• Columna EL FANÁTICO,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Futbol Soccer,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK

    El Fanático: La Caída del Este de la Conferencia Nacional

    *CERO COMPETITIVIDAD—*LA GLORIA PERDIDA—*POSTEMPORADA INMERECIDA

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA: Manus Cruyff, además de atender su frutería, manejaba un auto del club donde transportaba jugadores jóvenes y entrenaba también a un equipo juvenil de la organización, mientras su esposa Nel, los días de juego atendía la cafetería del equipo y entre semana limpiaba los vestidores. Eran los padres de Johan Cruyff, quien más tarde sería la más grande estrella de la historia de ese equipo de futbol: el Ajax de Amsterdam.

    CERO COMPETITIVIDAD. En el verano de 2008 apareció un libro en Estados Unidos, que tienen una enorme cantidad de literatura deportiva, que se tituló “War Without Death”, de Mark Maske, un respetado periodista veterano del Washington Post. El libro, un éxito inmediato, narraba el proceso a través de más de dos temporadas en el que los cuatro equipos de la División Este de la NFC se convirtieron en potencias de la NFL.

    El proceso tuvo su momento álgido en el triunfo de los New York Giants por 17-14 sobre los New England Patriots, en el Super Bowl XLII en el Phoenix Stadium de Glendale, Arizona, el 3 de febrero de 2008, triunfo que impidió que el equipo del triunvirato formado por Tom Brady, Bill Belichick y Robert Kraft, tuvieran la segunda y más larga temporada invicta en la historia de la NFL.

    Fue cuando Tom Coughlin, Head Coach de los Giants, y Eli Manning, quarterback del equipo, dieron la primera de dos lecciones al equipo originalmente de Boston, porque no debemos olvidar que cuatro años más tarde, en la edición 46 del Super Domingo, Nueva York (Giants) volvió a darle un golpe brutal a los Patriots, que ante Coughlin y el menor de los hermanos Manning, siempre tuvo su Waterloo, como lo tuvo Napoleón cerca de Bruselas en 1815.

    Durante los años 80 y 90, más específicamente de 1982 a 1995, los equipos de esa división, con excepción de los Eagles, ganaron ocho Super Bowls, cuatro de ellos consecutivos entre 1990 y 1993. Y ahí se juntaron cuatro millonarios competitivos, afectos a ganar a toda costa: Jeffrey Lurie (Filadelfia), magnate del espectáculo; Daniel Snyder, empresario de diversos rubros; John Mara, dueño por tercera generación del equipo de Nueva York; y Jerry Jones, petrolero de Arkansas.

    Aquel libro de Mark Maske es una joya que cuenta los pormenores de cómo se construyó no una sino cuatro franquicias o una división completa, de potencias de toda la liga, que dominaron y eran tan protagónicas que el resto de la liga odiaba enfrentarse con esos equipo, pero hoy, los cuatro fueron la antítesis de aquella proeza que comenzó con la negociación por Eli Manning apenas salió su nombre en el Draft de 2004; este año dieron pena y solo por el sistema de competencia uno está en postemporada, pero en estricto sentido, no lo merece.

    Este año el peor fue Filadelfia, con apenas marca de 4-12 y derrotas muy poco honrosas, situación de la que no estuvo muy lejos el equipo de Dallas, que comenzó la temporada con muchos bríos, pero se fue desinflando y terminó danto lástima y con rumores de desmantelamiento notable que iniciaría en próximos días. Demasiados millones de dólares que de nada sirvieron, nadie dio en el equipo de la Estrella Solitaria algo que valga la pena destacar en esta temporada, sinceramente.

    Y los otrora poderosos Giants, dieron tumbos y vergüenzas, aunque al final tuvieron posibilidades de llegar a ganar la división. Washington entra a postemporada con marca de 7-9, una injustica para equipos con mejores marcas que quedaron fuera, y no parece podrían llegar lejos, menos si consideramos que recibirán en casa a Tom Brady los sorprendentes Buccaneers. El tiempo dirá, pero a veces la historia de éxito se convierte en historia de pena ajena y esta temporada la División Este NFC fue el caso. Gracias.

