• Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  Temas y Deportes Diversos,  UN DÍA COMO HOY

    El Fanático: Trevor Lawrence, Drafteado #1; La Realidad de Sergio “Checo” Pérez; Se Fue el Gran Bobby Unser

    *TREVOR LAWRENCE FUE EL #1–**EL TALENTO DE PÉREZ–***SE VA LEYENDA DE INDY 500.

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA. El domingo en Albuquerque, Nuevo México, falleció a los 87 años el legendario piloto de autos Bobby Unser, quien ganó tres veces las 500 Millas de Indianapolis (1968, 1975 y 1981). Su hermano menor, Al Unser Senior, ganó la citada carrera en cuatro ocasiones (1970, 1971, 1978 y 1987), mientras que el hijo de este, Al Junior, ganó la justa en dos ocasiones, 1992 y 1994. Ninguna familia tienen tantos triunfos en la carrera más famosa del automovilismo estadounidense.

    TREVOR LAWRENCE. Tal como se esperaba, los Jacksonville Jaguars seleccionaron primero en el Draft de la NFL 2021 y el elegido fue Trevor Lawrence, quarterback egresado de la Universidad de Clemson, equipo al que llevó, en sus tres años en la NCAA, a las semifinales nacionales, ganando en dos ocasiones y en una de estas, logrando llevarse el campeonato, siempre peleando codo a codo con la gran potencia, Alabama.

    Lawrence llegó a Clemson con altas expectativas pero no como estelar, sin embargo, apenas bastó que le dieran la oportunidad de jugar y dejó claro que era mejor que el que en ese momento era el estelar de Davo Swinney, el coach de los Tigers. Confiaron en él y en su primer año llevo al equipo al título de la NCAA, es decir, pasó de la High School a los reflectores de todo Estados Unidos. Y nunca se detuvo, sus siguientes dos años fueron casi similares, efectivos y sobre todo espectaculares. Y eso abonó lo que hoy cosecha.

    En todas las revistas especializadas lo pusieron en portada, todas las listas de los medios electrónicos y digitales lo señalaban como el seguro primer seleccionado, pero más que eso, muchos expertos y medios lo han proyectado como un jugador que seguro cambiará la NFL y eso, puede ser peligroso. Llega al peor equipo de la campaña pasada, pero ahí encontrará, debutando igual que él, a un estupendo coach: Urban Meyer. Este coach es quizá uno de los mejores, acaso el mejor, de las últimas décadas en la NCAA, con excepción de Nick Saban, por lo que Lawrence tendrá un guía excepcional, si logran acoplarse y entenderse.

    A Lawrence lo comparan con John Elway, Peyton Manning y Andrew Luck, lo que habla excelente del jugador en cuestión, pero no será sencillo, el paso de la NCAA a la NFL implica ajustes en estilo y a veces eso cuesta mucho tiempo y trabajo, además de que ya ahora mismo hay infinidad de hombres de defensiva deseando ser los primeros en decirle, con un buen golpe, a Lawrence, que la NFL divide a los hombres de los niños y que el futbol americano colegial, por duro que parezca, quedó lejos. El tiempo dirá.

    SERGIO PÉREZ. Escucho a muchos nuevos aficionados al automovilismo, y más a los “fanáticos” de ocasión y oportunidad, hablar maravillas del piloto mexicano. Y no está mal ni me extraña, por dos razones: los referentes duros son ya muy lejanos y el más reciente, Esteban Gutiérrez, hace ver al piloto en cuestión como un gigante del volante. Pero mejor vamos por partes, ni genio ni nada parecido, pero tampoco es un piloto del montón, de ninguna manera.

    Comparar épocas en la Fórmula 1 es algo muy poco objetivo, porque la tecnología ha sido factor importante siempre y cada año las cosas cambian, no se diga cuando las diferencias son de más tiempo. No son los mismos autos los que manejaron los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez o Héctor Alonso Rebaque, que los que hoy conduce Sergio Pérez; vamos, ni el citado Gutiérrez, él tuvo, hace pocos años, igual que Pérez, otros bólidos y no los de hoy.

    Y más injusto es querer comparar a Adrián Fernández con Sergio Pérez, pues el primero no llegó a correr en la Fórmula 1, pero estuvo en una serie en su momento histórico más competitivo y sin duda, en ese momento, equiparable a la máxima categoría. Además, la historia y el momento de Fernández es otro asunto, digno de ejemplo para pilotos y atletas de otras disciplinas, sin demeritar a Pérez, cuyo talento se vio desde que era muy joven y no es gratuito que casi toda su carrera la familia Slim haya estado financieramente atrás de él. Eso ayuda, pero no es todo, sin talento, hace rato se habrían deslindado de él.

    Y sin duda es talentoso, ha subido al podio varias veces, siempre con merecimientos de sobra; ha hecho carreras de valientes, viniendo de atrás y remontando casi a la parrilla completa, ha dado pelea en pocas palabras. No es gratis su asiento en Red Bull y no es sencillo estar al lado de uno que creció en los boxes, como Max Verstappen, que además de altamente competitivo, es una persona que no tiene más vida que correr y lo muestra en cada carrera. Yo no apuesto, pero no me extrañaría que el “Checo” gane un carrera pronto, con o sin Hamilton en la pista. Hasta la próxima entrega. Gracias.

