Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  Futbol Americano,  Historia,  QUARTERBACK

El Fanático: La Magia de Belichick y La Tormenta en NASCAR

Newton, ¿Apuesta Segura?

La Bandera de la Deshonra

Inicia la Acción en la F-1

DATO DEL DÍA: Pocas serán las carreras este año de Fórmula Uno, pero será este fin de semana en Austria donde inicie la temporada, con todos los equipos y todos los pilotos. El inicio será el viernes, en el Osterreich de Austria, donde una semana más tarde se correrá la segunda fecha de la campaña. Como novedad, entre muchas otras debido a la pandemia que aqueja a la humanidad, está el hecho de que no habrá público  ni podio de ganadores.

NEWTON, ¿APUESTA SEGURA? Definitivo, Cam Newton no es, no será, ni ha sido, la réplica, copia o versión alterna de Tom Brady, aunque a este le anexemos todos los casos escandalosos como el de los balones desinflados y similares. Pero el célebre egresado de Auburn, fue ganador del trofeo Heisman y ya tiene un MVP en la NFL, y mejor todavía: va a jugar para Bil Belichick, un genio para explotar el potencial de cada persona que le genere productividad en su trabajo.

Larga es la lista de jugadores, de todas las posiciones, que lograron destacar solo cuando estuvieron bajo las órdenes del que algunos llaman “Monje”, muchos antes pasaron desapercibidos para toda la liga o fueron desechados por uno o más equipos como cosas perdidas, y muchos más, se apagaron apenas lograron un jugoso contrato y alimentaron altas expectativas en otras franquicias y pasaron al olvido, excepto por su paso por los Pats. Y en todos los casos, el común denominador es simplemente un hombre: Bill Belichick.

A Newton lo han minado principalmente las lesiones, además de algunas de sus actitudes nada buenas fuera y dentro del campo, que lo alejaron del enfoque correcto para ser el gran quarterback que muchos esperábamos que fuera en la NFL, sin embargo, creo, creo, que la calidad y el talento puede resurgir todavía, si se empeña en jugar y deja de lado cosas extracancha, lo que seguro ha sido una de las exigencias de Belichick. Solo el tiempo nos dará la respuesta, por ahora todo es especulación. Obvio que Newton no cubrirá el hueco que deja Brady en Nueva Inglaterra, pero puede escribir algunas páginas gloriosas en la basta cauda de éxitos del equipo.

LA BANDERA DE LA DESHONRA. Durante más de un siglo, el sur estadounidense ha tenido dos banderas, una oficial y otra natural: la estadounidense que todos conocemos y la bandera de la Confederación, la que representó al sur en la Guerra Civil del Siglo XIX, bando que abogaba por la permanencia de la esclavitud. Como sabemos, el norte ganó y la esclavitud se abolió, aunque no la segregación racial, y hoy hemos visto con el asesinato de George Floyd, jamás desapareció el odio del anglosajón al diferente, sea negro, latino, oriental o cualquier otra raza, incluyendo a los nativos originales.

Con el caso del antes citado que murió en manos de la policía de Minneapolis, se destapó la cloaca en todo el territorio estadounidense y el deporte no quedó al margen, se dieron muchas manifestaciones públicas a manera de declaraciones en redes sociales u otros medios, y participación directa, de deportistas famosos de NFL y NBA, principalmente, en marchas callejeras. Se generaron polémicas que involucraron (más bien se entrometió)  hasta a Donald Trump, como en el asunto del destierro de los castigos por hincarse cuando se toque el himno norteamericano y las desafortunadas declaraciones y posteriores y poco sinceras disculpas de Drew Brees.

Pero fue en NASCAR donde las cosas tomaron tonos fuertes, sobre todo porque ese circuito automovilístico nació en el sur profundo, donde el racismo es religión todavía en muchos casos. Ahí la bandera confederada era algo normal, en autos, uniformes, y todo tipo de artículos, no se diga ondeando en astas. Pero ahora está prohibida y no solo eso, a partir de NASCAR se busca que no sea más una bandera muy parecida la que represente al Estado de Mississippi, cuyo congreso local ya discute lo que parece será posible: su erradicación.

En NASCAR solo hay un piloto afroamericano, Bubba Wallace, que fue el primero en hincarse en la reapertura de actividades reciente, lo que fue seguido por la totalidad de los pilotos de la serie y casi todos los miembros de los equipos, pero hubo un detalle: en un circuito dejaron en su zona de taller una cuerda con un nudo similar al que se usaba para ahorcar personas de color no hace mucho en algunos lugares del sur. Fue un escándalo ya que no había público, sino solo miembros de la serie. El caso aún no termina, el FBI ya entró a escena e investiga quién hizo la evidente amenaza de muerte al piloto en cuestión.

Más de estos y otros temas, ligas y deportes, esta misma semana en esta columna. Gracias.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!