• Basquetbol,  BATEADOR EMERGENTE,  Beisbol,  Columna EL FANÁTICO,  EDITORIAL DEPORTIVO,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Golf,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  SLAM DUNK,  Temas y Deportes Diversos

    El Fanático: Clase de Ética en MLB

    Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com

    DATO DEL DÍA. Haley Jones anotó ayer domingo 17 puntos para colaborar ampliamente en la victoria de la Universidad de Stanford sobre la de Arizona en la final del torneo de campeonato del basquetbol femenil de la NCAA. El marcador final fue de 54 a 53 en favor de la universidad situada en el norte de California, que consigue así su primer campeonato en 29 años, primero bajo el mando de la coach Tara VanDerveer, quien tiene 35 años con el equipo y es coach principal desde 1996.

    ÉTICA Y DEPORTE. El gobernador del Estado de Georgia, Brian Kemp, en funciones desde 2019 luego de una elección muy polémica que fue impugnada, ha promovido e impuesto leyes locales que limitan el voto de las minorías en el estado sureño en cuestión, uno de los sitios tradicionalmente más racista en el sur de los Estados Unidos, lo que hizo que Major League Baseball retirara la sede el Juego de Estrellas para este 2021, que iba a celebrarse en Atlanta el 13 de Julio y ahora no tienen aún sede definida.

    Kemp es empresario, descendiente directo de dueños de esclavos en el Siglo XIX y miembro del Partido Republicano. Georgia este año en las elecciones federales tuvo que ir a una segunda vuelta para elegir a sus senadores, que al final fueron del Partido Demócrata y uno de ellos de raza afroamericana, algo inédito en la historia de ese estado, donde la bandera de los Confederados ondea impunemente a pesar de estar prohibida en buena parte del territorio estadounidense por representar el odio a las minorías.

    Apenas MLB anunció su decisión y Trump abrió la boca para pedir  boicot al beisbol, sumando otra raya al tigre en su lucha eterna contra los deportes profesionales, a los que nunca pudo entrar correctamente y menos era bien recibido, aunque siendo candidato a presidente fue apoyado veladamente en sus campañas por muchos dueños de equipos de la NFL, a los que intimidó tanto que acabaron con la carrera de Colin Kaepernick, cuyo único pecado, por llamarlo de alguna manera, fue denunciar los abusos policiacos a las minorías.

    Con la NFL tienen pleito de décadas, a la NBA la criticó ampliamente y lo mismo al golf cuando le retiraron de sus campos algunos torneos, y ahora toca el turbo al beisbol, donde quiso entrar hace años a través de la franquicia de Minnesota pero quedo en el intento. Sin embargo, el arraigo de los deportes de las ligas citadas es tan fuerte, que será otra vez un grito en el desierto, escuchado solo por algunos, de esos que se disfrazan de los Picapiedra y tratan de tomar el Congreso de los Estados Unidos.

    ¿Hizo MLB lo correcto? Obviamente si, de no haberlo hecho habría dado la espalda a muchos de sus jugadores actuales y pasados y sobre todo, contradicho su ya permanente idea de la integración racial, que comenzó tímida y pero valientemente, en 1947 cuando abrieron la puerta a Jackie Robinson, a quien ahora celebra MLB año con año con un día especial en el que, entre otras cosas, todos los jugadores sin excepción usan el número que aquel legendario jugador usó en su uniforme con los Brooklyn Dodgers.

    Ojalá viéramos más actos de ética coherente en el deporte profesional, que por desgracia nos tiene acostumbrados a ver que dejan pasar insultos, indignidades y bajezas, de propios y extraños, a cambio de asegurar el ingreso económico planificado. Y lo digo de ligas, deportes y no se diga de jugadores, entrenadores y directivos. Y del deporte en México al respecto mejor no hablamos, ahí hay ejemplos claros de la falta de ética y dignidad más elemental. En la próxima entrega tendremos más de este y otros temas, ligas y deportes, hasta entonces. Gracias.

  • Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  Futbol Americano,  Golf,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  Temas y Deportes Diversos

    El Fanático: Triunfo Indiscutible de Sergio Pérez; Canalla Conocido en la NFL; Noruego Gana el Mayakoba Golf Classic

    *VICTORIA SIN DISCUSIÓN—*OTRA POSIBLE CANALLADA—*GOLF EN EL MUNDO

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA. El noruego Viktor Hovland gano el torneo Mayacoba Golf Classic en Playa del Carmen, el domingo pasado, con un birdie (un golpe menos del Par del hoyo) en el hoyo 18 para un 6 Bajo Par final, con lo que el golfista nórdico consiguió su segundo triunfo del año PGA; antes ganó el Puerto Rico Open con un birdie de 10 metros, igual en el hoyo final. Hovland, de 23 años, se llevó una bolsa de un millón 296 mil dólares, en un torneo que se celebra en México desde 2007.

