DEPORTE SINALOENSE,  Futbol Soccer,  Medios de Comunicación,  Reportajes,  Temas y Deportes Diversos

Clases Gratis de Periodismo

http://www.observatoriofucatel.cl/wp-content/uploads/2008/11/prensa_1.jpg

Parece que los jugadores de la selección mexicana, y algunos que ya no están en ella, se han puesto de acuerdo para maltratar a la prensa, con excepción de las grandes televisoras mexicanas.

Escuchamos a Nery Castillo hace semanas mostrar su escasa materia gris al casi literalmente retar a golpes a un reportero, según recuerdo del periódico Récord, para luego cerrar el numerito tratando de humillar a todos al decir que él estaba en Europa y el reportero en México, de donde nunca se iría. Le faltó decir que la liga de Ucrania es el circuito más importante del continente citado y que por eso ahí jugaban estrellas como él. Lo pensó quizá pero su neurona (no creo que haya más) le dijo que nadie le iba a creer y mejor hizo lo que mejor lo hace ver, mantener la boca cerrada. Más tarde, algunos como Pavel Pardo, justificaron el papelito y aclararon que, faltaba más, la culpable era la prensa.

http://hispanic.com/photos/new_pics/images/4998/original.aspx

Hace menos tiempo vimos otra vez al divo uruguayo-griego-mexicano (o donde paguen mejor) despotricar después de un mal juego del equipo mexicano. Dijo que vio un juego diferente al que todos habíamos visto, negó la mala actuación de la selección y habló como si se tratara de Brasil, España, Alemania o (ay¡ dolor) Estados Unidos.

No hace mucho, un reportero de ESPN entrevistó a Oswaldo Sánchez, buen portero todavía, hoy fuera del equipo mexicano, y antiguo capo de las selecciones que manejaron Hugo Sánchez, Jesús Ramírez y Sven Goran Eriksson, sólo por mencionar algunos técnicos que lidiaron con sus indisciplinas. En un momento, Sánchez dio clases de periodismo al decirle al entrevistador que lo que le iba a decir no era como lo iba a decir, sino como él lo interpretaba y no como el reportero entendería lo que iba a decir. En resumen, habló como digno miembro de la clase política mexicana.

http://4.bp.blogspot.com/_Z6kyoCCcYd0/RdFDE-0lNVI/AAAAAAAAAnM/Siguj4hS3-w/s320/mexico_omar_bravo.jpg

Hace días le tocó la clase a Omar Bravo, que según recuerdo, dejó plantado a un grupo de niños en Los Mochis sin la menor explicación, lo que no se si haya hecho después. Le preguntaron al sinaloense ejemplar sobre su futuro y molesto, palabras más, palabras menos, contestó que la prensa hablaba sin saber nada, puras especulaciones. No entendió que por eso le preguntan, para que evite especulaciones y diga la verdad sobre si se queda en México o regresa a España a quemarse más como jugador y persona. Y cree que tiene el derecho de gritarles “asalariados” a los reporteros de los medios de Guadalajara, como cuentan que hizo antes de ir a comerse (ajá…) la liga española.

Y en el fondo, todo comenzó a surgir desde que el programa Futbol Picante, de ESPN, y diarios como Récord, comenzaron a hacer un periodismo deportivo serio, lo que implica crítica, no como el que ha hecho casi toda la prensa nacional desde hace décadas y que mejor se puede llamar “porrismo”, en dos acepciones: una por ser animadores declarados de equipos, jugadores, técnicos, directivos y selecciones nacionales, y otra por ser golpeadores a consigna, sin la más mínima muestra de dignidad y decoro profesional.

http://img.skysports.com/08/02/218x298/NeryCastillo_649229.jpg

Ahora los protagonistas se asustan y tratan de mostrar el camino correcto que, según ellos, es el de la adulación, la lambisconería y la falta de respeto a la verdad, la objetividad y muchos otros valores del periodismo en todas sus variantes de género y de naturaleza de los medios.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!