Uncategorized

Fuerza Rojinegra

fotofijasoccer1.jpg Texto enviado por José Luis Pérez.

“Las locuras que más se lamentan en la vida de un hombre son las que no se cometieron cuando se tuvo la oportunidad”, decía bien el humorista Helen Rowland.

A pesar de que Atlas lleva más de medio siglo escondido en el frío olvido de los campeonatos, un “volado” y un poquito de suerte los tiene ahora en la antesala de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América.

Ésta resulta ser ahora una gran oportunidad para el club tapatío para figurar a nivel internacional, donde nunca han figurado aunque históricamente ha sido uno de los equipos que gusta de brindarle a la afición “espectáculo” y buen futbol”.

Ya en el año 2000, los Zorros supieron lo que era la alta competencia en este certamen continental. La escuadra atlista disputó la Copa junto con el América, enfrentado en ese entonces al River Plate de Argentina, a la Universidad de Chile, a los colombianos Atlético Nacional y Junior de Barranquilla, así como al Palmeiras brasileño, que terminaría echándolos en los cuartos de final. Ese cuadro rojinegro, dirigido por el argentino Ricardo LaVolpe, contaba con gente de gran calidad, como Mario Méndez, Juan Pablo Rodríguez, Hugo “Misionero” Castillo, Jorge Santillana, Miguel Zepeda, Eduardo Lilingston, el culichi Omar Briceño y el ahora “dorado” Daniel Osorno.

Por ello, Miguel Ángel Brindisi y sus muchachos tienen una seria obligación en mejorar los números del equipo en esta edición, aunado a que pocas ocasiones como esta va a encontrar Atlas para lucirse en una vitrina internacional tan importante como la misma Copa Libertadores. Cabe recordar que el único evento foráneo que el conjunto del Paradero ha conseguido fue una amistosa Copa Marlboro en 1990, en la que se enfrentó a las Selecciones Nacionales de Colombia, Costa Rica y Polonia.

La escuadra de La Paz, su rival, parece ser la “víctima” en esta serie, aunque la pesada altura en el partido de vuelta en Bolivia pueda ser un pretexto perfecto para dar la sorpresa.

Atlas tiene la sartén por el mango, y su lugar en la siguiente fase parece estar casi apartado.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!