerra. Prácticamente todos los integrantes de esta generación vivieron en carne propia los efectos que puede dejar un conflicto bélico y como se puede desangrar una nación por el egoísmo de unos cuantos.

Croacia ha demostrado hasta donde se puede llegar sabiendo combinar y canalizar el coraje con el talento. Su virtud colectiva ha sido la de ser una escuadra valiente, solidaria, trabajadora, segura de sí misma y sumamente responsable. Su futbol ha sido efectivo, seguro, compacto, por momentos rudo pero muy capaz en la última zona.

Su trascendencia no solo tiene que ver con una cuestión mental sino de calidad con la pelota. Croacia llegó hasta este sitio porque sus futbolistas se encuentran en la mejor exposición y competencia que un futbolista profesional puede tener. Modric en el Madrid, Rakitic en Barcelona. Brozovic y Perisic en el Inter. Lovren en el Liverpool. Mandzukic en la Juve, Vrsaliko en el Atlético Madrid y Kovacic también en el Madrid. La máxima competencia les ha otorgado ese estirón que cualquier país desearía.

No como otros que piensan y sueñan en cosas chingonas, pero que no ejecutan para tener ese lugar en el punto álgido del balompié y continúan en un estancamiento eterno en el mismo agujero negro de siempre.

Los croatas son justos finalistas. No importa el pretexto que les quieran poner; que su cuadro era más sencillo, no dejó a los grandes candidatos en el camino, su fútbol no ha sido digno de admirar y demás banalidades para siempre demeritar los logros de los pequeños.

Francia es el favorito sin duda. Cuenta con un plantel más completo en todas las líneas, son más veloces, más solventes en defensa y tiene futbolistas más capacitados en la última zona de la cancha.  Pero no se puede negar el enorme corazón mostrado por un país tan chico con tan solo cuatro millones de habitantes. Algo no visto desde la doble proeza de Uruguay en 1930 y 1950 cuando conmocionaron al mundo al vencer 1-2 a Brasil en el mítico maracaná.

No se trata de si te derriban, se trata de si te levantas, decía el legendario entrenador Vince Lombardi. Los croatas, basados en la terquedad bien entendida, lo han hecho las veces que han sido necesarias. Señal inequívoca que la personalidad, el coraje, la gallardía, el carácter y la valentía, siguen siendo valores muy importantes para seguir ganando en un juego que a la distancia, se ha vuelto demasiado teórico y de manual.

Publicado en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, PAMBOLERO, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

EL FANÁTICO: Posibilidades Para LeBron James y Para la Fórmula Uno

DATO DEL DÍA. El mundo del cine y la música suele tener muchos aficionados al automovilismo, cono fue el caso de los ya fallecidos, músico y actor respectivamente, George Harrison y Paul Newman; el exBeatle era un asiduo visitante a las carreras de Fórmula Uno y amigo de personajes como Bernie Ecclestone y Jackie Stewart, mientras el famoso actor norteamericano llegó a correr autos y a ser dueño de un equipo de la Indycar.

LeBRON EN L.A. Desde que se hizo oficial la firma de LeBron James con los Lakers de Los Ángeles, mucho se ha especulado si fue o no una buen decisión de parte del jugador (nadie duda de lo hecho por el equipo) o si debió mejor elegir otro destino, especulaciones que se generan a partir de la cantidad de distractores que tendrá en la urbe californiana, que no tuvo tanto en Miami y menos en Cleveland, y si esto afectará o no a su nivel de juego.

Obvio que no soy adivino y no puedo saber ni siquiera qué pasará dentro de una hora o mucho menos, no tengo el don (qué más quisiera yo) que hoy tienen de pronto millones de mexicanos que auguran, sin el más mínimo ápice de duda, un desastre nacional con el gobierno federal recientemente electo, pero si puedo pensar en una posibilidad potencialmente probable y es que James no se irá a pique, sino todo lo contrario.

Considero que eso puede pasar porque ha dejado bien claro que es un profesional donde sea, lo hizo bien en Miami y lo mismo en su estado natal con los Cavaliers, no ganó todo pero casi y puso en el mapa a las dos franquicias, y hay oro factor, sigue con hambre de campeonatos y quizá la metrópoli angelina será su último destino antes del retiro de la NBA y ahí puede conseguir más de lo hecho, al menos creo, un par de títulos más que no le estorbarán.

