Beisbol,  JOSÉ "CHEPE" ZAZUETA,  Medios de Comunicación,  Números y Estadísticas,  TOMATEROS

Chepe on Deck: «Jugamos Bien Siete Entradas» Dice Lorenzo Bundy

Columna enviada por Josè «Chepe» Zazueta

Culiacán, Sin.- “Solo jugamos buen beisbol durante 7 entradas; pero esto es de 27 outs”: Lorenzo Bundy. Cuando Lorenzo Bundy, manager de los Mayos de Navojoa, hace esta declaración en rueda de prensa, después de la derrota de su equipo 6-5 a manos de los Naranjeros en el tercer juego de la serie final de la Liga Mexicana del Pacífico, imaginamos que también se incluye.

Siempre hemos señalado que los play offs, máxime las series finales se juegan diferente a los juegos de temporada regular. Los enfermos se alivian, las lesiones o dolencias pasan a segundo plano, mucho menos existe el cansancio. La estrategia cambia. Quién está jugando bien se mantiene,  quién no, aun sea el de mayor nombre en el equipo, va a la banca; mucho menos andar inventando. Cuando un manager pierde un juego de serie final, en el cual tiene ventaja de 5-0 y a 6 outs de la mitad del camino rumbo al campeonato. No hay vuelta de hoja; es su responsabilidad.

Volvamos a la escena. Juego 3 de serie final. Salvador Robles está lanzando aspirinas.  Durante 7 entradas, 4 hits, 4 ponches, solo una base y  con solo ¡77 picheos! Lorenzo Bundy, en la octava entrada, saca del juego a su mejor hombre, Salvador Robles.  Hace el movimiento como lo venia haciendo en temporada regular.

Llama del bullpen  a su preparador. Zech Zinicola. Un servidor ni siquiera culparía a este lanzador que hizo lo que ha venido haciendo en toda su carrera: ser inconsistente;  siempre pone gente en base. Zinicola, sale dejando la casa llena. Entra el lanzador zurdo Oscar Félix quién saca un out; pero entra una carrera.

La ventaja disminuyó a 4 carreras y se quedan dos en base. Era el momento para que los mejores bomberos estuvieran preparándose y de seguir el rancho ardiendo entrar a apagar. Bundy, jala por Luis de La O. El lanzador derecho, al primero que enfrenta, no le mete ni un solo strike. La casa se vuelve a llenar de naranjas. La del empate ya está bateando.

Sin en ese momento no es para lo mejor en tu bullpen;  no se para cuando. Bundy, deja a Luis de la O, que desde aquí, desde Culiacán, se veía que no iba a meter ni un solo strike. De la O, regala otra base por bolas, con 4 lanzamientos muy descontrolados de manera consecutiva. Entra otra carrera. La ventaja es de solo 3. ¿Y el apagafuegos apà?

Viene a batear con la casa llena el cuarto bat Daryl Ward; dicho sea de paso esta noche es el mejor a la ofensiva con dos imparables frente a lanzador zurdo. Esa escena estaba ideal: el mejor contra el mejor. Hasta parece título de película. Bundy, se apiada de Luis de la O, lo remueve, parece que si, viene el mejor, pero… no. Le pone otro picher zurdo a Ward; que por cierto Ward, a los zurdos les batea mejor: .389

Resultado de este enfrentamiento, grand slam, ganan los Naranjeros 6-5. Y el estelar del bullpen nunca apareció. Quizá ya no hay otro momento así, apremiante, para usarlo. No lo se. Quizá Salvador Robles, el inicialista de los Mayos,  ya no vuelva a lanzar en estaserie final. No lo se.

Lo que si se, es que los managers también se equivocan. A veces, por mejores managers que sean, les queremos colocar un aura, hasta cierta magia. Pero ellos, los managers, como los jugadores, ampayers, comentaristas y directivos también nos equivocamos. Ni modo. Hoy le tocó a Bundy. Veremos si sus pupilos a quienes en tantas veces el ha rescatado. Ahora lo salvan a él. Ah, por cierto. Voté por Lorenzo Bundy, para manager del año en la Mexicana del Pacìfico. Hasta la próxima.

Para ver ediciones anteriores de esta secciòn haga click aquì por favor. Gracias.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!