• Tennis

    Abierto de Australia: Rafa Nadal Sobrevive a Dimitrov y ya Está en Semifinales


    Por Guillermo Fernández

    Increíble. Rafael Nadal Parera se ha colado en semifinales del Open de Australia tras imponerse al búlgaro Grigor Dimitrov con una evidente limitación con las heridas de su mano izquierda. Y es que el balear, a pesar de sus contratiempos físicos, fue capaz de reponerse e imponerse a un gran jugador por 3-6, 7-6, 7-6 y 6-2. Las heridas de su mano, en boca del propio tenista español, le provocan mucha dificultad en el saque.

    “Las vendas en la mano me afectan especialmente en el servicio, cuando tengo que empuñar la raqueta Espero que mejore la mano. La ampolla está mucho mejor, pero necesito jugar con la protecciones para que no empeore”, comentó tras el partido a pie de pista en la propia Rod Laver Arena.

    De ahí sus problemas con el saque. Hasta siete dobles faltas debidas, en parte, a su dificultad para agarrar bien la empuñadura con sus aparatosos vendajes. El nerviosismo cundía en el español cada vez que se acercaba a la zona de saque mientras que el búlgaro no paraba de apretar, de presionar. Dimitrov cuajó un excelente primer set adjudicándose el 100% de sus puntos con el primer servicio. Nadal no pudo aguantar el vendaval de un jugador búlgaro que, de seguir con la esperada progresión, será una de las mejores apuestas de tenis del futuro.

    En el segundo set las tornas cambiaron. Pronto se puso Rafa con break a favor, igual que en el tercero, pero en ambos una doble falta acabó por devolver a la igualada los diferentes parciales. En el segundo, el español se adjudicó con solvencia el ‘tie-break’ final pero el tercero fue otra historia. El búlgaro tuvo hasta tres puntos de set que no supo aprovechar. La primera bola la tuvo bajo el servicio de un Nadal que supo resolver bien la papeleta con 6-5 en juegos y la tercera, también bajo servicio balear ya en la muerte súbita, fue resuelta también sin sufrimientos por el español.

    Pero en la segunda estuvo el partido del búlgaro. El ‘Baby Federer’ desplazó a Rafa con un gran saque y, con toda la pista para él, mandó inexplicablemente fuera una derecha relativamente fácil que acabó con las esperanzas de llevarse el choque. En ese momento quedó claro que Dimitrov no ganaría el partido.

    Y es que a este tipo de jugadores cuando les tienes debes rematarlos. En caso contrario, será imposible doblegarles. Así, Nadal se acabó adjudicando la tercera manga y una cuarta sin historia, con Nadal crecido y Dimitrov hundido.

    A pesar de todo, el búlgaro está cada vez más cerca de alcanzar esos pronósticos deportivos de la web de bet365 que le colocan peleando por los grandes torneos en un espacio corto de tiempo. De este modo, Nadal ya está en las semifinales en Australia. Que pase el siguiente.

  • Beisbol,  Historia,  Números y Estadísticas,  Temas y Deportes Diversos

    Especial: El Legendario Orel Hershiser, del Beisbol de MLB a la WSOP

    Hace apenas unas semanas se cumplían 25 años del récord, todavía no superado, que marcó Orel Hershiser con sus 59 entradas consecutivas sin admitir carrera. La leyenda de Los Angeles Dodgers superó así la marca de 58 innings que había establecido Don Drysdale en 1968 y que a su vez rompía con el anterior récord, de 55 entradas (Walter Johnson en 1913), que había estado vigente durante 55 años.

    Aquel 23 de septiembre de 1988 Orel Leonard Hershiser IV entró a formar parte de la historia del beisbol para siempre. El pitcher, original de Buffalo (Nueva York), estuvo activo durante 18 temporadas en la MLB. Empezó y terminó su carrera en Los Angeles Dodgers y, entre otras distinciones, posee las de All-Star en 1987, 1988 y 1989, campeón de las World Series y World Series MVP.

    Tras su retiro en el año 2000, a la edad de 41 años, Hershiser se ha dedicado principalmente a ejercer de comentarista para la cadena ESPN. Sin embargo, pese a seguir vinculado al beisbol, parece que esta labor no es suficiente. Su insaciable sed de competición ha tenido que buscar un sustituto a la adrenalina de aquellos años de leyenda (consultar estadísticas de Hershiser en la MLB).


    Hershiser en sus labores como comentarista.

    El encargado de saciar la gran competitividad de Hershiser ha sido el más conocido de los juegos de naipes: el poker. El ex jugador de beisbol reconocía en una entrevista en EE.UU. que, en sus primeras apariciones en torneos, no sólo no había podido ejercer de ‘Bulldog’ (alias que se ganó en sus años como jugador precisamente por su incisivo espíritu competitivo) sino que más bien era el ‘fish’, aquellos jugadores –en oposición a los sharks- que son los más débiles de la mesa y además, en este caso, era un rival débil con mucho dinero.
    Sin embargo, Hershiser no tardó en ver que se estaba equivocando en su estrategia al jugar en mesas con altos límites que sólo le servían para perder su capital. Decidió que antes de llegar a niveles altos debía empezar por aprender bien el juego. Comenzar por asimilar bien la base (para quien no la conozca, puede aprenderla aquí), bajar los límites, probar diferentes estilos y jugar en distintos tipos de mesa y contra distintos tipos de jugadores para ver qué funcionaba y qué no funcionaba para sí mismo. Además, la conexión entre beisbol y poker se le hacía cada vez más evidente, lo que le ha permitido trasladar lo aprendido en sus años en la MLB a las mesas de poker.


    Hershiser juega para la conocida sala de poker PokerStars.

    Para el maestro Hershiser, tanto en el juego de cartas como para un pitcher, lo importante es la posición. Dónde y cómo colocarse, pero también conocer y saber utilizar lo mejor de uno mismo. En los torneos de poker, Hershiser predica con la fortaleza mental que se necesita para ganar la Major League: lo importante es pensar que siempre hace falta lo mismo para ganar. Hay que pensar que es lo mismo lanzar en el pen que en el séptimo juego de las Series Mundiales; del mismo modo que es igual de fácil ganar un bote de 100$ que de un millón. Hay que ir paso a paso para conseguir una victoria tras otra, algo de lo que sabe mucho Orel Hershiser.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!