Hará más publicidad y en consecuencia dinero, mucho, será más mediático y por ende más criticado y alabado, se relacionará con gente famosa muchas veces y en más de una ocasión lo veremos involucrado para bien o para mal en escandalitos hollywoodenses, pero no creo que su juego decaiga más allá de lo normal por el paso del tiempo, pero creo si lo veremos en finales de nuevo y con un equipo alrededor a su medida.

MEDIA TEMPORADA. La Fórmula Uno este año tendrá 21 eventos y se han corrido 10, de los once restantes los cuatro siguientes con todavía dentro del Viejo Continente en lo que se conoce como la “Temporada Europea”, luego vendrá el tour por Europa del Este, específicamente Rusia, tres eventos en nuestro continente, incluyendo la visita a México, y carreras en Oriente y Medio Oriente, una segunda parte muy prometedora.

Hasta hoy hemos tenido cuatro ganadores diferentes, un piloto de Marcedes, uno de Ferrari y dos de Red Bull, que se han dividido los triunfos así: el alemán Sebastián Vettel , del equipo italiano señalado, cuatro, el inglés Lewis Hamilton tres, con el equipo alemán  citado, el australiano Ricciardo y Jos Verstappen, ambos dela escudería austriaca del toro, dos y uno respectivamente.

Algunos creen que los finlandeses Raikkonen y Bottas, merecen tener un triunfo cada uno al menos, pero en el primero difiero, siempre ha sido un escudero y esa es su función al lado de Vettel, aunque creo el otro pudo y puede ganar; pienso que queda una estupenda segunda parte de temporada de F-1.

Publicado en Automovilismo, Basquetbol, Columna EL FANÁTICO, DESDE LO PITS, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, SLAM DUNK, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

A NIVEL DE CANCHA: El Adiós de Cristiano, Hasta Siempre

Texto enviado pro José David García

Luego de nueve años, Cristiano Ronaldo deja al Real Madrid. Lo deja, y lo hace de forma valerosa. Tal vez no como muchos lo quisieran dentro de un mundo ideal romántico – con una despedida y una foto junto a sus trofeos y con la presencia de sus aficionados – pero lo hace con la cabeza alta. Con la conciencia tranquila de saber que dio todo de sí para entregarle resultados, títulos y goles, a una entidad que los reclama a cualquier futbolista que pisa sus territorios desde el primer día. Mas cuando se es un jugador que vive permanentemente cercano al área.

Por C. Ronaldo no quedó. Fueron nueve años de goles, títulos, trabajo, profesionalismo, liderazgo y mentalidad ganadora. Porque tal vez Cristiano ya no era el jugador autosuficiente de los primeros años. Aquel extremo que tenía la extraordinaria capacidad de recorrer 60 o 70 metros a máxima velocidad con y sin pelota y desbordar al que se le pusiera enfrente. Pero se había convertido en un depredador insaciable que liquidaba todo prácticamente a un solo toque. Y ese es su gran mérito. El saberse reinventar para seguir siendo útil y aportar a la causa.

Real Madrid pierde a un líder, eso es un hecho. A un tipo que nunca rehuyó la crítica, los momentos de presión y las crisis. Al contrario, las abrazó y las fundió como parte de sí. Las canalizó, las aceptó y después en la cancha, con su juego y sus capacidades de extraterrestre, las silenció y cerró la boca a muchos que día tras día siempre intentaron hundirlo por cualquier cuestión, por irrisoria que fuera. Ya sea deportiva e inclusive no deportiva.

Es un tipo ganador, con una mentalidad poderosa y aprueba de todo. Muy superior a la de sus rivales. Por esa razón, en muchos encuentros y eliminatorias, el Madrid salía avante. Por la personalidad y carácter triunfador por tipos como Cristiano. Que creían hasta final.

Cristiano se va. Sí, escúchelo bien, Cristiano se va del Madrid. Una decisión sorprendente pero esperada. Las señales estaban presentes y era imposible detener el vendaval mediático que se avecinaba con un mundial todavía en juego.

