Medios de Comunicación

Argentina 1978

La imagen “http://www.solofutbol.cl/futbol%20internacional/Mundiales%20de%20futbol/Argentina%201978/imagenes%201978/hinchada%201978.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.

Anécdota personal. El miércoles cumplió 30 años la primera conquista de un Mundial de futbol por parte de Argentina. La recuerdo de sobra por que fue el último evento deportivo que pude ver al lado de la persona que me enseño los deportes: mi madre. Estábamos en un hospital, ella luchaba contra el cáncer y me pidió prender la TV para ver la final, que deseaba ganara Holanda, pues decía que luego de Pelé, a quien vio en el Azteca ganar el Mundial de 1970, nada mejor que Cruyff, quien ya no estaba, pero sentía que su esencia seguía presente.

No acertó en su pronóstico pero celebró en grande y en serio el gol de Bertoni, que selló el triunfo gaucho, tanto que las enfermeras creyeron que necesitaba algo fuerte para el dolor, pero se llevaron una sorpresa al ver que era euforia y no llanto. A los años, el recuerdo de ese momento me enseño que los deportes pueden hacer magia, llevarte del infierno a la gloria y hacerte olvidar todo, por grave e irremediable que sea.

Antes y después del 78. Hace un par de años le hice una entrevista a David Toscana, uno de los mejores novelistas mexicanos, y como es regiomontano le pregunté si Tigres o Rayados le apasionaban. Me dijo que después de la decepción sufrida por el equipo mexicano en el Mundial de Argentina, se había convertido en damnificado del 78 junto a millones de mexicanos más, por lo que desde ese año no veía futbol y evitaba enterarse de lo que en él ocurría; quizá así dedicó más tiempo a las letras, para bien de la literatura mexicana.

Tlatelolco 1968 había marcado a una generación para siempre, diez años más tarde el futbol había marcado a otra camada de compatriotas también para el resto de su vida. Nada más acertado, el Mundial Argentina 1978 marcó un antes y un después en el futbol nacional y en nuestra sociedad por varias razones.

Fue la primera vez que la TV mexicana supo lo que era la competencia directa. Televisa y Canal 13(hoy TV Azteca) transmitieron todos los juegos de forma simultánea y en consecuencia pudimos ver que había dos tipos de periodismo deportivo: uno subjetivo, servil y ramplón; otro objetivo, profundo y crítico. Sobra detallar qué empresa tuvo cuál; José Ramón Fernández encabezaba el grupo de comentaristas de Canal 13. Lástima que hoy ambas televisoras hagan un periodismo muy parecido al primer tipo citado.

Luego, fue el primer Mundial donde los medios mexicanos creyeron ver posibilidades de llegar lejos al equipo nacional. Su fe los hizo desbocarse y generaron, salvo pocas excepciones, una ola de optimismo tan fuera de toda lógica que algunos pronosticaron un tercer lugar a México como mínimo.

En la primera fase, la goliza a Túnez era un hecho, igual un empate o hasta un triunfo ante Polonia y quizá, con suerte, un empate milagroso o una derrota con dignidad ante Alemania. La segunda ronda era segura, y más allá era cuestión de fe, que en esos días estaba muy barata y casi todos la compramos en cantidades insultantes.

Los tunecinos nos regresaron al suelo, pero tan de golpe que nunca ha sido igual: muchos seguimos sin creer en el futbol mexicano y dudamos de todo lo que dicen las televisoras antes de comprarles cualquier pronóstico o comentario. Ahí nacieron los Ratones Verdes, el cuestionamiento a los medios(electrónicos en especial) y la falta de fe en nuestro deporte.

Para más información, escucha El Fanático Radio en Vivo, de lunes a viernes desde las 7 de la mañana(9 Horas del Este USA/8 horas del DF, México) hacienco click en la imagen de portada situada arriba a la izquierda y luego dando un click en W-Radio. Ahí te esperamos.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!