• Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  Temas y Deportes Diversos,  UN DÍA COMO HOY

    El Fanático: Trevor Lawrence, Drafteado #1; La Realidad de Sergio “Checo” Pérez; Se Fue el Gran Bobby Unser

    *TREVOR LAWRENCE FUE EL #1–**EL TALENTO DE PÉREZ–***SE VA LEYENDA DE INDY 500.

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA. El domingo en Albuquerque, Nuevo México, falleció a los 87 años el legendario piloto de autos Bobby Unser, quien ganó tres veces las 500 Millas de Indianapolis (1968, 1975 y 1981). Su hermano menor, Al Unser Senior, ganó la citada carrera en cuatro ocasiones (1970, 1971, 1978 y 1987), mientras que el hijo de este, Al Junior, ganó la justa en dos ocasiones, 1992 y 1994. Ninguna familia tienen tantos triunfos en la carrera más famosa del automovilismo estadounidense.

    TREVOR LAWRENCE. Tal como se esperaba, los Jacksonville Jaguars seleccionaron primero en el Draft de la NFL 2021 y el elegido fue Trevor Lawrence, quarterback egresado de la Universidad de Clemson, equipo al que llevó, en sus tres años en la NCAA, a las semifinales nacionales, ganando en dos ocasiones y en una de estas, logrando llevarse el campeonato, siempre peleando codo a codo con la gran potencia, Alabama.

    Lawrence llegó a Clemson con altas expectativas pero no como estelar, sin embargo, apenas bastó que le dieran la oportunidad de jugar y dejó claro que era mejor que el que en ese momento era el estelar de Davo Swinney, el coach de los Tigers. Confiaron en él y en su primer año llevo al equipo al título de la NCAA, es decir, pasó de la High School a los reflectores de todo Estados Unidos. Y nunca se detuvo, sus siguientes dos años fueron casi similares, efectivos y sobre todo espectaculares. Y eso abonó lo que hoy cosecha.

    En todas las revistas especializadas lo pusieron en portada, todas las listas de los medios electrónicos y digitales lo señalaban como el seguro primer seleccionado, pero más que eso, muchos expertos y medios lo han proyectado como un jugador que seguro cambiará la NFL y eso, puede ser peligroso. Llega al peor equipo de la campaña pasada, pero ahí encontrará, debutando igual que él, a un estupendo coach: Urban Meyer. Este coach es quizá uno de los mejores, acaso el mejor, de las últimas décadas en la NCAA, con excepción de Nick Saban, por lo que Lawrence tendrá un guía excepcional, si logran acoplarse y entenderse.

    A Lawrence lo comparan con John Elway, Peyton Manning y Andrew Luck, lo que habla excelente del jugador en cuestión, pero no será sencillo, el paso de la NCAA a la NFL implica ajustes en estilo y a veces eso cuesta mucho tiempo y trabajo, además de que ya ahora mismo hay infinidad de hombres de defensiva deseando ser los primeros en decirle, con un buen golpe, a Lawrence, que la NFL divide a los hombres de los niños y que el futbol americano colegial, por duro que parezca, quedó lejos. El tiempo dirá.

    SERGIO PÉREZ. Escucho a muchos nuevos aficionados al automovilismo, y más a los “fanáticos” de ocasión y oportunidad, hablar maravillas del piloto mexicano. Y no está mal ni me extraña, por dos razones: los referentes duros son ya muy lejanos y el más reciente, Esteban Gutiérrez, hace ver al piloto en cuestión como un gigante del volante. Pero mejor vamos por partes, ni genio ni nada parecido, pero tampoco es un piloto del montón, de ninguna manera.

    Comparar épocas en la Fórmula 1 es algo muy poco objetivo, porque la tecnología ha sido factor importante siempre y cada año las cosas cambian, no se diga cuando las diferencias son de más tiempo. No son los mismos autos los que manejaron los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez o Héctor Alonso Rebaque, que los que hoy conduce Sergio Pérez; vamos, ni el citado Gutiérrez, él tuvo, hace pocos años, igual que Pérez, otros bólidos y no los de hoy.

    Y más injusto es querer comparar a Adrián Fernández con Sergio Pérez, pues el primero no llegó a correr en la Fórmula 1, pero estuvo en una serie en su momento histórico más competitivo y sin duda, en ese momento, equiparable a la máxima categoría. Además, la historia y el momento de Fernández es otro asunto, digno de ejemplo para pilotos y atletas de otras disciplinas, sin demeritar a Pérez, cuyo talento se vio desde que era muy joven y no es gratuito que casi toda su carrera la familia Slim haya estado financieramente atrás de él. Eso ayuda, pero no es todo, sin talento, hace rato se habrían deslindado de él.

    Y sin duda es talentoso, ha subido al podio varias veces, siempre con merecimientos de sobra; ha hecho carreras de valientes, viniendo de atrás y remontando casi a la parrilla completa, ha dado pelea en pocas palabras. No es gratis su asiento en Red Bull y no es sencillo estar al lado de uno que creció en los boxes, como Max Verstappen, que además de altamente competitivo, es una persona que no tiene más vida que correr y lo muestra en cada carrera. Yo no apuesto, pero no me extrañaría que el “Checo” gane un carrera pronto, con o sin Hamilton en la pista. Hasta la próxima entrega. Gracias.

  • Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  Futbol Americano,  Golf,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  Temas y Deportes Diversos

    El Fanático: Triunfo Indiscutible de Sergio Pérez; Canalla Conocido en la NFL; Noruego Gana el Mayakoba Golf Classic

    *VICTORIA SIN DISCUSIÓN—*OTRA POSIBLE CANALLADA—*GOLF EN EL MUNDO

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA. El noruego Viktor Hovland gano el torneo Mayacoba Golf Classic en Playa del Carmen, el domingo pasado, con un birdie (un golpe menos del Par del hoyo) en el hoyo 18 para un 6 Bajo Par final, con lo que el golfista nórdico consiguió su segundo triunfo del año PGA; antes ganó el Puerto Rico Open con un birdie de 10 metros, igual en el hoyo final. Hovland, de 23 años, se llevó una bolsa de un millón 296 mil dólares, en un torneo que se celebra en México desde 2007.

    SERGIO PÉREZ, HISTORIA PROPIA. Apenas cruzo la meta el domingo en el Gran Premio de Sakhir, un disfrazado segundo evento consecutivo en el reino de Bahréin, y los comentaristas mexicanos de deportes, que pocos se dedican realmente a reseñar carreras y menos saben de verdad sobre automovilismo, comenzaron a decir, entre otras cosas: “Sergio Pérez, el Mejor Piloto Mexicano de la Historia”, demostrando su enorme desconocimiento sobre el deporte motor, su historia y circunstancias.

    Y hago la aclaración porque cosas como la que señalo solo engañan al público, cuando la función del periodista es poner los hechos ante los ojos de la gente y esta es la que debe decir lo que piensa. Y lo realmente importante es el triunfo, remontando desde el último lugar (la victoria ideal según todo piloto), inobjetable, de Sergio Pérez, que aún antes, ya por simples números, es el mejor piloto mexicano en la Fórmula 1, que no es todo el automovilismo, así de sencillo. Pérez ha escrito su historia propia y sin duda ha superado a los que antes estuvieron en la serie, como los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez, Héctor Alonso Rebaque y Esteban Gutiérrez, grupo en el que solo el primero podría compararse en algunas cosas con el mexicano hoy en los reflectores.

    Y vamos a las cifras para que no quede duda de lo que ha hecho Pérez y lo que hizo Pedro Rodríguez. Este último estuvo en 59 Grandes Premios y arrancó en 54, logrando siete podios: dos terceros lugares (Holanda y Canadá 1968), tres segundos (Bélgica 1968, Watkins Glen 1970, Holanda 1971) y dos victorias (Sudáfrica 1967, Bélgica 1970); todo lo hizo en 9 temporadas. Sergio Pérez tiene 10 años en la F-1, pero lleva 10 podios: tres segundos lugares (Kuala Lumpur, Monza 2012, Estambul 2020) siete terceros (Montreal 2012, Bahréin 2014, Rusia 2015, Bakú 2016 y 2018, Mónaco 2016) y la victoria del domingo en Sakhir. Son los hechos, usted saque sus conclusiones, no será difícil,

    Ahora, la comparación no es válida en cuanto al contexto, porque en la era de Pedro Rodríguez los pilotos eran cuasi jet-seters, es decir, eran más playboys internacionales y muy poco atletas en toda la regla, a diferencia de hoy en día, donde primero se es piloto y atleta de alto rendimiento, luego vendrán esos extras del glamour. Y como colofón, le dejo algo que deja la comparación solo en la Fórmula 1,  no la generalizo diciendo de “todo el automovilismo”, porque en mi opinión, si Adrián Fernández, en los años 90, hubiera tenido el apoyo de Carlos Slim habría llegado a la F-1 y esa sería otra historia. Y no necesita especular, pondere en su justa medida lo que Fernández hizo, en que momento económico del país, qué era entonces la serie Cart y contra quiénes corrió ahí por años ese gran piloto.

    UN PÁJARO DE CUENTA. El domingo se confirmaron las sospechas de que algunos equipos en la NFL (y otras ligas) hacen lo que en inglés se llama “tank”, lo que significa dejar ir triunfos a propósito para terminar el fondo del standing y poder conseguir al primer jugador disponible en el siguiente Draft, lo que debe ser penalizado fuertemente en toda liga profesional, ya que sencillamente es un fraude a quien paga un boleto o es espectador a través de una transmisión de radio, TV o streaming; así de sencillo, claro y fácil, un fraude.

    Los Jets no han ganado ni un solo juego y estuvieron a segundos de hacerlo el domingo, incluso muchos comentaristas dieron por hecho que así sería cuando faltaban menos de 20 segundos, pero vino un pase Hail Mary de parte de los Raiders y terminaron perdiendo, por lo que la frase “Tank for Trevor” tomó vigencia, los Jets quieren a Trevor Lawrence, quarterback de Ohio State, ya ganador del trofeo Heisman, y posible primera selección del próximo Draft. Y la NFL debe hacer una investigación a profundidad, de verdad.

    Y el sospechoso es un viejo canalla que no debería estar en la NFL: Greg Williams, que se supone ayer mismo fue despedido como Coordinador Defensivo de los NY Jets. El mismo que organizo con los Saints en 2011, ocupando la misma posición citada, esa idea de lesionar rivales a cambio de premios económicos, lo que hizo que en 2012 fuera expulsado de por vida de la liga, sanción que apenas un año más tarde fue revocada y el patán volvió. Luego fue Head Coach con los Bills y ocupó el mismo puesto interinamente en Cleveland, hasta que el año pasado se instaló al frente de la defensa de los Jets.

    Lo del domingo fue penoso, vergonzoso, sospechoso, porque el triunfo de Nueva York era claro, seguro, pero no hubo el mínimo esfuerzo por evitar el regreso de Las Vegas, que sin duda nada tuvo que ver, hizo lo suyo y encontró a un equipo dispuesto a perder a como diera lugar. Si la NFL investiga, no creo no encuentre nada, va a encontrar basura muy apestosa y espero esta vez Greg Williams se vaya para siempre y con él sus cómplices. Más de estos temas, ligas y deportes, aquí en este Blog esta semana. Gracias.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!