El Madrid, para bien o para mal, ha sido la única entidad capaz de eclipsar al mundial. Florentino, instalado en su ego y soberbia administrativa, estaba indispuesto a ofrecerle la subida de sueldo que tanto añoraba el jugador luso. Se la merecía, la verdad. A pesar de sus 33 años, Cristiano se había ganado ese derecho por las glorias del pasado, y por lo que todavía, podía y puede aportar a las necesidades de un equipo. Pero el club, estaba en su derecho de decir que no. Nadie está por encima de las instituciones. Y Cristiano, por más Cristiano que fuera, tampoco lo estaba.

Pero era una relación que estaba descocida desde hace buen rato. Ya no se llevaban bien. No se aguantaban. No se soportaban. No se querían. Florentino no estaba por la labor de aumentarle a 30 millones por temporada en su contrato, como CR tampoco estaba en las mejores condiciones para aceptar un trato que a su consideración, siendo la figura que es, era inaceptable.

Había poca esperanza que el problema se solucionara. El portugués quería otros retos y un cambio de aires al haberlo ganado todo como merengue, y el club, quería desde antes de terminar la temporada, hacer una renovación importante en la plantilla para construir el proyecto del futuro con nuevas caras y darle frescura a la entidad. Cada quien con sus ideas.  Es muy válido y aceptado.

CR7 representa lo más importante de este juego y lo que da trascendencia: el gol, y él lo tiene como pocos.

Se ha convertido en un banco suizo que resguarda como nadie las anotaciones. Algo que realza al jugador en estos tiempos en donde importa más las cuestiones cuantitativas que cualitativas y se voltea a ver las vitrinas constantemente. En cualquier lugar y a cualquier hora del día.

El fútbol es inmediatez. Es el día a día y los resultados que puedes producir en el corto plazo. Y en ese lapso corto de tiempo, no tengo la menor duda que el mayor perdedor en la operación es el Madrid. Porque era el estandarte, la estrella, el goleador. TU goleador y el que resolvía en los momentos cumbres para levantar los trofeos. Ahora, refuerzas a un rival directo por la Champions como lo es la Juventus, equipo que siempre ha sido del agrado del portugués y que le aportará la mentalidad ganadora que le ha hecho falta en los últimos tiempos para ganar la Copa de Europa.

La liga española también es una damnificada. Se terminó la eterna rivalidad con Messi. Algo sano y necesario. Que los hacía mejores. Más competitivos y con las ganas de superarse fin de semana a fin de semana. Que hacía prender los debates por saber quién es el mejor. Quien de los dos tiene un lugar más preponderante en la historia del juego.

Cristiano tuvo la capacidad de revelarse en los tiempos de Messi e instalarse en la conversación: “¿Será el mejor de la historia? ¿Ganando la Eurocopa con Portugal, ya tiene un sitio en la primera fila de la historia? ¿Con tres Orejonas consecutivas ya lo habrá logrado? ¿Con este gol de chilena en Champions ya lo es? ¿Ya es lo que siempre ha querido ser? ¿Es el mejor jugador en la historia del Madrid? ¿Ya está por encima de Di Stefano? Preguntas que jamás tendrán una respuesta unánime por X o Y razón.

No han pasado más de 24 horas desde su adiós y en España ya lo echan de menos. No es para sorprenderse ni sonrojarse.

Cristiano se puede ir en paz. Él no le debe nada al Madrid y el Madrid no le debe nada a él en el sano entendido de las dos posturas. Cada quien mirando por sus intereses y tratando de llevar la fiesta en paz sobre todo con los aficionados del club que son los que sufren y disfrutan con los triunfos de los blancos.

Un jugador que deja una huella imborrable en la casa blanca a tal punto de ser el mejor futbolista en la etapa contemporánea del club y posiblemente, el mejor de la historia en su totalidad de la entidad merengue. A ese punto llegó. Seguramente tienes cuerda todavía por andar. No es un hasta nunca, sino un… hasta siempre Cristiano.

Publicado en A NIVEL DE CANCHA, DEPORTE SINALOENSE, DORADOS DE SINALOA, EDITORIAL DEPORTIVO, Futbol Soccer, Historia, Medios de Comunicación, Números y Estadísticas, PAMBOLERO, Temas y Deportes Diversos | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario