Atletismo,  Basquetbol,  Beisbol,  Ciclismo,  Futbol Americano,  Futbol Soccer,  Historia,  Hockey,  Juegos Olímpicos,  Medios de Comunicación,  Reportajes,  Temas y Deportes Diversos

Dañina Cacería de Brujas

http://canchalocal.files.wordpress.com/2007/08/barry-bonds-756-7-de-agosto-de-2007-ap.jpg

Igual que en la etapa más oscura de la Edad Media en Europa o durante el Macartismo después de la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos, el beisbol y el deporte en general están siendo perseguidos. Y ahora todo es sospecha y nadie se acuerda de los atletas honestos y exitosos, su lugar en lo medios lo ocupan los tramposos.

El primer objetivo hace casi una década fue Mark McGuire y, en un plano menor, Sammy Sosa. Luego el patético final de la vida de Ken Caminitti atizó la hoguera. José Canseco destapó la cloaca con su primero libro, para después dedicarse a hacer el ridículo en todo lo que emprendió. Después comenzó la cacería sobre la presa grande: Barry Bonds, quien quizá aún no ha visto lo peor. Rafael Palmeiro pagó caro poco después de llegar a los 3 mil imparables por mentirle al Congreso norteamericano. Y con el Informe Mitchell se destapó el caso de muchos más, que para su fortuna han quedado en las sombras con la persecución sobre Roger Clemens, el arrepentimiento de Andy Pettitte y el enorme lío en el que está metido Miguel Tejada.

http://cfs3.tistory.com/upload_control/download.blog?fhandle=YmxvZzIwNzUxQGZzMy50aXN0b3J5LmNvbTovYXR0YWNoLzEvMTg0LmpwZw==

En otros deportes los casos no han sido menos: Florence Griffith Joyner se fue a la tumba quizá por inyectar en su cuerpo lo que no debía; Lance Armstrong nunca ha eliminado la sospecha de haber ganado varias veces el Tour de Francia con ayuda química; Marion Jones y su exmarido, Tim Montgomery, fueron plusmarquistas mundiales y medallistas olímpicos y ahora están en la ruina económica y moral; un  antiguo árbitro de la NBA está en prisión por vender juegos; una vieja joven promesa de la NHL está en prisión por mandar a asesinar a su entrenador de liga juvenil, que abusó sexualmente de él y muchos más; y la NFL no sabe que hacer con todos los que delinquen durante los recesos entre temporadas.

Los equipos no han estado exentos: el Juventus y otros equipos de la liga italiana se fueron a la segunda división por corrupción luego de que Italia se coronara en Alemania 2006; la selección mexicana de futbol se vio en problemas con FIFA por los doping positivos de Carmona y Galindo en la Copa Confederaciones 2005; el West Ham United de la Liga Premier sigue bajo investigación por fraude en el contrato de Carlos Tévez; y el futbol de la mayoría de los países excomunistas de Europa del Este se dice que han servido para lavar dinero sucio de todo tipo de actividades ilícitas.

http://www.siue.edu/BUSINESS/cmis/werner/state03/mass_comm.jpg

Nadie ha ganado tanto en todo esto como lo han hecho los medios de comunicación. Y lo peor es que el periodismo de investigación, el que analizaba a los equipos y atletas exitosos, el que contaba la historias edificantes, ha desparecido para dar paso al escándalo, al atleta en tragedia en turno. El tramposo ahora recibe más espacio que cuando lograba alguna hazaña.

No creo que entre los mencionados haya inocentes, quizá todos son culpables y han merecido el desprecio del público y las sanciones que sus deportes y la leyes les han impuesto, pero no por eso creo que deban ser los que se lleven todo el espacio, creo más bien que quienes hacemos la crónica deportiva regresemos a buscar a los atletas honestos y el análisis objetivo, tanto escándalo nos ha cambiado el rumbo. La cacería ha perjudicado también a los medios.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!