    SERGIO PÉREZ, HISTORIA PROPIA. Apenas cruzo la meta el domingo en el Gran Premio de Sakhir, un disfrazado segundo evento consecutivo en el reino de Bahréin, y los comentaristas mexicanos de deportes, que pocos se dedican realmente a reseñar carreras y menos saben de verdad sobre automovilismo, comenzaron a decir, entre otras cosas: “Sergio Pérez, el Mejor Piloto Mexicano de la Historia”, demostrando su enorme desconocimiento sobre el deporte motor, su historia y circunstancias.

    Y hago la aclaración porque cosas como la que señalo solo engañan al público, cuando la función del periodista es poner los hechos ante los ojos de la gente y esta es la que debe decir lo que piensa. Y lo realmente importante es el triunfo, remontando desde el último lugar (la victoria ideal según todo piloto), inobjetable, de Sergio Pérez, que aún antes, ya por simples números, es el mejor piloto mexicano en la Fórmula 1, que no es todo el automovilismo, así de sencillo. Pérez ha escrito su historia propia y sin duda ha superado a los que antes estuvieron en la serie, como los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez, Héctor Alonso Rebaque y Esteban Gutiérrez, grupo en el que solo el primero podría compararse en algunas cosas con el mexicano hoy en los reflectores.

    Y vamos a las cifras para que no quede duda de lo que ha hecho Pérez y lo que hizo Pedro Rodríguez. Este último estuvo en 59 Grandes Premios y arrancó en 54, logrando siete podios: dos terceros lugares (Holanda y Canadá 1968), tres segundos (Bélgica 1968, Watkins Glen 1970, Holanda 1971) y dos victorias (Sudáfrica 1967, Bélgica 1970); todo lo hizo en 9 temporadas. Sergio Pérez tiene 10 años en la F-1, pero lleva 10 podios: tres segundos lugares (Kuala Lumpur, Monza 2012, Estambul 2020) siete terceros (Montreal 2012, Bahréin 2014, Rusia 2015, Bakú 2016 y 2018, Mónaco 2016) y la victoria del domingo en Sakhir. Son los hechos, usted saque sus conclusiones, no será difícil,

    Ahora, la comparación no es válida en cuanto al contexto, porque en la era de Pedro Rodríguez los pilotos eran cuasi jet-seters, es decir, eran más playboys internacionales y muy poco atletas en toda la regla, a diferencia de hoy en día, donde primero se es piloto y atleta de alto rendimiento, luego vendrán esos extras del glamour. Y como colofón, le dejo algo que deja la comparación solo en la Fórmula 1,  no la generalizo diciendo de “todo el automovilismo”, porque en mi opinión, si Adrián Fernández, en los años 90, hubiera tenido el apoyo de Carlos Slim habría llegado a la F-1 y esa sería otra historia. Y no necesita especular, pondere en su justa medida lo que Fernández hizo, en que momento económico del país, qué era entonces la serie Cart y contra quiénes corrió ahí por años ese gran piloto.

    UN PÁJARO DE CUENTA. El domingo se confirmaron las sospechas de que algunos equipos en la NFL (y otras ligas) hacen lo que en inglés se llama “tank”, lo que significa dejar ir triunfos a propósito para terminar el fondo del standing y poder conseguir al primer jugador disponible en el siguiente Draft, lo que debe ser penalizado fuertemente en toda liga profesional, ya que sencillamente es un fraude a quien paga un boleto o es espectador a través de una transmisión de radio, TV o streaming; así de sencillo, claro y fácil, un fraude.

    Los Jets no han ganado ni un solo juego y estuvieron a segundos de hacerlo el domingo, incluso muchos comentaristas dieron por hecho que así sería cuando faltaban menos de 20 segundos, pero vino un pase Hail Mary de parte de los Raiders y terminaron perdiendo, por lo que la frase “Tank for Trevor” tomó vigencia, los Jets quieren a Trevor Lawrence, quarterback de Ohio State, ya ganador del trofeo Heisman, y posible primera selección del próximo Draft. Y la NFL debe hacer una investigación a profundidad, de verdad.

    Y el sospechoso es un viejo canalla que no debería estar en la NFL: Greg Williams, que se supone ayer mismo fue despedido como Coordinador Defensivo de los NY Jets. El mismo que organizo con los Saints en 2011, ocupando la misma posición citada, esa idea de lesionar rivales a cambio de premios económicos, lo que hizo que en 2012 fuera expulsado de por vida de la liga, sanción que apenas un año más tarde fue revocada y el patán volvió. Luego fue Head Coach con los Bills y ocupó el mismo puesto interinamente en Cleveland, hasta que el año pasado se instaló al frente de la defensa de los Jets.

    Lo del domingo fue penoso, vergonzoso, sospechoso, porque el triunfo de Nueva York era claro, seguro, pero no hubo el mínimo esfuerzo por evitar el regreso de Las Vegas, que sin duda nada tuvo que ver, hizo lo suyo y encontró a un equipo dispuesto a perder a como diera lugar. Si la NFL investiga, no creo no encuentre nada, va a encontrar basura muy apestosa y espero esta vez Greg Williams se vaya para siempre y con él sus cómplices. Más de estos temas, ligas y deportes, aquí en este Blog esta semana. Gracias.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!