Beisbol,  DEPORTE SINALOENSE,  Historia,  JOSÉ "CHEPE" ZAZUETA,  Medios de Comunicación,  Números y Estadísticas,  TOMATEROS

Chepe On Deck: Adrián González, El Primer Mexicano

Texto enviado por José “Chepe” Zazueta

Culiacán, Sin. 13 de julio del 2011.- Me imagino que si lo notaron. Que el jonrón de ayer de Adrián González, en la edición 82 del juego de las estrellas en las grandes ligas, fue el primero conectado por un mexicano en este tipo de enfrentamientos. La recta cortada de 86 mph lanzada por el zurdo Cliff Lee, fue depositada atrás de la barda del estadio Chase Field  por right-center por el titán para este momento histórico del beisbol mexicano.

Fue un gran momento para el beisbol mexicano, como la participación de Adrián en el concurso de cuadrangulares. Pero en cuestión de ofensiva seguimos prefiriendo la actuación del gran Beto Ávila en el juego de estrellas de 1954. Frente a su público, en Cleveland Stadium, cerca de 70 mil aficionados, el veracruzano abrió en la segunda como tercero en el orden, en una alineación que incluía entre otros a: Minnie Miñoso, Yogi Berra, Micky Mantle, Al Rosen, Hank Bauer, Chico Carrasquel, entre otros. El otro line up, el de la nacional, no era un “flan”: Duke Snider, Stan Musial, Jackie Robinson, Roy Campanella, entre otros.

Ávila, quien por cierto ese año, 1954, ganó el título de bateo con un grueso .341 (único mexicano hasta el momento con tal hazaña). Apareció en su primer turno frente al gran Robin Roberts, lanzador de los Filis que ese año ganó 23 juegos y concluyó su carrera con 286 triunfos que lo llevaron al salón de la fama. Le sacó Beto Ávila imparable al left en la 1ra baja.

Segundo turno de Beto Ávila, cierre de la tercera y mismo resultado, otro imparable al left. En el siguiente inning, ya frente a nuevo lanzador, Johnny Antonelli, un zurdo de los Gigantes de Nueva York, Beto Ávila elevó de sacrificio para empujar a la goma a Chico Carrasquel. Cuarto y último turno, llegó en la sexta, frente a Warren Spanh, sacó otro imparable al left, para empujar su segunda carrera de este juego de estrella. Ahí concluía una de las actuaciones más brillantes (para mí la mejor) de un mexicano en un juego de estrellas. Con 3 turnos legales, 3 imparable, un fly de sacrificio y dos carreras producidas.

SIGUE SIN FIRMAR. La tan sonada y adelantada firma de uno de nuestros mejores prospectos, Roberto “Cañoncito” Osuna, sigue pendiente. Existen reportes que Yankees, Medias Rojas, Diamantes han mostrado cierto interés pero hasta ahí. Y es que se rumora que el bono no será tan alto como el del caballito, por el orden de los 3 millones de dólares. Si no que nadará más bajo porque tan bien sus millas ya no están tan altas, que anda en el vecindario de las 90 millas.

Y esa velocidad estimados amigos, aquí en Culiacán, hay al menos un par de chavos que la alcanzan: Jován García y Carlos Avilés y sin hacer mucho aspaviento. No sabemos si la sobre exposición o el haberlo adelantado a su proceso natural, jugando ya en liga mexicana de verano, le esté afectando. El caso es que la firma se está tardando. Gracias y que Dios los cuide.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!