Uncategorized

Desde Barcelona

http://estaticos02.cache.el-mundo.net/elmundodeporte/imagenes/2006/11/14/1163517151_0.jpg

Texto enviado desde Barcelona por Rosabel Salazar

Un ex de Dorados de Sinaloa es el nuevo DT del Barcelona para la próxima temporada; se trata de Pep Guardiola. El jugador que comandara el centro del campo para los Dorados durante el torneo de Clausura 2006, es toda una institución en el Futbol Club Barcelona: Catalán, forjado en las fuerzas básicas del club, Capitán del Barça del «Dream Team», aquel que ganó para el club la primera Champions (Wembley 1992) y célebre por su frase al brindar la Copa a la afición: «Ciutadans de Catalunya, ja la tenim aquí!!!».

Al final, el hilo se rompe por lo más delgado, y de esta sequía de títulos hilada por el Barcelona durante los dos últimos años se ha encontrado culpable a Frank Rijkaard. La elección del técnico que dirigirá el nuevo proyecto de equipo, suscitó un gran debate en el entorno barcelonista. La mitad de la junta directiva que encabeza Joan Laporta se inclinaba por José Mourinho, pero su estilo de ver y jugar el fútbol no es compatible con la filosofía del jogo bonito que gusta de practicar el club. Por si fuera poco, Mourinho -siempre polémico- se convirtió en persona no grata para los culés (aficionados blaugranas) tras las airadas declaraciones sobre Leo Messi cuando el técnico portugués se enfrentó al Barça dirigiendo al Chelsea en los octavos de final de la Champions League 2006.

En el Barça una vez más se ha impuesto la voluntad del «presidente oculto», Johan Cruyff. Hace menos de un mes que el holandés dio el visto bueno para que Guardiola dirija el primer equipo y la junta directiva se ha apresurado a concederle un año de prueba (el cargo será ratificado en la próxima reunión). Josep Guardiola Sala obtuvo su acreditación de entrenador en julio de 2006, esta temporada dirige al Barça B, equipo filial que pelea por el liderato.

Que lástima por Rijkaard, es un técnico ganador, el mejor técnico del 2006 y por su palmarés, uno de los que más satisfacciones ha brindado al barcelonismo; pero el futbol es de ciclos y en el Barcelona la era Rijkaard está a punto de cerrarse.

Excepto en la delantera, el equipo se renovará en todas sus líneas para organizarlo alrededor de la figura de Leo Messi. En la lista de transferibles entran: Deco, Márquez, Ronaldinho, Eto’o, Zambrotta, Silvinho y Henry. Quizá al final se salven Márquez, Henry y Eto’o, a los tres los necesitan como moneda de cambio para los nuevos fichajes; Ronaldinho no vale nada: Con su estado de salud no pasa ningún examen médico (intensos rumores de vida nocturna y drogas); sería una apuesta muy arriesgada si un equipo se anima a pagar los 20 millones de euros que vale su pase. A Rafa Márquez puede que lo necesiten en el terreno de juego si no consiguen amarrar a tiempo los refuerzos en defensa (Gabi Milito estará 6 meses fuera de combate y el pase de Zambrotta al Milan está casi firmado).

Ahora todo el morbo gira en torno al clásico de mañana en el Santiago Bernabeu: En Europa es tradición que cuando un equipo gana la liga antes de que esta concluya, en los partidos restantes, los jugadores del equipo rival le forman una valla de honor a la salida del túnel de vestidores. Teniendo en cuenta la rivalidad entre los dos equipos la afición blaugrana se lo toma como una ofensa. Desde el club han surgido rumores de que no harán la valla, dado que no los obliga el reglamento, pero sería totalmente antideportivo. Incluso desde la prensa catalana se acusa a dos jugadores (Eto’o y Deco) de haberse borrado intencionalmente de este partido al acumular tarjetas amarillas en el juego pasado con faltas innecesarias.

No se justifica, pero de Eto’o se entiende que quiera evitar los silbidos del Bernabeu: cuando el Barça ganó la liga el 2005 a Eto’o se le multó y se le obligó a disculparse públicamente por haber cantado en el Camp Nou la consigna «Madrid cabrón saluda al campeón»; era una molestia personal de este jugador, porque el Real Madrid lo descubrió, pero lo tuvieron muchos años sin debutar ni venderlo (el Barça lo quería y para que no lo tuviera, el Madrid lo conservaba cedido a diversos clubes o filiales); al final vendieron parte de su carta al Mallorca y negociando con este equipo llegó al Barça en la temporada 2004-2005. Ese mismo año Eto´o se llevó el Pichichi que contribuyó en gran medida a que el Barça ganara la liga.

A Deco lo pierde el carácter, es muy temperamental, en el terreno de juego es el recuperador, el que reparte el juego; es también, una especie de hermano mayor de todos los jugadores, cuando hay conatos de riña es el primero en llegar a poner el pecho y darse de empellones con los rivales. Siempre juega al límite y no le importan las tarjetas -pero deberían importarle como parte de su trabajo-. El domingo ante el Valencia, se enervó con Marchena, el jugador del Valencia fiel a su futbol sucio y de provocaciones había pasado el partido repartiendo patadas, incluso a Eto’o le dio un pelotazo cuando estaba tirado en el césped, por eso cuando le hizo una entrada dura a Deco, este le cobró todas y le sacaron la quinta amarilla.

Yo, a Deco lo alinearía siempre, es un apasionado del fútbol. Se irá del Barça porque es la figura a partir de la cual Rijkaard articuló el estilo de juego del equipo (en palabras del técnico: «si Deco está bien, el Barça está bien»), y sin Rijkaard al timón… Además, el vestuario necesita un nuevo líder, o más bien, que no haya tantos líderes discutiéndole la autoridad al capitán de casa, el incombustible Carles Puyol.

Sólo queda desear que la magia del prometedor tridente blaugrana (Giovanni-Messi-Bojan) funcione mejor que la delantera de los 4 fantásticos (Ronaldinho, Eto´o, Henry y Messi). El Barça perdió la liga, pero le queda una importante batalla: la lucha por el segundo lugar en la clasificación general, que lo exoneraría de enfrentar la fase previa en la próxima Liga de Campeones. No la tendrá fácil, su primer rival a batir es el Villarreal, pero yo no descartaría al Atlético de Madrid de Javier Aguirre.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!