Atletismo,  Automovilismo,  Basquetbol,  Beisbol,  Boxeo,  Ciclismo,  Columna EL FANÁTICO,  DEPORTE SINALOENSE,  Futbol Americano,  Futbol Soccer,  Golf,  Historia,  Hockey,  Juegos Olímpicos,  Medios de Comunicación,  Temas y Deportes Diversos,  Tennis,  Uncategorized

CONADE: Capricho del Señorito Bernardo

Esta semana se anunció un proyecto llamado “Un Mexicano Rumbo a la Fórmula Uno” por parte de la CONADE (Comisión Nacional del Deporte) y la FMAD (Federación Mexicana de Automovilismo Deportivo). Una más de las banalidades y groserías de Bernardo de la Garza, el junior que encabeza el organismo público citado.

El proyecto consiste en que cada estado inscribirá a dos pilotos de kart, de entre 12 y 14 años, en un serial de diez fechas que se desarrollará el año próximo. Ya confirmaron su participación diez entidades, las que obviamente tienen circuito o autódromo autorizado por la FMA y que serán sedes del campeonato.

¿Y las que no tienen? Sencillo, pues seguro pagarán gastos de pilotos, equipos y traslados, aunque no tengan evento, ya que no se aclaró si será a cargo de las instituciones estatales encargada del deporte o la CONADE. Como si lo estados tuvieran dinero para cumplir caprichos al junior citado.

Me pregunto que pensarán los directores de algunos institutos estatales del deporte, como el de Sinaloa, que debe haber celebrado que ya se va y no tendrá que cargar con esta consigna por demás tonta, banal y fuera de sentido común.

El automovilismo es un deporte con todas las de la ley, aunque muchos lo discutan, pero indudablemente es de naturaleza diferente a la del deporte amateur, del cual se ocupa habitualmente la CONADE, pues el deporte motor es caro y por tradición se nutre financieramente de aportaciones privadas.

No es de extrañarse lo que hizo Bernardo de la Garza, como antecedente esta que cuando Esteban Gutiérrez se coronó en Monza en la GP3 hace semanas, viajó a Italia, muy posiblemente a costo del organismo del que se sirve como si fuera dueño. Y luego, el enorme gasto del Festival Olímpico Bicentenario, evento costoso e improductivo.

Me fascina el automovilismo desde que sé que existo, pero me parece que es un deporte que no necesita inversión pública, es un deporte de gente con muchos recursos y no es justo que ahora vaya a succionar dinero de nuestros impuestos mientras hay muchos jóvenes de muchas disciplinas que viajan a competencias sin viáticos y hasta sin uniformes.

Este proyecto de “Un Mexicano Rumbo a la Fórmula Uno” es tan inútil como que Enrique Garay venga a decirnos que el inconcluso Centro de Alto Rendimiento está “muy moñito“.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!