  • Columna EL FANÁTICO,  Futbol Americano,  Historia,  Medios de Comunicación,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK

    El Fanático: Previo Semifinales NCAA Football

    *SEMIFINALES NCAA *UN JUEGO DISPAREJO *OTRO MUY EQUILIBRADO

    Las semifinales del futbol americano colegial de la NCAA presentan dos juegos completamente opuestos en el pronóstico: uno cargado por completo para un equipo, el otro muy parejo; sin embargo, la jornada de este viernes, con la que iniciará la acción en el 2021, se visualiza muy interesante.

    ROSE BOWL: NOTRE DAME VS ALABAMA. ESPN 3 PN (CDMX)

    El cuarto lugar de la siembra ante el mejor, el que muchos no creen que debe estar en esta instancia frente al favorito desde que inicia la temporada, así se presentan en este raro Rose Bowl que será en Arlington, Texas, y no en Pasadena, California, como casi siempre, los equipos de Notre Dame y Alabama, dos de las escuelas de mayor tradición en el futbol americano de la NCAA.

    Notre Dame es polémico porque muchos consideran que su lugar debió ser para Teas A&M, pero el comité de selección dijo otra cosa y así quedó la primera semifinal, que ya de entrada es histórica porque es el juego, desde que existen los playoffs en la liga, con mayor posibilidad de triunfo para un equipo, obvio se refiere a Alabama. De hecho a Notre Dame solo le otorgan, en el mejor de los pronósticos, el 18 por ciento de posibilidad de victoria.

    Los tres mejores hombres de Notre Dame a la ofensiva son su quarterback Ian Book, con 2 mil 601 yardas por aire, 15 enviós de anotación y 2 intercepciones: Kyren Williams, corredor, con mil 061 yardas y 12 anotaciones; y Javon McKinley, con 40 recepciones, 697 yardas y 3 recepciones para anotación. Pero por parte de Alabama sus contrapartes son Mac Jones, con 3 mil 739 yardas aéreas, 33 pases de anotación y apenas 4 intercepciones; el corredor Najee Harris, con mil 262 yardas y 24 anotaciones; y el receptor DeVonta Smith, con 98 recepciones, mil 511 yardas y 17 anotaciones. Diferencias que pueden aplastar a los Irlandeses Peleadores, pero en el campo se tendrá la historia real.

    SUGAR BOWL: OHIO STATE VS CLEMSON. ESPN 7 PM (CDMX)

    La historia fabulosa entre Ohio State y Clemson tendrá un capítulo más este viernes en Nueva Orleans, que será de entrada, la tercera ocasión en cinco años que se ven en una semifinal, lo que es inédito, pero además, los Buckeyes quieren romper la inercia de cuatro derrotas en mismo número de juegos ante Clemson. El año pasado pudo ser, pero un pase interceptado en el peor momento, impidió a Ohio State ganar el partido.

    Los Buckeyes entran a semifinales con mucha polémica alrededor, ya que su Conferencia no pensaba tener acción este año por la pandemia, pero al final decidieron que sí y su temporada comenzó hacia finales de Octubre, por lo que llegan a este partido con solo 6 juegos, todos ganados, pero para muchos, no suficientes para estar n esta instancia, pero otra vez, el comité de selección decidió, y le permitió estar en esta antesala del campeonato; Clemson fue casi impecable, llega con 10-0 y un juego suspendido por la pandemia.

    Los mejores ofensivos de Ohio State son Justin Fields, con mil 521 yardas por pase, 15 envíos de anotación y 5 intercepciones; el corredor Trey Sermon, con 675 yardas y solo 3 anotaciones; y el receptor Garrett Wilson, con 621 yardas y 5 recepciones para anotación. Por parte de Clemson, sus mejores hombres son el quarterback (posible primera selección del Draft NFL) Trevor Lawrence, con 2 mil 753 yardas, 22 anotaciones y solo 4 intercepciones; el corredor Travis Etienne, con 882 yardas y 13 anotaciones; y el receptor Amari Rodgers, con 966 yardas y 7 anotaciones. La balanza, prácticamente, está pareJa, 50 por ciento de posibilidades para cada equipo. Gracias.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!