Columna EL FANÁTICO,  DEPORTE SINALOENSE,  DORADOS DE SINALOA,  Futbol Americano,  Futbol Soccer,  Medios de Comunicación,  Temas y Deportes Diversos

Deporte Mexicano: De Pena Ajena (y Mucha)

Por lo menos por tercera ocasión en dos meses el futbol mexicano se ve envuelto en un escándalo barato: primero la vulgar celebración de un gol de parte de Marco Fabián y Alberto Medina; luego la expulsión y suspensión de Fausto Pinto por insultar a Tomás Boy; y ahora las acusaciones de Ricardo Ferretti y Rafael Lebrija contra Saturnino Cardozo por amenazas de muerte de hace años.

¿Y sabe lo que va a pasar o pasó en cada caso? Absolutamente nada, es decir, todo quedará en el olvido en días, ya sea porque otro asunto igual o peor ocupe la atención, ya sea porque se logre una solución poco digna e inteligente o porque simplemente, en el mejor de los casos, el juego sea lo que llame la atención y no las bajezas.

El deporte estadounidense no está libre de culpas, pero a diferencia de lo que pasa en el deporte mexicano (pues no solo es el futbol), ahí toman decisiones que sirven de escarmiento, como el despido por encubrir delitos sexuales de un asistente, del coach Joe Paterno (arriba en la foto con Jerry Sandusky, el acusado), de la Universidad de Pennsylvania, a pesar de ser el entrenador con más triunfos en la historia del futbol americano colegial y su más de medio siglo con el equipo.

La NFL acaba de multar a un coach con 75 mil dólares por insultar a un aficionado, con 10 mil a un jugador que se burló de otro que pagó condena en la cárcel, y suspendió dos juegos a otro por pisarle la cabeza intencionalmente a un rival, mientras en el futbol mexicano nada pasa ante supuestas amenazas de muerte, insultos en televisión abierta y la banalización de la violencia que sufre la sociedad civil desde que llegó Calderón.

Lo peor de todo es que ese mediocre universo del futbol mexicano es reflejo de lo que pasa en la sociedad mexicana: una élite corrupta con dinero decide por y para sus intereses, mientras los organismos de gobierno sirven a esos propósitos con cinismo, al tiempo que los medios se voltean para otro lado y la gente se come el teatro con gusto.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!