Uncategorized

Análisis Playoffs NFL

a2jh3g.jpgConferencia Nacional.

Los Redskins tuvieron contra las cuerdas a Seattle, pero les faltó lo que un buen boxeador sabe hacer: el golpe que diera por terminada la pelea. Luego de tener un momento de suerte al recuperar un balón en una mala recepción de patada, no supieron anotar ni siquiera tres puntos para rematar al rival. Y les costó caro.

Los Seahawks hicieron lo que debían: anotar todos los puntos que fuera posible. Obtuvieron el triunfo, aunque me queda la sensación de que más que una victoria de Seattle, fue un juego que Washington perdió a base de ineficacia. Y esto se refleja en una estadística: los Redskins obtuvieron cuatro primeros y diez en 18 ocasiones en tercera oportunidad.

Los Giants fueron muy diferentes un día mas tarde, ellos si supieron cómo mantener apagada la ofensiva de los Bucs, que parecían tener ventaja al jugar en casa. Y al ganar dieron por terminado un lapso de siete años sin triunfo en postemporada para la franquicia.

Un factor a favor fue su defensiva profunda, que aprovechó la desesperación de Jeff García y lo interceptó dos veces, cortando de tajo ofensivas que pudieron hacer daño a los Giants.

Eli Manning dio un buen juego y comenzó a disipar dudas respecto a su capacidad de enfrentar partidos de playoff. Completó 20 de 27 envíos para 185 yardas y un par de anotaciones.

Ahora los Giants viajará a Dallas y los Seahawks visitarán la congeladora de Green Bay.

ak0y4b.jpgConferencia Americana.

Pittsburgh pudo ir hasta los juegos divisionales, pero la inexperiencia de su entrenador lo impidió. Tomlin dirigió mal en la semana 15 ante los Jaguars al no poder plantear una defensiva contra la carrera, permitiendo que Fred Taylor fuera su verdugo. El sábado pasó lo mismo, sólo que fue el quarterback David Garrard quien mató a los Steelers. Además, Tomlin mandó a su ofensiva a buscar una conversión de dos puntos sin razón. Se alejó de la lógica y pagó caro.

Hay quien argumenta que nada de culpa tienen los coaches en jefe sino los coordinadores, pero el coach principal siempre tiene, en cualquier situación, un derecho de veto.

Los Chargers mostraron en la primera mitad ante Tennessee su lado oscuro: ineficacia por todos lados, especialmente por cuenta de Philip Rivers, con el enojo evidente de Tomlinson. El estilo de Norv Turner desde que llegó a San Diego.

En la segunda mitad fueron el lado opuesto, aún sin Antonio Gates, y Tomlinson los sacó adelante corriendo, recibiendo y pensando. Si no fuera un jugador inteligente, además de superdotado, no hubiera anotado como lo hizo en la ofensiva que llevó al triunfo a los Chargers. Y le aseguro que Turner cree que fue él y no Tomlinson quien venció a los Titans.

San Diego no dará más, depender de uno o dos jugadores es fracaso seguro en playoff.

El fin de semana Indianapolis recibirá a San Diego y Nueva Inglaterra a los Jaguars.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!