Futbol Soccer

El Inicio

Texto enviado por José Luis Pérez( Al centro en la foto)

chivas-751606.jpg

Cuando era pequeño no entendía mucho de eso llamado futbol. Mi padre prefería el box y el frontón, mientras que mi hermano evitaba todo lo que se relacionara con el deporte.
Contrariado, me acerque a la familia de mi madre, originaria del occidente mexicano. Todos ahí, fervientes seguidores de la religión chiva, no sabían cómo explicarme el don que tiene el balompié en el alma de la fanaticada.

Por decisión propia, intente meterme de lleno a lo que olía y sabía a futbol. Para empezar, no me perdí ni uno de los encuentros del Mundial de Italia 90. No conocía a los equipos y me enamoré del nivel de unos azules (Argentina) y unos blancos (Alemania), los cuales eché a la suerte cuando se enfrentaron en la final.

Fue entonces que comencé a cabilar acerca del significado de la pasión. Los domingos en la mañana no eran para ver programas infantiles, sino para seguir cada una de las hazañas de Hugo Sánchez en el Real Madrid. Sin saberlo, un verdadero aficionado crecía dentro de mí sin que me diera cuenta.

Pequeño, pero con una memoria indescriptible, hice del deporte más bonito del mundo «una forma de vi-da», la cual compartí con «gente ma-yor» que yo, ya que a ninguno de mi generación le interesaba ni un poquito lo que pasaba en el hermoso universo pambolero.

Y ahora, bajo el manto de las palabra, puedo compartir esa memoria que me ha dado el tiempo, para poder insinuar en frases lo que es la magia inigualable de un deporte llamado futbol.

2 Comentarios

  • Gerardo Osornio

    No tenemos la menor idea, pero de algo estamos muy seguros: no es hija ni pariente en ningín grado de Jorge Vergara, ella tiene clase de sobra y orgullosamente lo demuestra inflamando el pecho.
    Y nosotros también queremos su nombre, y además su dirección y teléfono. Si obtienes una pista, te vamos a agradecer que nos la facilites.
    Sigue entrando a este blog. Gracias.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!