• Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  Temas y Deportes Diversos,  UN DÍA COMO HOY

    El Fanático: Trevor Lawrence, Drafteado #1; La Realidad de Sergio “Checo” Pérez; Se Fue el Gran Bobby Unser

    *TREVOR LAWRENCE FUE EL #1–**EL TALENTO DE PÉREZ–***SE VA LEYENDA DE INDY 500.

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA. El domingo en Albuquerque, Nuevo México, falleció a los 87 años el legendario piloto de autos Bobby Unser, quien ganó tres veces las 500 Millas de Indianapolis (1968, 1975 y 1981). Su hermano menor, Al Unser Senior, ganó la citada carrera en cuatro ocasiones (1970, 1971, 1978 y 1987), mientras que el hijo de este, Al Junior, ganó la justa en dos ocasiones, 1992 y 1994. Ninguna familia tienen tantos triunfos en la carrera más famosa del automovilismo estadounidense.

    TREVOR LAWRENCE. Tal como se esperaba, los Jacksonville Jaguars seleccionaron primero en el Draft de la NFL 2021 y el elegido fue Trevor Lawrence, quarterback egresado de la Universidad de Clemson, equipo al que llevó, en sus tres años en la NCAA, a las semifinales nacionales, ganando en dos ocasiones y en una de estas, logrando llevarse el campeonato, siempre peleando codo a codo con la gran potencia, Alabama.

    Lawrence llegó a Clemson con altas expectativas pero no como estelar, sin embargo, apenas bastó que le dieran la oportunidad de jugar y dejó claro que era mejor que el que en ese momento era el estelar de Davo Swinney, el coach de los Tigers. Confiaron en él y en su primer año llevo al equipo al título de la NCAA, es decir, pasó de la High School a los reflectores de todo Estados Unidos. Y nunca se detuvo, sus siguientes dos años fueron casi similares, efectivos y sobre todo espectaculares. Y eso abonó lo que hoy cosecha.

    En todas las revistas especializadas lo pusieron en portada, todas las listas de los medios electrónicos y digitales lo señalaban como el seguro primer seleccionado, pero más que eso, muchos expertos y medios lo han proyectado como un jugador que seguro cambiará la NFL y eso, puede ser peligroso. Llega al peor equipo de la campaña pasada, pero ahí encontrará, debutando igual que él, a un estupendo coach: Urban Meyer. Este coach es quizá uno de los mejores, acaso el mejor, de las últimas décadas en la NCAA, con excepción de Nick Saban, por lo que Lawrence tendrá un guía excepcional, si logran acoplarse y entenderse.

    A Lawrence lo comparan con John Elway, Peyton Manning y Andrew Luck, lo que habla excelente del jugador en cuestión, pero no será sencillo, el paso de la NCAA a la NFL implica ajustes en estilo y a veces eso cuesta mucho tiempo y trabajo, además de que ya ahora mismo hay infinidad de hombres de defensiva deseando ser los primeros en decirle, con un buen golpe, a Lawrence, que la NFL divide a los hombres de los niños y que el futbol americano colegial, por duro que parezca, quedó lejos. El tiempo dirá.

    SERGIO PÉREZ. Escucho a muchos nuevos aficionados al automovilismo, y más a los “fanáticos” de ocasión y oportunidad, hablar maravillas del piloto mexicano. Y no está mal ni me extraña, por dos razones: los referentes duros son ya muy lejanos y el más reciente, Esteban Gutiérrez, hace ver al piloto en cuestión como un gigante del volante. Pero mejor vamos por partes, ni genio ni nada parecido, pero tampoco es un piloto del montón, de ninguna manera.

    Comparar épocas en la Fórmula 1 es algo muy poco objetivo, porque la tecnología ha sido factor importante siempre y cada año las cosas cambian, no se diga cuando las diferencias son de más tiempo. No son los mismos autos los que manejaron los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez o Héctor Alonso Rebaque, que los que hoy conduce Sergio Pérez; vamos, ni el citado Gutiérrez, él tuvo, hace pocos años, igual que Pérez, otros bólidos y no los de hoy.

    Y más injusto es querer comparar a Adrián Fernández con Sergio Pérez, pues el primero no llegó a correr en la Fórmula 1, pero estuvo en una serie en su momento histórico más competitivo y sin duda, en ese momento, equiparable a la máxima categoría. Además, la historia y el momento de Fernández es otro asunto, digno de ejemplo para pilotos y atletas de otras disciplinas, sin demeritar a Pérez, cuyo talento se vio desde que era muy joven y no es gratuito que casi toda su carrera la familia Slim haya estado financieramente atrás de él. Eso ayuda, pero no es todo, sin talento, hace rato se habrían deslindado de él.

