Beisbol,  DEPORTE SINALOENSE,  Futbol Soccer,  JOSÉ "CHEPE" ZAZUETA,  Medios de Comunicación,  TOMATEROS

Chepe on Deck: ¿Y en México, Cuándo?

Columna enviada por Josè “Chepe” Zazueta.

Mientras que en el beisbol de Estados Unidos continúan enredados con una hiedra que ellos mismos alimentaron y dejaron crecer; nos referimos al doping. ¿Y en México?. O tenemos una liga más honesta y limpia que éstos, o  los controles antidopaje dejan mucho que desear. Vamos por partes.

En Estados Unidos verdaderos peces gordos han aparecido en estas indeseables listas. Cuando con Canseco, Palmeiro, McGwire, Álex Rodríguez,  Clemens, Bonds, Braun,  etc. etc. parecía suficiente. La lista sigue y sigue creciendo. En México aún no se reporta, no se conoce de manera oficial el doping de uno de esos llamados caballos.

De  repente supimos de un Chris Roberson, Gabriel Gutiérrez, Ismael Salas. Pero la generalidad son nombres de poca resonancia: Manuel Ávila, Jaime Trejo, Esteban Quiroz, Jesús Colomé, Luis Juárez, Héctor Hurtado, etc. Y no es que estemos deseando un escándalo de este tipo en el beisbol de nuestro país. Solo digo que nos parece raro.

Y como no lucir raro cuando en México no existe ni un solo laboratorio de exámenes antidoping  certificado a nivel mundial. La LMB emite boletines donde informan  que se apoya en la Comisión Nacional del Deporte para tales efectos. Sin embargo, hasta donde sabemos, los laboratorios certificados contra el doping más cercanos a nuestro país están en Cuba y en Los Ángeles, California.

El futbol mexicano está peor. Ni uno solo doping. Y cuando aparecieron, culparon a las vacas mexicanas que ni vela en el entierro tenían. Hace poco el “Gato” Ortiz, sí, el famoso arquero detenido en una prisión de Nuevo León por su participación como secuestrador, detalló que en la liga mexicana de futbol jamás fueron detectados los elementos vedados, como la oximetadona, sustancia que siempre se administró y que más tarde fueron hallados en controles de CONMEBOL.

Ahí está el caso de los seleccionados mexicanos: El Maza, el Hobbit, Sinha, Memo Ochoa y no sè cuantos más que nunca habían dado positivo; ni señas. Y cuando les aplicaron los exámenes en laboratorios de la UCLA, ¿cuál fue el resultado?… bingo: positivo.

Y es que a la FEMEXFUT y a la FIFA un servidor no le cree ni los buenos días. Así que ojalá y en el beisbol mexicano se hagan las cosas como Dios manda. Empezar porque  los exámenes antidoping sean aplicados en laboratorios certificados; en UCLA por ejemplo. Creemos que se daría un paso importante en credibilidad. Ojalá y nunca se les aparezca un pelotero mexicano resentido; al estilo José Canseco. Porque Dios guarde la hora. Gracias.

Para ver ediciones anteriores de esta columna haga click aquí por favor. Gracias.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!