Atletismo,  Columna EL FANÁTICO,  DEPORTE SINALOENSE,  Historia,  Medios de Comunicación,  Temas y Deportes Diversos,  Uncategorized

Destrozos por Reparar en el Deporte Sinaloense

(Malova en la carrera del Higueral en 2008)

Sin duda el deporte no quedó libre de daños en las pasadas campañas políticas celebradas en nuestra entidad. Al menos en lo que respecta a las carreras pedestres, hubo destrozos notables que bien vale la pena enumerar para que alguien se haga cargo de resarcir el daño hecho a los deportistas y a la sociedad civil, aunque no sean los responsables directos de tales males causados por razones personales y mezquinas.

Tomaré sólo el caso de tres eventos, comenzando por la famosa carrera Polo González, que desde hace años se celebra el último domingo de Diciembre en el poblado de El Higueral, muy cerca de Eldorado. Este evento tuvo la promesa, por parte de funcionarios del Ayuntamiento de Culiacán a fines del año pasado, de una considerable aportación económica para la bolsa de premios, lo que nunca llegó cuando se supo que estaría participando como corredor el ahora gobernador electo de Sinaloa.

El evento salió como el organizador pudo y fue ayudado por muchos, pero se le dio una grave estocada a uno de los mejores eventos atléticos de nuestro estado, uno de los pocos por cierto, que se libra del despojo que hace con muchas carreras la Asociación Estatal de Atletismo, que nunca das cuentas del 7 y el 14 por ciento que arranca de los premios a los mexicanos y extranjeros, respectivamente, lo que trataremos a detalle en una próxima entrega.

(La salida del Maratón Culiacán 2010, con luchadores estorbando, al lado de Adriana Fernández, ganadora del Maratón de NY. Todo un circo alrededor de Vizcarra)

Luego siguió el Maratón de Culiacán, que fue entregado íntegro por el Club Painani, a través del presidente del patronato del evento, para su uso a discreción al IMDEC, que abiertamente menospreció todas las ediciones anteriores y el esfuerzo vertido en ellas por muchos héroes anónimos y lo convirtió en un evento de abierto proselitismo para el entonces presidente municipal y ahora candidato perdedor al gobierno estatal.

Fue un circo el maratón culichi, desde el engaño del monto de premios que luego el director improvisado de la carrera no supo ni cómo explicar (llegando a culpar a los diseñadores del cartel), hasta luchadores en la salida estorbando y una locutora torpe en extremo metida, no sé por que razones, a oradora oficial durante la carrera. Todo con la complacencia y complicidad de los presidentes del patronato y el Club Painani. Mario López Valdés participó, pero fue imposible suspender la justa, hubiera sido demasiado.

No corrió con las misma suerte la carrera anunciada en Las Cabras, en el municipio de Escuinapa, para el pasado mes de Mayo, que simplemente no se celebró ante el anuncio de la posible participación del ahora ganador de la elección a gobernador de Sinaloa y la declaración del organizador de darle su voto. Incluso el organizador fue despedido de su trabajo en el ayuntamiento del municipio citado.

(El desastre de organización hecho por el IMDEC en el Maratón de Culiacán 2010. Es la llegada a la meta de los niños, junto con la de corredores regulares, un peligro que jamás aceptaron que fuera tal)

Y se puede incluir en este recuento que hace muy pocos años el espacio hoy denominado Parque Ecológico, al lado del Jardín Botánico, fue objeto de intento de apropiación para su uso indiscriminado por parte de la sociedad que administra ambos lugares, argumentando el grave deterioro del sitio, cuando ese mismo organismo es quien tenía en el abandono el lugar.

Vamos a ver si el próximo presidente municipal de Culiacán y el entrante gobernador pueden hacer algo por rescatar estos (y muchos más) eventos y salvaguardar espacios deportivos de los intereses privados, en pos de un buen uso y disfrute de su carácter público por parte de la sociedad sinaloense.

El deporte y la cultura son los clavos ardiendo de los que Sinaloa está agarrado, hay que sostenernos fuerte y no dejar a los notables por su dinero apropiarse de ellos.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!