• A NIVEL DE CANCHA,  DEPORTE SINALOENSE,  DORADOS DE SINALOA,  EDITORIAL DEPORTIVO,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Soccer,  Historia,  Medios de Comunicación,  Temas y Deportes Diversos

    A NIVEL DE CANCHA: Real Madrid Gana Fácil, Muy Fácil, a Un Barcelona en Ruinas

    Colaboración enviada por José David García.

    El Real Madrid ganó El Clásico ante el Barcelona casi por inercia, rutina y como si fuera algo de todos los días. El equipo de Ancelotti disminuyó al máximo los pocos argumentos ofensivos del Barcelona y con un futbol práctico, esperando en campo propio, defendiendo bien y buscando una contra, atacar los espacios o alguna jugada puntual, logró llevarse los tres puntos en el Camp Nou.

    A pesar de que el primer tiempo el Barcelona presionó arriba, recuperaba rápido la pelota y logró tapar el juego de Toni Kroos y Luka Modric, provocando que el Madrid tuviera poca fluidez con balón y no pudiera dar ni tres pases seguidos, los de Koeman no generaron grandes situaciones de valor gol a excepción del disparo que voló Dest y un cabezazo de Piqué en pelota parada, ya con 0-1 en el marcador.  

    Por su parte, el Madrid, con un plan de juego y ejecución bastante sencilla, con jugadores que no tuvieron su mejor partido y un entrenador que a día de hoy es bastante mediocre a nivel táctico como Ancelotti, ganó un clásico con poco futbol y que en pocos pasajes del partido sufrió contra un Barcelona que encontró nulas vías de penetración no solo para el gol, sino para inquietar a un Courtois que fue un espectador más.

    El Barcelona es un equipo bastante mediocre y con muy poco talento. Los de Koeman no cuentan en ningún puesto en el campo a día de hoy, con jugadores élite y resolutivos en el máximo nivel. Físicamente son fácilmente superados, juegan a un ritmo realmente bajo en donde sus jugadores la piden al pie y no domina las áreas como antes, ya que Ter Stegen ataja realmente poco y en ataque no tiene futbolistas con un tiro definitivo, en espera de lo que pueda hacer Ansu Fati en el corto y mediano plazo.

    A ese equipo derrotó el Real Madrid. Sencillo, fácil y hasta por momentos con suficiencia a pesar de lo corto del resultado por tramos largos del encuentro. Las virtudes de este Madrid son que Ancelotti al parecer encontró su línea de defensores-a falta de Carvajal en el lateral derecho-un centro del campo con piernas y creatividad-en espera de ver que Valverde tome continuidad y se olvide de las lesiones-y un tridente de ataque con gol, potencia física, habilidad para amenazar al espacio y al pie ante defensas muy cerradas o que te permiten correr, con los brasileños y el todo poderoso Karim Benzema.

    Y a pesar de que los tres de arriba no tuvieron su mejor partido, Kroos, Modric y Casemiro por momentos y tramos largos estuvieron imprecisos con la pelota y que no contaron con una tenencia de pelota fluida, rápida y precisa, vencieron fácil, muy fácil en el Camp Nou a un Barcelona en ruina tanto económica como deportivamente hablando y que no puede ante los grandes y sale humillado cada que tiene un examen medianamente exigente ante los clubes de su mismo estatus futbolístico, o inclusive un poquito inferior.

    Con esto, el Madrid llegó a 4 clásicos consecutivos con victoria y cinco sin perder, en aquel lejano encuentro en donde no sancionaron dos penales claros a favor del Madrid en el recinto de la Ciudad Condal y eso, deja ver la diferencia que existe actualmente entre los dos equipos.

  • A NIVEL DE CANCHA,  DEPORTE SINALOENSE,  Futbol Soccer,  Historia,  Medios de Comunicación,  Números y Estadísticas,  Temas y Deportes Diversos,  UN DÍA COMO HOY

    A NIVEL DE CANCHA: El Real Madrid de los Brasuleños, Benzema y los Centrocampistas, Funciona…

    Colaboración enviada por José David García.

    El Real Madrid llega al clásico ante el Barcelona con buenas sensaciones tras golear sin problemas al Shaktar Donetsk en la Champions League en Kiev por cinco goles a cero. Goleó básicamente porqué Ancelotti entendió que este equipo tiene que volver a sus bases: que los centrocampistas dominen el ritmo del partido, que el equipo sea sólido en defensa y que el tridente del ataque esté conformado por los brasileños Vinicius Jr, Rodrygo Goes y el francés Karim Benzema.

    El Madrid, así como lo dejó en claro su entrenador, debe jugar un 4-3-3. No por enaltecer el poema y la prosa que van contra la competitividad del juego, sino porque de esa forma este Madrid está naturalizado, tiene las ideas claras y mantiene equilibrio táctico tanto en ataque como en defensa.

    Ante el Shaktar, con el centro del campo de siempre, Modric, Kroos y Casemiro, el Madrid controló en todo momento la situación, no sufrió y le impidió a los ucranianos salir a la contra y generar al espacio y en estático. Por ende, Courtois no tuvo trabajo en exceso y nunca fue un equipo partido que quedara mal parado y tuviera muchos espacios entre líneas entre los defensores y los medios que le viera el número a los rivales como ante el Espanyol.

    Sin embargo, a pesar de tener la pelota, controlar la situación y de que el rival no les generó gran cosa, el Madrid en el primer tiempo no tuvo mucha profundidad, ni juego por dentro y por ende no contabilizó grandes ocasiones de gol, sin olvidar algunos remates de media y larga distancia al muñeco.

    Sin embargo, ya con ventaja y sin la necesidad de tener que hacer el desgaste y con un rival necesitado de buscar la portería contraria, el Madrid encontró los espacios en donde Vinicius y Rodrygo, gestionados por Kroos y Modric desde la calidad, la visión y la inteligencia, pusieron en juego la habilidad y contundencia de los brasileños para liquidar al Shaktar.

    Los jóvenes brasileños a pesar de tener menos nombre, jerarquía y pasado, son más útiles para Ancelotti ya que tienen todas las características para hacer daño tanto al espacio como recibiendo al pie, ya que cuentan con la potencia, regate en corto, conducción y una serie de habilidades que le dan al equipo Merengue equilibrio táctico en ambas áreas del campo.

    Además, con Karim Benzema como jefe de la orquesta, que baja, recibe, distribuye, combina con los centrocampistas e interpretar las zonas del campo que tiene que pisar en cada momento mejor que nadie, provoca que el Real Madrid arriba tenga juego en largo para contragolpear y poder ser eficiente cuando necesita abrir defensas muy cerradas y regalan el balón.

    Sería casi una herejía que el técnico italiano modificara el once ante el Barcelona en el clásico de este domingo, sin embargo al equipo por momentos le hace falta mayor ritmo para cambiar velocidades con balón y la posibilidad de presionar más arriba, por ello, no sería nada raro que el uruguayo Federico Valverde ingrese en lugar de Luka Modric que ya cuenta con 36 años, y como bien dicen, los años no pasan en balde.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!