Uncategorized

El Ego de Hugo Ahogado

fotofijasoccer6.jpg

Texto enviado por José Luis Pérez

Lo que era un secreto a voces se convirtió en una anunciada realidad. Hugo Sánchez Márquez se convierte en otro nombre más de larga lista de fracasos en el Tri y el destino del equipo ahora estará en manos de un “campeón del mundo”.

Pocas veces se puede saber de un consenso general en el futbol mexicano para discutir algún tema de verdadera importancia como lo era en esta ocasión. Todos los propietarios de los clubes no pretendieron engañarse ni tampoco vender falsas esperanzas a la afición de nuestro país, a sabiendas que se viene el más complicado de los compromisos que tiene el Tricolor para los próximos meses, como la eliminatoria mundialista.

Hugo no fue tan malo como se le quiere satanizar, pero la realidad es que, como señala el dicho popular, “el pez por su propia boca muere”. Si Sánchez Márquez se hubiera comportado durante el pasado proceso de Ricardo La Volpe, tal vez se le hubiera dado el beneficio de la duda para recomponer el camino. Su gran pecado fue realizar las misma cosas que criticó en su momento, además de caer en torneos que eran prioridad para México en busca de limpiar su prestigio a nivel mundial.

Lo cierto es que Hugo no fue el mismo de antes cuando arribó a la Selección Nacional. Se le notaba inseguro, con miedo y falto de aquella personalidad que era su etiqueta en Pumas. Ese saco tirado en el área técnica, su publicidad en el traje, sus constantes sarcasmos y demás detalles que murieron con la terrible y pesada responsabilidad de mantener por buen rumbo a cuadro azteca.

Otro ex puma-atlantista llega a intervenir en los compromisos que faltan en este año: Jesús Ramírez. Para golpear más el mancillado orgullo y ego de Hugo, llega en su lugar alguien con un perfil completamente diferente a él. Chucho llegó a la Sub-17 como un verdadero desconocido, a pesar de su larga trayectoria por el balompié, y consiguió lo que ningún entrenador de futbol ha podido en este país: ser campeón del mundo. Queda todavía en reserva la llegada de un nuevo timonel al conjunto verde, pero la lista de prospectos comenzará a ser más abultada ahora que se oficializó que el puesto está vacante.

Ahora, serán tres las interrogantes que envolverán al Tri: ¿será mexicano el próximo entrenador?, ¿será mexicano? o ¿seguirá Chucho?, vaya dilema.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!