• Basquetbol,  BATEADOR EMERGENTE,  Beisbol,  Columna EL FANÁTICO,  EDITORIAL DEPORTIVO,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Golf,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  SLAM DUNK,  Temas y Deportes Diversos

    El Fanático: Clase de Ética en MLB

    Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com

    DATO DEL DÍA. Haley Jones anotó ayer domingo 17 puntos para colaborar ampliamente en la victoria de la Universidad de Stanford sobre la de Arizona en la final del torneo de campeonato del basquetbol femenil de la NCAA. El marcador final fue de 54 a 53 en favor de la universidad situada en el norte de California, que consigue así su primer campeonato en 29 años, primero bajo el mando de la coach Tara VanDerveer, quien tiene 35 años con el equipo y es coach principal desde 1996.

    ÉTICA Y DEPORTE. El gobernador del Estado de Georgia, Brian Kemp, en funciones desde 2019 luego de una elección muy polémica que fue impugnada, ha promovido e impuesto leyes locales que limitan el voto de las minorías en el estado sureño en cuestión, uno de los sitios tradicionalmente más racista en el sur de los Estados Unidos, lo que hizo que Major League Baseball retirara la sede el Juego de Estrellas para este 2021, que iba a celebrarse en Atlanta el 13 de Julio y ahora no tienen aún sede definida.

    Kemp es empresario, descendiente directo de dueños de esclavos en el Siglo XIX y miembro del Partido Republicano. Georgia este año en las elecciones federales tuvo que ir a una segunda vuelta para elegir a sus senadores, que al final fueron del Partido Demócrata y uno de ellos de raza afroamericana, algo inédito en la historia de ese estado, donde la bandera de los Confederados ondea impunemente a pesar de estar prohibida en buena parte del territorio estadounidense por representar el odio a las minorías.

    Apenas MLB anunció su decisión y Trump abrió la boca para pedir  boicot al beisbol, sumando otra raya al tigre en su lucha eterna contra los deportes profesionales, a los que nunca pudo entrar correctamente y menos era bien recibido, aunque siendo candidato a presidente fue apoyado veladamente en sus campañas por muchos dueños de equipos de la NFL, a los que intimidó tanto que acabaron con la carrera de Colin Kaepernick, cuyo único pecado, por llamarlo de alguna manera, fue denunciar los abusos policiacos a las minorías.

    Con la NFL tienen pleito de décadas, a la NBA la criticó ampliamente y lo mismo al golf cuando le retiraron de sus campos algunos torneos, y ahora toca el turbo al beisbol, donde quiso entrar hace años a través de la franquicia de Minnesota pero quedo en el intento. Sin embargo, el arraigo de los deportes de las ligas citadas es tan fuerte, que será otra vez un grito en el desierto, escuchado solo por algunos, de esos que se disfrazan de los Picapiedra y tratan de tomar el Congreso de los Estados Unidos.

    ¿Hizo MLB lo correcto? Obviamente si, de no haberlo hecho habría dado la espalda a muchos de sus jugadores actuales y pasados y sobre todo, contradicho su ya permanente idea de la integración racial, que comenzó tímida y pero valientemente, en 1947 cuando abrieron la puerta a Jackie Robinson, a quien ahora celebra MLB año con año con un día especial en el que, entre otras cosas, todos los jugadores sin excepción usan el número que aquel legendario jugador usó en su uniforme con los Brooklyn Dodgers.

    Ojalá viéramos más actos de ética coherente en el deporte profesional, que por desgracia nos tiene acostumbrados a ver que dejan pasar insultos, indignidades y bajezas, de propios y extraños, a cambio de asegurar el ingreso económico planificado. Y lo digo de ligas, deportes y no se diga de jugadores, entrenadores y directivos. Y del deporte en México al respecto mejor no hablamos, ahí hay ejemplos claros de la falta de ética y dignidad más elemental. En la próxima entrega tendremos más de este y otros temas, ligas y deportes, hasta entonces. Gracias.

  • BATEADOR EMERGENTE,  Beisbol,  Columna EL FANÁTICO,  DEPORTE SINALOENSE,  EDITORIAL DEPORTIVO,  Medios de Comunicación,  Temas y Deportes Diversos,  TOMATEROS

    EL FANÁTICO: ¿Por Qué No Es Mejor Producto la LMP?

    DATO DEL DÍA: En las Ligas Mayores de Beisbol se han seguido suspendiendo juegos cada semana por contagios de Covid 19 o sospechas. Esta semana tocó el turno a una doble jornada que tendrían los Detroit Tigers y los Saint Louis Cardinals, equipo este último que ha tenido congios en fechas recientes. El equipo con más contagios ha sido el de los Marlins, con más de 10 jugadores. Si los contagios se descontrolan, el Comisionado tiene la autoridad de suspender definitivamente la competencia.

    ERRORES DE CÁLCULO. La NBA está trabajando en una burbuja muy hermética en Orlando. La NHL igual en dos sedes. Las Ligas Mayores juegan sin público un calendario corto y un equipo no podrá usar su casa en toda la campaña, pase lo que pase. La MLS sigue encapsulada y el futbol mexicano, a regañadientes, juega sin público. El boxeo se ha reanudado pero sin gente en directo, lo mismo las cuestionables artes marciales mixtas.