    Y sin duda es talentoso, ha subido al podio varias veces, siempre con merecimientos de sobra; ha hecho carreras de valientes, viniendo de atrás y remontando casi a la parrilla completa, ha dado pelea en pocas palabras. No es gratis su asiento en Red Bull y no es sencillo estar al lado de uno que creció en los boxes, como Max Verstappen, que además de altamente competitivo, es una persona que no tiene más vida que correr y lo muestra en cada carrera. Yo no apuesto, pero no me extrañaría que el “Checo” gane un carrera pronto, con o sin Hamilton en la pista. Hasta la próxima entrega. Gracias.

  • Basquetbol,  BATEADOR EMERGENTE,  Beisbol,  Columna EL FANÁTICO,  EDITORIAL DEPORTIVO,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Golf,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  SLAM DUNK,  Temas y Deportes Diversos

    El Fanático: Clase de Ética en MLB

    Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com

    DATO DEL DÍA. Haley Jones anotó ayer domingo 17 puntos para colaborar ampliamente en la victoria de la Universidad de Stanford sobre la de Arizona en la final del torneo de campeonato del basquetbol femenil de la NCAA. El marcador final fue de 54 a 53 en favor de la universidad situada en el norte de California, que consigue así su primer campeonato en 29 años, primero bajo el mando de la coach Tara VanDerveer, quien tiene 35 años con el equipo y es coach principal desde 1996.

    ÉTICA Y DEPORTE. El gobernador del Estado de Georgia, Brian Kemp, en funciones desde 2019 luego de una elección muy polémica que fue impugnada, ha promovido e impuesto leyes locales que limitan el voto de las minorías en el estado sureño en cuestión, uno de los sitios tradicionalmente más racista en el sur de los Estados Unidos, lo que hizo que Major League Baseball retirara la sede el Juego de Estrellas para este 2021, que iba a celebrarse en Atlanta el 13 de Julio y ahora no tienen aún sede definida.

    Kemp es empresario, descendiente directo de dueños de esclavos en el Siglo XIX y miembro del Partido Republicano. Georgia este año en las elecciones federales tuvo que ir a una segunda vuelta para elegir a sus senadores, que al final fueron del Partido Demócrata y uno de ellos de raza afroamericana, algo inédito en la historia de ese estado, donde la bandera de los Confederados ondea impunemente a pesar de estar prohibida en buena parte del territorio estadounidense por representar el odio a las minorías.

    Apenas MLB anunció su decisión y Trump abrió la boca para pedir  boicot al beisbol, sumando otra raya al tigre en su lucha eterna contra los deportes profesionales, a los que nunca pudo entrar correctamente y menos era bien recibido, aunque siendo candidato a presidente fue apoyado veladamente en sus campañas por muchos dueños de equipos de la NFL, a los que intimidó tanto que acabaron con la carrera de Colin Kaepernick, cuyo único pecado, por llamarlo de alguna manera, fue denunciar los abusos policiacos a las minorías.

    Con la NFL tienen pleito de décadas, a la NBA la criticó ampliamente y lo mismo al golf cuando le retiraron de sus campos algunos torneos, y ahora toca el turbo al beisbol, donde quiso entrar hace años a través de la franquicia de Minnesota pero quedo en el intento. Sin embargo, el arraigo de los deportes de las ligas citadas es tan fuerte, que será otra vez un grito en el desierto, escuchado solo por algunos, de esos que se disfrazan de los Picapiedra y tratan de tomar el Congreso de los Estados Unidos.

    ¿Hizo MLB lo correcto? Obviamente si, de no haberlo hecho habría dado la espalda a muchos de sus jugadores actuales y pasados y sobre todo, contradicho su ya permanente idea de la integración racial, que comenzó tímida y pero valientemente, en 1947 cuando abrieron la puerta a Jackie Robinson, a quien ahora celebra MLB año con año con un día especial en el que, entre otras cosas, todos los jugadores sin excepción usan el número que aquel legendario jugador usó en su uniforme con los Brooklyn Dodgers.

    Ojalá viéramos más actos de ética coherente en el deporte profesional, que por desgracia nos tiene acostumbrados a ver que dejan pasar insultos, indignidades y bajezas, de propios y extraños, a cambio de asegurar el ingreso económico planificado. Y lo digo de ligas, deportes y no se diga de jugadores, entrenadores y directivos. Y del deporte en México al respecto mejor no hablamos, ahí hay ejemplos claros de la falta de ética y dignidad más elemental. En la próxima entrega tendremos más de este y otros temas, ligas y deportes, hasta entonces. Gracias.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!