A NIVEL DE CANCHA,  DEPORTE SINALOENSE,  DORADOS DE SINALOA,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Soccer,  Historia,  Números y Estadísticas

A Nivel de Cancha: La Maldición Termina

Colaboración enviada por José David García

Cruz Azul fue justo campeón del futbol mexicano. La Máquina fue el equipo más regular del torneo, fue el más solvente en todas las facetas del juego y mostró a una plantilla amplia en buen momento que siempre mantuvo la calma para sacar los partidos adelante. Ante Santos Laguna, en lo particular de la eliminatoria fue mejor, manejó los ritmos del partido a su antojo y marcó lo justo para levantar el título del Clausura 2021 en la Liga MX.

A pesar de un mal primer tiempo en la vuelta de la final, en donde Santos lo domino, lo metió contra su portería y donde se fue al frente en el marcador dejando la sensación de que Cruz Azul volvería a caer otra vez en la misma piedra, los cementeros se repusieron del golpe, realizaron cambios en la alineación y mostraron la cara competitiva de todo el torneo en ese segundo tiempo; un equipo solidario, solvente en defensa, con talento diferencial para marcar goles y un equipo con una gran capacidad de superación para sacar adelante los partidos en el momento cumbre.

Santos, ya en el segundo tiempo una vez viéndose empatado, realizó cambios para ser más ofensivo, cargar el área y meter pelotas a la hoya para ver si lograban el heroico empate. Sin embargo, Cruz Azul puso bien el cerrojo, Corona no fue figura y el conjunto de La Comarca se quedó sin ideas ofensivas para perforar a un equipo muy bien parado en su cancha.

Y eso fue Cruz Azul durante toda la temporada, un equipo fuerte en defensa, físicamente muy potente, con una plantilla basta en un gran nivel y figuras que a modo individual le dieron el plus que este colectivo necesitaba para romper el maleficio de 23 años sin un título de la Liga MX.

La buena gestión deportiva, la calma dirigencial en el entorno tras la salida del Billy Álvarez, el buen manejo de los recursos futbolísticos del entrenador y la gran gestión de vestuario, le permitieron crear a Cruz Azul una atmósfera sana de trabajo, darle una estructura definida a la plantilla y la confianza al entrenador de que, si le dejaban trabajar con esa base de futbolistas, haría historia, y así como así, lo hizo, adiós maldita maldición para el Cruz Azul.

El Chelsea barrio y dejó en vergüenza al Manchester City de Pep Guardiola

El Chelsea es el inobjetable campeón de Europa. Barrio al Manchester City de Pep Guardiola durante los 90 minutos y no le permitió meterse en el partido en ningún momento. Durante los 90 minutos, los de Tuchel enarbolaron las grandes virtudes que los llevaron al éxito durante toda la temporada, en donde son un equipo defensivamente muy fuerte, físicamente un cuadro muy potente con jugadores jóvenes que corren y son solidarios en el esfuerzo durante todo el partido y que, a pesar de no tener mucho gol, siempre encuentran los caminos para marcar anotaciones.

Los grandes errores de Guardiola en este encuentro fueron el no plantear el partido de una manera adecuada, no cambiar sobre la marcha al ver que el Chelsea te estaba pasando por arriba y que muchos de sus jugadores a modo individual, no rindieron al nivel acostumbrado.

El poner a Gundogan como  pivote defensivo, el no jugar con un 9 fijo, el intentar meter centros como principal arma ofensiva terminó por sentenciar a un City que en el momento bueno y en el escenario en el que siempre se le ha reclamado a Guardiola para aparecer y mostrar sus mejores dotes como entrenador, no lo hizo y no paso nada con un conjunto que en términos generales, hizo una buena temporada al ganar la Premier League y llegar a la final de la Champions League y que eso no quita que Pep Guardiola sea un gran entrenador, ganador y que sus equipos tiene una cara muy identificable en el campo de juego, pero aun así,

Al final el Chelsea, con toda su juventud, inexperiencia y miedo escénico que pudieron llegar a tener en la previa, desapareció con el buen plan de partido, con la solidaridad de sus jugadores para trabajar en equipo y que a pesar de que Timo Werner es un delantero sin mucha efectividad y gol de cara a portería, es un cuadro que encuentra siempre los caminos al gol, y eso, a pesar de las mejoras que en el largo plazo se le pueden hacer al equipo, siempre suma y es un plus para ganar en los momentos importantes de la temporada.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!