    La Fórmula 1, NASCAR, los dos Mundiales de Motos, las próximas 24 Horas de LeMans y la edición del 23 de Agosto de las 500 Millas de Indianapolis, se corren y correrán con gradas desiertas. Las ligas de futbol de Inglaterra, España e Italia, además de las Copas Europeas, incluyendo la Champions, se concluyeron y están en proceso sin testigos directos.

    No hubo beisbol mexicano en verano, no cerró el campeonato anterior de la Liga MX, en Holanda se cortó de tajo su Primera División, lo mismo Francia, las Ligas Menores de beisbol en Estados Unidos este año no se jugaron, ni el Final Four del basquetbol colegial, lo mismo los grandes eventos del Tennis, incluyendo Wimbledon, del Ciclismo y muchos otros deportes. Y para muestra más patente de que el problema es grave, no hubo Juegos Olímpicos y se duda que sean posibles en 2021. Y es posible que no haya futbol americano colegial en Estados Unidos.

    Pero a pesar de todo, las Liga Mexicana del Pacífico no cede y anuncia la temporada 2020 con gente en las gradas, quizá con público reducido, quizá con muchas restricciones de ingreso y movilidad en los escenarios, pero ceder parece que no está entre las posibilidades ni por asomo. Y luego surgen las críticas a favor y en contra de todo tipo, casi todas pasionales y algunas hasta iracundas en ambos sentidos. Irresponsabilidad, contubernio, complicidad, avaricia, valemadrismo, justicia, tradición, miedo y similares, son las palabras más recurrentes usadas como argumentos.

    Y surgen varias preguntas de inmediato: ¿Es justo el riesgo para los jugadores y coaches? ¿De qué van a vivir si no hay temporada? ¿Podrá el público comportarse sin riesgos? ¿Cómo se controlará la salud de los que trabajen en los estadios? Y muchas, muchas más. Ninguna con respuesta que sea y sirva de consuelo al aficionado y menos al empresario dueño de equipo, pasando por muchos otros involucrados en la liga. En resumen todos quieren liga, pero la realidad de la pandemia nos dice, por lógica elemental, lo contrario.

    La diferencia entre las ligas y eventos citados al inicio y la LMP, es básica: La Televisión. Los primeros dependen de los contratos de TV casi al cien por ciento, ese ingreso les asegura casi la totalidad de sus requerimientos para operar, incluyendo salarios y hasta buena parte de las utilidades estimadas en cada ciclo. ¿Pero por qué la liga invernal de beisbol no? Porque han fallado en dos cosas elementales por años, en su afán de dinero rápido, sin pensar en contingencias como la que vivimos.

    Siempre han presumido de tener la mejor liga del beisbol del país, lo que está fuera de discusión si consideramos la criba natural que se da del verano al invierno, a partir de la reducción de equipos casi a la mitad y la disponibilidad de prospectos y veteranos relacionados con las Ligas Mayores, que en invierno no tienen trabajo ni a donde ir.

    Pero el error ha sido, desde mi opinión, exacerbar el carácter regional de la liga, lo que hace excluyente al producto ante los ojos del resto del mercado nacional, a pesar de que en fecha reciente se anexaron dos equipos, no faltos de amplia tradición en sus sedes, de dos de las tres ciudades más grandes e importantes del país. Y digo esto a pesar de que a partir de este 2020 toda la liga pasará a todo el país y otras naciones por Sky, lo que debe ser visto como una oportunidad de limpiarse el estigma de asunto regional, aunque las inercias de algunos esto les causa graves problemas.

    La otra situación que limita las posibilidades de la liga de ser un producto altamente mediático es que los dueños mudaron el negocio del campo de juego a las gradas, es decir, ya el juego es lo de menos, lo que importa es estar en las gradas y haciendo las tres cosas que eso otorga en cada sede: estatus social, socialización y consumo en exceso de bebidas alcohólicas, a veces con comida.

    Y no es secreto, los verdaderos aficionados van a ver el juego pero son los menos, la otra gran parte va a estar, consumir y ser parte de lo que es de moda y da nivel en un momento determinado. Por eso el espectáculo está en las gradas y las atracciones aledañas al campo, no en el juego mismo.

    Por eso la LMP no es producto, todavía, atractivo para la gente fuera de las sedes de equipos y a veces ni siquiera en sus propias ciudades, y mientras no reconsideren el modelo de negocios en la liga, será difícil que superen esta temporada y muchas contingencias de otras naturalezas en el futuro, como la equidad financiera, que en otras ligas ha sido el pilar de su éxito, y no la asistencia a los estadios únicamente.

    ¿Qué pasará? Creo que las autoridades estatales y locales se doblegarán, como es costumbre, antes las exigencias de los dueños de equipos, que argumentarán todo menos su afán de seguir ganando dinero en efectivo. Y si hay tragedias, siempre habrá a quien echarle la culpa.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!