Basquetbol,  Columna EL FANÁTICO,  Futbol Americano

NCAA: Castigos Ejemplares

La NCAA le quitó hace meses a Reggie Bush, corredor de los Saints de la NFL, el trofeo Heisman que lo acreditó como el mejor jugador de 2005. Es el primero que sufre tal deshonra y fue por aceptar regalos que violaron el reglamento de la organización deportiva colegial. Hace días los Troyanos de la Universidad del Sur de California (USC) fueron despojados del campeonato que obtuvieron en 2004. Es el primer equipo que pasa tan amargo trago y fue por violar las reglas de reclutamiento ofreciendo lo que no debían.

La semana pasado renunció Jim Tressel, entrenador principal de los Buckeyes de Ohio State, uno de los mejores equipos de la NCAA. Sabía que sus jugadores habían recibido regalos y no lo reportó a las autoridades de la liga. Su quarterback, Terrelle Prior, dejará la escuela ya que es uno de los señalados por la investigación. Su futuro inmediato podría ser, en orden, en la United Football League (UFL), la Canadian Football League (CFL) o la NFL.

Se sabe desde hace mucho que en el deporte universitario estadounidense, especialmente en el basquetbol y el futbol americano, hay trampas y es por la gran cantidad de dinero que se mueve. Pero es agradable (aunque penoso) ver que el pragmatismo que caracteriza a la sociedad estadounidense se aplica, al menos en apariencia, de igual manera a equipos y jugadores de todo nivel. En México, ni soñarlo, si no sucede con la justicia que importa, menos con las trampas en el deporte, que las hay y en serio.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!