  • BATEADOR EMERGENTE,  Beisbol,  Columna EL FANÁTICO,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK

    El Fanático: Siete Cetros en Alabama; Historia de LaSorda; Inmortales NCAA

    *SABAN GANA DE NUEVO—**HISTORIA DE LaSORDA—*INMORTALES NCAA

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA: La nueva generación del Salón de la Fama del Futbol American Colegial se anunció y la encabezan Bob Stoops (quien llevó al título de la NCAA a Oklahoma), Carson Palmer y Tony Romo, dos conocidos quarterbacks que hicieron historia en la NFL; otros nuevo inmortales del futbol universitario son Andre Tippett, Kenneth Simms, David Fulcher, Harris Barton  y C.J. Spiller, que llegaron a la NFL. Stoops es uno de varios coaches de Oklahoma en el Olimpo NCAA, otros son Barry Switzer y Bud Wilkiinson, dos leyendas de los Sooners.

    SABAN GANA DE NUEVO. Najee Harris fue imparable corriendo, DeVonta Smith (ganador del trofeo Heisman) fue indefendible recibiendo balones, y Mac Jones estuvo impecable dirigiendo la ofensiva, y con este trío fue suficiente para que Nick Saban se alzara con un campeonato más como Head Coach y uno más para la cuenta de la Universidad de Alabama, que aplastó a Ohio State por 52-24. Triunfo indiscutible y ni quien dude de que Saban es el mejor de la historia.

    Para el entrenador en cuestión es el séptimo campeonato, el primero fue antes de llegar a Alabama, con los Louisiana State University Tigers (LSU), de donde emigró a aventura fallida en la NFL con Miami, para luego regresar a donde es el rey y conseguir,  hasta ahora, seis títulos con la llamada Marea Púrpura de Alabama en los últimos 12 años, superando ya al legendario Paul “Bear” Bryant (el coach del sombrerito de cuadritos en Forrest Gump), tanto en el equipo campeón así como en toda la historia de la NCAA. Nadie más que ellos tienen tantos cetros.

    Para los que no conocen bien el futbol americano de la NCAA, para entendernos mejor, Saban es lo mismo que Belichick en la NFL: obsesivos, dominantes, eficaces en extremo, ganadores natos, etc. Incluso alguna vez trabajaron juntos en la NFL, cuando el de Nueva Inglaterra era el jefe en Cleveland, proyecto que para desgracia de los Browns no tuvo la paciencia debida y se cortó de tajo. Ambos entrenadores tienen una amistad estrecha y es común que se visiten mutuamente en sus respectivos trabajos.

    El juego del lunes fue la despedida de DeVonta Smith, receptor que ganó el Heisman hace días, que seguro irá a la NFL, pero tuvo tiempo de decir adiós a la NCAA con tres recepciones de anotación de 12 balones recibidos, para 215 yardas, todo apenas en la primera mitad del partido. También fue la despedida del coordinador ofensivo de Alabama, Steve Sarkisian, que se va a otro equipo pero que sentó precedentes grandes en este cuadro. Ahora el asunto es ver cuál de los equipos campeones de Saban en Alabama es el mejor de la historia, al menos hasta hoy, porque esto parece no tener final todavía.

    Se acabó una muy accidentada temporada de futbol americano de la NCAA, que en verano parecía que no iba a jugarse, pero poco a poco se movió la maquinaria y finalmente tuvimos temporada, con muchos juegos suspendidos, otros con cambio de fecha, con nada o casi nada de público en la mayoría de los estadios, con menos juegos de Tazón que de costumbre y con muchas polémicas en cuanto a la selección de equipos para los playoffs y sobre todo la de Ohio State, que al final no se llevó el campeonato, lo que hubiera sido un asunto de mucha discusión. Alabama termina 13-0 y Ohio State cierra con 7-1.

    HISTORIA DE LaSORDA. Cuando Tom  LaSorda era lanzador en Montreal, entonces sucursal de los Dodgers en Triple A, salió con otro joven a un lugar público para distraerse, un tal Don  Drysdale, que luego sería leyenda. La gente rodeó a LaSorda para pedirle el autógrafo, (no había selfies) y el entonces prometedor pitcher señaló a Drysdale e invitó a los aficionados a pedir igual su firma, porque aseguró sería una gran estrella.

    Años adelante, Drysdale ya convertido en estelar, visitó una televisora para una entrevista y pidió a LaSorda, entonces coach de Ligas Menores, que lo acompañara. El personal de la televisora rodeo al pitcher estrella para pedirle un autógrafo, a lo que no se negó Drysdale, pero luego señaló a su acompañante, diciendo: “Va a ser manager de los Dodgers, pidan ahora su autógrafo”. Más de esto en otra ocasión. Gracias.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!