Uncategorized

Caída libre

ank75f.jpgEl domingo pude ver el juego Baltimore-San Diego, dos de los equipos que más cambiaron de la campaña de 2006 a la presente.

Los Ravens fueron la mejor defensiva del año pasado: fueron los mejores de la liga en porcentaje de intercepciones y promedio de capturas de quarterback, encabezaron el circuito en cuanto a menos yardas y puntos recibidos por juego, además de estar entre los mejores cinco en casi todos los restantes departamentos defensivos. En la ofensiva no destacaron, pero fueron los mejores en porcentaje de goles de campo anotados y en tiempo de posesión, además de sublíderes en eficiencia en cuarta oportunidad y porcentaje de capturas de quarterback recibidas. Baltimore terminó con marca de 13-3 y en la segunda ronda de postemporada fue eliminado por Indianapolis.

San Diego fue la séptima mejor ofensiva, logrando encabezar la liga en promedio de puntos anotados por partido y terminando entre los mejores diez en yardas totales por juego, yardas terrestres por partido, promedio de ganancia por acarreo y por pase, primeros y diez por juego y eficiencia en tercera oportunidad. Y mostraron que tenían un quarterback con enorme futuro(Rivers), un ala cerrada de alto nivel(Gates) y un corredor tan bueno como pocos se han visto en los 86 años de vida de la NFL(Tomlinson). Los Chargers terminaron 14-2, pero toparon con los Patriots en la ronda de divisionales y su temporada terminó.

Baltimore insistió con Billick para esta temporada, mientras San Diego liquidó a Marty Schottenheimer. Los resultados en ambos casos han sido desastrosos: los Ravens tienen marca de 4-7 y llevan 5 derrotas en fila; los Chargers están 6-5 y sólo la mediocridad del Oeste AFC los hace líderes de división.

¿Por qué les sucedió lo mismo ante acciones diferentes? Por una razón obvia, no estudiar correctamente las tendencias de sus equipos. Baltimore se estaba haciendo un equipo viejo y no se renovó, ni en personal, ni en estrategia; los estudiaron y ya no sorprenden a nadie. San Diego no quiso entender que Schottenheimer estaba iniciando un proceso, se desesperaron y cortaron la inercia de crecimiento. Ahora ambos están en caída libre.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!